Toma de Guernica: ¡Basta de represión! ¡Tierras para vivir!

0
219

Desde la Corriente Socialista Militante, sección argentina de la Corriente Marxista Internacional nos solidarizamos con las familias de Guernica y repudiamos la represión ordenada por el juez de Cañuelas, Martín Rizzo y ejecutada por 4.000 efectivos de la Policía Bonaerense armados hasta los dientes. Como señalo Nora Cortiñas de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora «Tanto Berni, como Larroque, Kicillof y Alberto Fernández que avalaron este operativo, venían amenazando con represión y beneficiando a sectores privilegiados en vez de dar soluciones de fondo al problema de la vivienda, quieren disciplinar al pueblo, es siniestro. El Estado es responsable por el daño a estas más de 1400 familias»

La respuesta represiva contra familias con chicos se da en el marco de una situación social y económica cada vez más grave para la clase trabajadora y los sectores populares. La crisis capitalista que avanza entrelazada con la pandemia se ha transformado en una tragedia. En lo que va del año ya hubo más de 1.800 tomas de terrenos solo en Buenos Aires, según estimaciones del Ministerio de Seguridad.

Pero los casos de desalojo se multiplican por todo el país. Recientemente vimos el desalojo de terrenos tomados en Los Alisos, en la localidad jujeña de Palpalá, o las situaciones de violencia que están atravesando actualmente las comunidades wichí y weenhayek ubicadas en la ruta nacional 86 en la región del Chaco Salteño. También el desalojo violento de 90 familias del predio ubicado en 812 y Arroyo en el barrio la Paz en San Francisco Solano, Quilmes.

En Córdoba investigadoras e investigadoras de la Universidad Nacional de Córdoba advirtieron sobre “un nuevo ciclo de tomas de tierras”. Miles de familias se encuentran peleando por un pedazo de tierra para vivir, Ampliación Cabildo I Sur, Barrio José Ignacio Díaz y Estación Ferreyra son algunos de los casos que se multiplican rápidamente. En Rosario 200 familias se asentaron cerca del estadio de hockey reclamando el derecho a la vivienda. En Bariloche, sur de la Argentina, hubo 20 tomas de tierras en el año.

La economía de subsistencia que propone el Frente de Todos, como alternativa al ajuste brutal y criminal del macrismo, es insuficiente por sus propios limites de clase. Oleadas de tomas se combinan con niveles de pobreza que ya alcanzaron al 40,9% de la población en el primer semestre de 2020, esto se traduce en 18,5 millones de argentinos pobres y 4,7 millones de indigentes. Esto es lo que puede ofrecer el capitalismo argentino en su fase de crisis aguda. Esto deja claro que necesitamos un programa real, que ofrezca una salida real a la crisis capitalista de la vivienda, y esta salida debe partir de la reorientación y planificación de la economía a favor de los trabajadores.

Llamamos a desconfiar de la Justicia patronal y a organizarnos en los barrios, vinculando a la lucha por la vivienda a las organizaciones de primer y segundo grado en las fábricas y los lugares de trabajo, como las juntas internas y los cuerpos de delegados para luchar por pan, techo, salud y trabajo.

¡Libertad a los detenidos en Guernica!

¡Fuera Sergio Berni del Ministerio de Seguridad!

¡Juicio y castigo a los responsables!

¡Tierra para vivir!

¡Casas para todas y todos!

¡Socialismo o barbarie capitalista!