¡Abajo la represión y el Gobierno del ajuste!

La Corriente Socialista Militante (CMI Argentina) repudia la represión desatada frente al Congreso de la Nación en momentos que sesionaba dando tratamiento al paquetazo antiobrero de la Ley Ómnibus que despoja al país de los recursos naturales en manos de las multinacionales y pulveriza los salarios y la economía, ya golpeada, de las familias de los trabajadores.

Hacemos responsables al Gobierno de Milei/Caputto/Bullrich, por la represión policial desatada en el día de ayer contra los trabajadores haciendo uso de su derecho legítimo de protesta en defensa de sus condiciones de vida.

De la movilización participamos organizaciones políticas, sindicales, estudiantiles, barriales y piqueteras de Izquierda, como también decenas de Asambleas Populares de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano, organizaciones culturales, organismos de derechos humanos e investigadores del Conicet.

Desde temprano las inmediaciones del Congreso estuvieron fuertemente valladas y con una desmedida presencia de efectivos de Gendarmería y Policía Federal con hidrantes y motos. Cerca de las seis y media de la tarde comenzaron a reprimir y detener manifestantes tirando gas pimienta a la cara y golpeando con los escudos, llevándose 6 personas detenidas. El operativo represivo se mantuvo hasta entrada la noche con el fin de evitar que más personas se acerquen a protestar.

Como siempre sucede el ajuste no cierra sin represión.

Denunciamos el papel de los Jefes Sindicales, que se esconden en sus cómodos despachos y no llaman a combatir con los métodos de nuestra clase esta ofensiva reaccionaria de los partidos patronales, depositando su confianza en la cocina parlamentaria y la justicia al servicio de los capitalistas.

Llamamos a los sectores combativos, a las comisiones internas y a los cuerpos de delegados, llamamos al conjunto de los trabajadores y trabajadoras a organizarse alrededor de la convocatoria de plenarios y asambleas de autoconvocados para definir un plan de lucha común y derrotar al plan antiobrero.

Hacemos nuestra la convocatoria en la sede del sindicato del Sutna del día 8 de febrero. Debemos transformarlo en una instancia de encuentro y organización para establecer y definir una lucha nacional.

El debate parlamentario continúa hoy jueves. La lucha en las calles también.

¡Abajo el DNU, la Ley Ómnibus, el protocolo represivo y las facultades delegadas!

¡Abajo el gobierno del ajuste!

¡Por un Gobierno de Trabajadores!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí