San Luis: Los trabajadores deben organizarse independientemente

0
199

El gobierno de San Luis realizó el domingo 22 de agosto una consulta popular vinculante y obligatoria sobre la continuidad del plan social provincial. Esta iniciativa nació como respuesta a las protestas de distintos sectores opositores contra el autoritarismo, la violación de DDHH, la pérdida de derechos de los docentes y estatales, la desocupación y la situación social. Los Rodríguez Saá intentan así legitimarse con este cambio de eje en la discusión, ya que sólo los sectores más reaccionarios se o se oponen a los subsidios a los desocupados. El gobierno de San Luis realizó el domingo 22 de agosto una consulta popular vinculante y obligatoria sobre la continuidad del plan social provincial. Esta iniciativa nació como respuesta a las protestas de distintos sectores opositores contra el autoritarismo, la violación de DDHH, la pérdida de derechos de los docentes y estatales, la desocupación y la situación social. Los Rodríguez Saá intentan así legitimarse con este cambio de eje en la discusión, ya que sólo los sectores más reaccionarios se oponen a los subsidios a los desocupados.

El Plan de Inclusión ¨Trabajo por San Luis¨ consiste en un subsidio mensual de $ 330.- que cobran más de 40 mil desocupados a quienes se obliga a contraprestaciones tales como limpieza y mantenimiento de lugares públicos, forestación y asistencia a cursos de capacitación. También han logrado utilizar a algunos cientos de beneficiarios como fuerza de choque del gobierno contra la oposición.

La consulta, que transcurrió sin entusiasmo, consistía en tres preguntas a las que se debía responder por SI o por NO: acuerdo o no con el Plan, con su forma de implementación y con su continuidad hasta que los beneficiarios consigan empleo. La Secretaría Electoral Provincial sostiene que la participación fue del 65% y que el SI obtuvo cerca del 90% de los votos, aunque se sospecha que estos números están inflados y que la participación fue muy baja pese a la obligatoriedad. La oposición no participó de la consulta ni colocó fiscales en las mesas de votación pero tampoco realizó una campaña activa de huelgas y manifestaciones desenmascarando la maniobra de los Rodríguez Saá.

En la noche del domingo algunos manifestantes que festejaban el triunfo de la posición oficial en la consulta, quemaron la carpa que los docentes mantienen hace meses frente a la gobernación. Y el lunes 24 la policía provincial reprimió con gases lacrimógenos una protesta salarial docente que estaba acompañada por la multisectorial opositora.

Desde El Militante sostenemos que para retomar la ofensiva, los trabajadores puntanos, encabezados por los que ya llevan meses de lucha (docentes, municipales, estatales, salineros, etc.) deben avanzar en la construcción de una herramienta política independiente con un programa socialista. Esto implica no subordinarse a la jerarquía católica y empresarial que pretende mantener sus privilegios en la educación privada, ni a los que ingenuamente pensaban que el gobierno nacional iba a intervenir la provincia.

Junto a la lucha por la recuperación de los sindicatos, arrancándoselos a los dirigentes vacilantes y negociadores, deben fortalecerse los gérmenes de poder popular que asomaron en estos meses de lucha (comités de huelga, asambleas de docentes y padres por escuela, etc). A partir de las tareas inmediatas de autodefensa y organización de la lucha deben desarrollarse y coordinarse a nivel local y provincial para ofrecer soluciones de fondo a la crisis terminal de las economías regionales bajo el capitalismo.