México, 30 de julio: se movilizaron dos millones y medio CONTRA EL FRAUDE ELECTORAL

0
102

Siendo ello así, y tomando en cuata que Fox, el PAN y la burguesía no cederán en su tentativa por imponer el fraude si no es ante el temor de perder todo, tres elementos que no pueden ser omitidos de la estrategia de lucha son, primero, continuar con las movilizaciones masivas como las desarrolladas hasta el momento; segundo, hacer un llamado abierto a los sindicatos para que se unan a la lucha contra el fraude no sólo con declaraciones, sino por medio de la movilización de sus contingentes; y, tercetercero, convocar PRD y sindicatos a una huelga general que obligue a Fox y a la burguesía a aceptar el triunfo de AMLO.

^Si hay fraude, habrá revolución”, el grito de guerra de las masas

La lucha contra el fraude electoral ha marcado un punto de inflexión en la historia de México y, ante cada llamado, las masas obreras y campesinas están marcando la pauta y el camino a seguir. En una respuesta fenomenal, dos millones y medio de personas tapizaron el Zócalo capitalino y el Centro Histórico de la Ciudad de México. Esta respuesta ratifica una idea en la que ha insistido Militante: las condiciones no sólo son más que favorables para derrotar al fraude electoral, sino además, incluso, para derrocar al mismísimo Vicente Fox y de paso expropiar a la burguesía. Con una dirección dispuesta a romper con el capitalismo hasta ese punto se podría llegar.

El odio contra el régimen, el fastidio por años de ataques a los niveles de vida y las condiciones laborales, la ira profundizada por el fraude, etcétera, quedaron de nuevo de manifiesto en la Tercera Asamblea Informativa convocada por Andrés Manuel López Obrador (AMLO) este 30 de Julio. “Si hay fraude, habrá revolución” corearon reiteradamente los asistentes, demostrando con ello de forma tajante sus ánimos por trasformar su dura realidad.

Y en el otro bando, ¡parálisis! Ni moños blancos, ni banderas blancas, acciones a las que convoco el PAN a sus simpatizantes. El pobre “chaparrito, pelón de lentes”, como calificó el propio Manuel Espino, presidente del PAN, a su candidato Felipe Calderón (Fecal) ha tenido que dejar en el olvido su gira nacional “de agradecimiento” y conformarse con reunirse, como sucedió este sábado 29, con 386 de los 530 presidentes municipales panistas en funciones y otros 70 electos para pedirles que mande cartas de presión al tribunal electoral y para solicitarles que aprovechen cualquier acto público para insistir en que el PAN ganó las lecciones presidenciales.

Con esta acción nuevamente el PAN demuestra que está totalmente imposibilitado para desarrollar cualquier acto de masas para defender el fraudulento triunfo de Fecal. Además, por si fuera poco, las divisiones en el panismo y la cada vez mayor orfandad política de Fecal se continúan desarrollando: en el acto con los alcaldes la participación de la dirección nacional del PAN, como lo reporta La Jornada, fue marginal. Además Manuel Espino continúa con sus largas vacaciones en España. ¡Vaya clase de apoyo cuando el PAN y su candidato presidencial están en medio de una de las crisis políticas mas graves de la historia del país!

Pero un síntoma que es importante destacar es el siguiente hecho: ya se han conocido reportes de gente que votó por Fecal y que ahora manifiesta su arrepentimiento al respecto. A esto se le agrega que durante esta movilización contra el fraude, se unió al contingente un pequeño grupo de personas que, con pancartas en mano, se asumieron como panistas al mismo tiempo que se pronunciaron a favor del “voto por voto” reclamado por AMLO. Lejos de ser un detalle secundario, este fenómeno ya expresa la erosión que ya está sufriendo el apoyo al panismo, proceso que pone en una situación cada vez más difícil a Fecal y al régimen foxista. Como refilón, un elemento que ratifica esta tendencia es el anuncio de los Comerciantes Establecidos del Centro Histórico, que agrupan a unas 350 mil personas, de que iniciarán una huelga de pagos de impuestos federales hasta que Fox, a quien acusan de “terco”, saque las manos del proceso electoral. (La Jornada 310706)

La participación masiva en esta Tercera Asamblea Informativa es un gigantesco paso al frente en la lucha contra el fraude. La declaración de Asamblea Permanente y el llamado a la integración de un monumental campamento (o plantón, para usar un argot mas propio entre los sectores en lucha) en el Zócalo capitalino e importantes avenidas aledañas, incluidas Insurgentes y Paseo de la Reforma, donde estén representadas las 16 delegaciones territoriales en que se divide el DF y el resto de los estados de la república, para mantenerlo hasta que el tribunal electoral tome una determinación, también son una importante contribución a la lucha.

No obstante es necesario destacar que este gigantesco campamento no puede trasformarse en una medida que sustituya a las movilizaciones masivas que hasta el momento se han desarrollado; dichas movilizaciones tienen que continuar porque están cimbrando al régimen y a la burguesía (principales interesados en que el fraude prospere). Y no sólo ello, mas que bajar la presión, es momento de intensificarla. La relación de fuerzas favorece al movimiento contra el fraude y no se puede pasar a una etapa que le permita cierta recuperación al PAN y a Fecal.

Por otra parte, todos los días saltan evidencias del fraude. Pero además, como ya hemos insistido antes, la maquinaria de fraude sigue operando sin parar, la prueba más reciente de esto último es el caso de los funcionarios del IFE sorprendidos quemando actas electorales en el Municipio de Ayutla, Guerrero (La Jornada, 290706) Por otro lado, tampoco se puede tener un gramo de confianza en el tribunal electoral. Esto quedó bien claro en las propias palabras de AMLO durante la concentración del día 30, quien en su discurso destaco que “sabemos que los integrantes del Tribunal están sometidos a fuertes presiones de los poderosos de siempre, quienes se creen amos y señores de México. Aquí conviene aclarar: no es que no respetemos a las instituciones, es que en nuestro país, desgraciadamente, no tenemos una tradición que nos asegure que los hombres que tienen en sus manos las instituciones actúen con rectitud y decoro”. Tras esta declaración, el propio AMLO remató señalando que “En México, desgraciadamente, el derecho ha significado por lo común lo opuesto a su razón de ser; aunque siempre se invoca al Estado de Derecho, los encargados de impartir justicia en vez de proteger al débil, sólo sirven para legalizar los despojos y abusos que comete el fuerte; el derecho que ha imperado ha sido el del dinero y del poder por encima de todo”.

Lo expuesto por AMLO no es una detalle menor, dejar todo en las manos del tribunal electoral sin que haya sobre éste la presión suficiente significa la enorme posibilidad de que los magistrados terminen siendo un engranaje mas del fraude electoral. Este es una grave peligro que debemos impedir a toda costa y por ello la necesidad de acciones mas contundentes adquiere una doble relevancia. En esta última asamblea informativa se formó un Consejo Ciudadano, integrado por artistas e intelectuales, para definir y organizar las acciones de resistencia contra el fraude. En nuestra opinión es necesario que este Consejo tenga presente los criterios que acabamos de exponer y considere que para nosotros, los pobres y explotados, la lucha contra el fraude es una cosa muy seria pues está de por medio el continuar o no con todas esas políticas que han empobrecido a aproximadamente 70 millones de mexicanos y que, en caso de que se termine por imponer Calderón, continuarían.

Por consecuencia todos aquellos que formamos la enorme mayoría que le dimos el voto a AMLO y que somos los que desbordamos el Zócalo, debemos ser tomados en cuenta para definir las diferentes medidas para continuar la lucha contra el fraude. Por eso pensamos que en todo caso se deben organizar asambleas en cada uno de los campamentos establecidos de los diferentes estados del país y delegaciones del DF para, por una lado, debatir en torno a las siguientes acciones contra el fraude y, por otro, elegir democráticamente a delegados para, en asamblea con representación de cada uno de los campamentos y en compañía del Consejo Ciudadano, definir una plan de acción para darle mas bríos a la lucha. En todo caso el papel del Consejo Ciudadano tiene que ser el de adoptar e impulsar ese plan de acción definido democráticamente.

Siendo ello así, y tomando en cuata que Fox, el PAN y la burguesía no cederán en su tentativa por imponer el fraude si no es ante el temor de perder todo, tres elementos que no pueden ser omitidos de la estrategia de lucha son, primero, continuar con las movilizaciones masivas como las desarrolladas hasta el momento; segundo, hacer un llamado abierto a los sindicatos para que se unan a la lucha contra el fraude no sólo con declaraciones, sino por medio de la movilización de sus contingentes; y, tercero, convocar PRD y sindicatos a una huelga general que obligue a Fox y a la burguesía a aceptar el triunfo de AMLO.

Al mismo tiempo, como parte del plan de acción, la política de impulsar los comités contra el fraude debe profundizarse. Buena parte de la exitosa convocatoria de la más reciente movilización recayó sobre las constantes y acertadas acciones orquestadas por estos comités en sus respectivas colonias, barrios, poblados, escuelas y centros de trabajo. Además estos comités le han dado una magnifica vitalidad al movimiento organizando diferentes actos de protesta en cientos de puntos a lo largo del país, contagiando el ambiente de lucha entre mas gente.

El fraude electoral y la lucha contra el mismo han dejado tan claro como el agua que el Estado y sus instituciones están al servicio de los más ricos, los banqueros y los empresarios. Pero al mismo tiempo este capitulo de nuestra historia nos ha enseñado que las aspiraciones de los pobres y explotados, las de los trabajadores de la ciudad y el campo, están en contradicción directa e irreconciliable con los intereses de los burgueses. Y por ello, una conclusión de especial relevancia es la de reconocer que para garantizar que nuestra voluntad se cumpla en todos los terrenos necesitamos arrebatarle a nuestros enemigos aquello que es la fuente de la que emana su poder: la propiedad privada sobre los bancos, la industria, los monopolios comerciales y del transporte, etcétera. Para dejar en el pasado la opresión y la miseria en la que vivimos, todas esas palancas fundamentales de la economía deben ser nacionalizadas y puestas bajo el control democrático de los trabajadores. Con el capitalismo nuestro único futuro posible es más miseria y desesperación. Luchar por una sociedad socialista es la única garantía para superar la barbarie capitalista.

En estos momentos la posibilidad para quitarnos de encima al PAN y luchar por una política que verdaderamente solucione los problemas de los pobres y explotados, es en extremo favorable y se presenta como una oportunidad de oro. No permitamos que nadie nos la arrebate.

¡Contra el fraude electoral, la huelga general!

¡Por un PRD combativo y con un programa socialista!