1er Campamento Revolucionario de la sección brasilera de la Corriente Marxista Internacional

0
190
campamento revolucionario 2

campamento revolucionario 2Entre el 15 y 18 de enero se realizó el 1er Campamento Revolucionario de la campaña “Público, Gratuito y para Todos: Transporte, Salud y Educación”, en la ciudad de Sumarém, Estado de San Pablo. Durante cuatro días, el predio en cual se encuentra la fábrica recuperada Flaskó, dedicada a la producción barriles y que permanece, desde hace 11 años, bajo control de sus trabajadores, vio como más de 150 personas participaban de día en las distintas discusiones en torno a la necesidad de luchar y participar activamente en la organización de nuestra sociedad, y de noche en las actividades culturales que los grupos artísticos brindaron de forma gratuita, desde rap hasta representaciones teatrales y rock-teatro.

También se realizaron visitas guiadas por la fábrica y charlas sobre la organización de ésta. La campaña que aglutina a quienes luchan de manera organizada por el acceso gratuito de todos a los campos esenciales de nuestra vida, es llevada a cabo por la sección brasilera de la CMI, Esquerda Marxista, y comenzó tras las Jornadas de Junio del 2013, cuando el pueblo se manifestó de a miles. Se hicieron presentes también integrantes de la Unión de la Juventud Comunista, el Movimiento Negro Socialista, la Juventud Comunista Avanzando y Juntos.

En la primer jornada se rindió homenaje de Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht, dirigentes del Partido Comunista Alemán, a 96 años de aquel 15 de enero de 1919 en el que fueron asesinados en manos de paramilitares, después de ser detenidos y llevados a un interrogatorio en un hotel de Berlín. Todos los participantes del campamento levantaron posters con sus fotos y gritaron “Presentes, ahora y siempre!”.

En el campamento participaron, además de invitados de la sección argentina, camaradas representantes de las secciones italiana, inglesa y mexicana. Respectivamente al trabajo de cada país, contaron sobre las luchas fabriles y la participación en universidades, como en el caso de Inglaterra, a través de Sociedades Marxistas, así también como el camarada mexicano dio un gran pantallazo de las luchas y levantamientos populares que levanta su pueblo contra la trinidad de narcotráfico-policía-gobierno que rige de forma casi dictatorial. El día de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas en Ayotzinapa, los alumnos del Politécnico del Distrito Federal comenzaron una toma de 78 días, que desembocó en una marcha con fin en la casa de gobierno, obligando al gobernador a salir a dar explicaciones, y a escuchar la única consigna que los millones de manifestantes gritaban: Vivos se los llevaron, Vivos los queremos.

Las mesas de actividades presentaron balances, disertaciones, charlas y discusiones sobre feminismo, racismo, violencia policial, legalización de drogas y reducción de la mayoría de edad penal a 16 años. En cuanto al feminismo, tras una polémica se ha llegado a la conclusión de que la abolición del machismo viene de la mano de una revolución que abola cualquier tipo de desigualdad, ya sea a partir del género, color de piel, nacionalidad, elección religiosa o cualquier artilugio ideado para separar las masas. Hubo una mesa dedicada a cuáles tienen que ser las tareas de la campaña y a la criminalización de la protesta que están sufriendo las organizaciones populares. En la mesa “Reformismo e Izquierdismo o Táctica Revolucionaria de Masas” se abordó entre otros temas la experiencia de la guerrilla y la falsa revolución que plantean las FARC y su degeneración en Colombia.

Nos hemos encontrado con una organización efectiva y un alto grado de participación, tanto en los más experimentados como en los jóvenes, que contaron y expusieron sobre sus distintas áreas de participación y organización. Aún en los más chicos muestran un grado de conciencia y compromiso con la transformación que quieren imprimir en la sociedad.

 Confiamos en que el intercambio de experiencias de distintas partes enriquece nuestra conciencia, entendiendo que los problemas de desocupación, inflación, privatización de los derechos e inestabilidad social son los mismos en cualquier rincón del mundo, la burguesía parasitaria es una lluvia que moja a todos los países por igual, las necesidades son las mismas en cada respiración del pueblo y la solución es la misma… luchar por el Socialismo.