Salta ¡No a la represión! ¡Aumento de salarios ya!

“Somos docentes, no somos delincuentes” o “Papelón, no tienen plata para educación”, son las consignas que los docentes gritaban en su paso por las distintas calles salteñas. El conflicto docente en Salta lleva casi dos semanas, su reclamo al gobierno de Urtubey es el aumento salarial acorde a la canasta de alimentos, con cláusula gatillo y otras demandas como transporte, un bono de $15.000-, que no se haga el descuento de los días caídos y que el gobierno no tome represalias administrativas.

Por su lado, el Ministro de Economía de la Provincia Emiliano Estrada junto al Gobernador Urtubey juegan a dilatar una respuesta a la demanda docente con el fundamento de que la provincia -de acceder a los reclamos- quedaría fundida para el próximo gobierno. 

Mientras tanto los jefes sindicales recién se suman a las demandas de Auto Convocados, dando su apoyo después de dos semanas de conflicto.

Resulta más que evidente que el gobierno de Urtubey juega a dilatar una respuesta y por esta vía se produzca un desgaste de la lucha docente. De persistir el conflicto puede contagiar al resto de los trabajadores/ras públicos y ser una referencia en la provincia para el conjunto de los trabajadores salteños.

Se trata de que el activismo más combativo tome en sus manos la convocatoria no solo de asambleas de base en las escuelas, sino asambleas barriales junto a la comunidad educativa. Padres, alumnos, vecinos deben tomar en sus manos la resolución no solo del conflicto docente, sino además la defensa incondicional de la educación pública, laica, gratuita y de calidad. 

Tenemos que tener confianza en nuestra lucha, somos un gran ejército que debe dotarse de una dirección que no claudique, una dirección que junto a las asambleas de base definan un pliego reivindicativo. Se hace más palpable la necesidad de que pongamos en pie nuestro partido de trabajadores que luche por un gobierno de los Trabajadores y el Socialismo. 

La lucha por una educación para todos de calidad, la lucha por trabajo y salud de calidad, la lucha por el pan de todos los días en nuestras mesas, por transporte barato y de calidad debe ser el norte de los trabajadores. 

No hay elección que arregle el desastre que hacen las grandes empresas, los grandes patronos y sus representantes políticos en las dos cámaras. Hacemos un llamamiento al conjunto de los trabajadores/ras a rodear de solidaridad a la lucha docente, que ponga en debate la necesidad de un pliego de reivindicaciones. 

Compañeros de la Corriente Socialista Militante en Saltaelmilitante.argentina@gmail.com