Secundarios de Capital: Una lucha ejemplar

0
156

La lucha de los estudiantes secundarios de Capital es una inspiración para todos los que sufrimos las consecuencias de este sistema injusto y explotador que se llama Capitalismo, gestionado por los grandes empresarios y sus políticos a sueldo, como Mauricio Macri.

La lucha de los estudiantes secundarios de Capital es una inspiración para todos los que sufrimos las consecuencias de este sistema injusto y explotador que se llama Capitalismo, gestionado por los grandes empresarios y sus políticos a sueldo, como Mauricio Macri.

Los hijos de las familias trabajadoras lo sabemos muy bien. Estudiamos, en la mayoría de los casos, en escuelas con falencias edilicias, escasez de docentes y de medios materiales; pero también sufrimos un sistema de salud deficiente, barrios carenciados y, aquellos que trabajan, empleos basura y mal pagos. Dinero hay más que suficiente para resolver estos problemas, lo que pasa es que los empresarios y sus políticos sólo atienden los intereses de su clase: las escuelas privadas, los barrios ricos y los subsidios a las empresas.

 Hay que extender la lucha  

La toma de escuelas tuvo el efecto positivo de instalar el debate en la sociedad y generar cierta simpatía en la población. Pero esta batalla no está ganada. En general, los medios apoyan a Macri o comienzan a tomar distancia de la lucha estudiantil.

Debemos añadir que las tomas tienen también sus límites, porque no involucran a la mayoría de los estudiantes. Para incorporar a más compañeros a las movilizaciones y aumentar la simpatía de nuestra lucha entre la población, hay que salir a la calle.

Marchas como las del Lunes 6 de septiembre, y otras, son el camino; o visitar escuelas que aún no se sumaron a la lucha. Otra manera sería salir a volantear nuestros barrios, los mercados, las paradas de colectivos, las estaciones de subte, etc.

También se podría ir a los sindicatos docentes y centrales sindicales, como la CTA, a pedir apoyo activo a nuestra lucha, que impriman volantes a los centros de estudiantes y organicen asambleas y reuniones de trabajadores para que inviten a los estudiantes a explicar su lucha y pedir solidaridad.

Por último, nos parece que sería necesario organizar reuniones amplias en cada escuela con docentes y padres, para explicarles los motivos de la lucha y pedirle su solidaridad; pero, sobre todo, para preparar úna gran marcha por la tarde en Capital de estudiantes, padres y trabajadores docentes y no docentes, en defensa de la escuela pública, que sea masiva y que muestre Macri y su camarilla que los trabajadores y sus hijos no estamos dispuestos a contemplar así nomás el desmantelamiento de la educación pública en nuestra ciudad.

Presentamos estas propuestas de manera fraternal como un aporte modesto para ayudar al triunfo de esta lucha. ¡Felicitaciones, compañeros, y a seguir adelante! 

elmilitante.argentina@gmail.com