Venezuela: Especulación con la carne

0
175

Hoy cuando el Gobierno revolucionario se plantea evitar los desmanes especulativos con los precios de la carne y garantizar a la mayoría de las familias venezolanas el consumo de tan importante rubro; los hambreadores del pueblo hacen uso de las massiniestras argucias.

El negocio de las comercializadoras y el sabotaje económico

El control de la demanda y de la oferta es para los capitalistas una tarea fundamental. Esto le permite mantener las pingues ganancias producto de la explotación del obrero y el uso al máximo de los medios de producción.

Hoy cuando el Gobierno revolucionario se plantea evitar los desmanes especulativos con los precios de la carne y garantizar a la mayoría de las familias venezolanas el consumo de tan importante rubro; los hambreadores del pueblo hacen uso de las mas siniestras argucias.

Veamos cómo estos miserables manipulan la economía sin ningún escrúpulo con estrategias inhumanas y carentes de toda ética.

Las empresas comercializadoras de la carne, entre estas los mataderos privados, las Cadenas o roscas de distribución, refrigeradoras industriales, procesadoras de carnes y las grandes cadenas de supermercados hacen lo suyo para encarecer y elevar los precios.

La empresa MINIBRUNO, procesadora de desechos cárnicos, con sus camiones semanalmente recolecta todos los desechos provenientes de la limpieza y deshuesado de animales en los mataderos y supermercados en distintos puntos del país. Esta carroñera con su flota de camiones gustosamente les hace el favor a las empresas de desaparecer los desperdicios y evitarles las costosas molestias del control higiénico y ambiental que les exige la Ley.

Pero esto no es todo. El cargamento maloliente (grasas, huesos, plumas, carne roja de baja cenizas, aves muertas por “asfixia”, vísceras,…etc. ) se convierte en materia prima casi regalada para producir harinas, sebos y saborizantes, lo cual deja astronómicas ganancias a sus dueños.

Los favorcitos no terminan allí. UNICASA cadena con mas de 28 supermercados, expendedora de carnes, verduras y pescados, la cual fue cerrada 48 hrs. en agosto 2003 junto a LUBEVRAS por el INDECU al incurrir en el aumento de precios de la carne, pollos y pescados; facilitó a sus compinches de MINIBRUNO toneladas de carne de primera, reses enteras sin descuartizar por la módica suma de 1000 bolívares el kilogramo. ¡Dejando vacías sus expensas!

UNICASA es uno de los proveedores del desperdicio de los muchos que tiene MINIBRUNO. Obviamente sabemos cuál es el propósito. Manipulación directa del mercado no comprando las reses a los pequeños productores, acaparando y escaseando la carne para generar descontento y confusión en el pueblo, crear la matriz de opinión de que los costos son insostenibles y obligar al gobierno a no regular el precio de la carne.

Esta treta tan descarada frente a los trabajadores la conocemos muy bien. Porque son nuestros camaradas los que manejan los camiones, las tolvas, los depósitos y el proceso de la carne. Nos da furor ver como la comida del pueblo es enviada al proceso de alimentos para perros y gatos en complicidad con La NESTLE y PROAGRO de las Empresas POLAR.

Es imperativo para la clase obrera asumir el control de los medios de producción y barrer definitivamente a la clase explotadora y capitalista para, junto al pueblo, planificar la economía nacional.

¡VIVA LA CLASE OBRERA!