Mexico: La toma de Televisa – #YoSoy132 encabeza movilizaciones de masas

0
202

El conflicto post-electoral arrojó un cuadro de fuerzas en conflicto muy peculiar. Para empezar la Izquierda electoral que, encabezada por Andrés Manuel López Obrador, plantea posteriormente a los fraudulentos resultados de la elección, continuar por la vía legal la lucha, convocar a asambleas informativas así como difusión de materiales sobre el fraude y recolección de pruebas pero, y lo que es una diferencia significativa con lo ocurrido en 2006, sin convocar a movilizaciones masivas.

En 2012 quien se encuentra más a la izquierda es la juventud, el movimiento #YoSoy132 representa, sobre todo para los estudiantes, un vínculo de unión y acción para actuar contra la imposición de Peña Nieto. La muestra clara de que el movimiento #YoSoy132  es aquél que se encuentra más radicalizado que el propio López Obrador es que, desde que se realizó la Convención Nacional Contra la Imposición en Atenco (CNCI), se definió un programa de lucha concreto, con acciones que no solo van al mero concientizar sino, sobre todo, a mostrar claramente la correlación de fuerzas entre la juventud y la derecha del país.

Sin duda compartimos muchas de las críticas realizadas a #YoSoy132 en relación a una postura pocas veces clara (con múltiples deslindes de varios de los integrantes), la incipiente apertura hacia una estructura popular, en algunos casos, el sectarismo de algunos de sus integrantes. Pero, a pesar de las mencionadas críticas, es al momento el movimiento social de avanzada en la lucha contra la imposición.

El Preludio de la toma

Una de las acciones concertadas en la CNCI fue la toma de la cadena televisiva que mayor apoyo otorgó a Peña Nieto (claro, a cambio de numerosos favores que no solo se han retribuido monetariamente, sino que todavía, en caso de consumarse la imposición, estarán por pagarse), es decir, Televisa. El acuerdo fue complicado en virtud de que, compañeros de los estados, argumentaron que la toma no sólo debía realizarse en el Distrito Federal, sino en las instalaciones de cada estado de la televisora, lo que dificultaba en mayor grado realizar la acción debido a que la correlación de fuerzas en cada estado es muy diferente y no en todos los casos era posible efectuar la acción.

El acuerdo final fue evaluar según las condiciones locales si era procedente la toma de las instalaciones o bien algún otro tipo de acción contra la televisora. En el D.F. se efectuó una reunión en la Facultad de Ciencias de la UNAM para determinar el curso de acción y se decidió por el bloqueo, partiendo desde el Monumento a la Revolución el día 26 de julio a las 8:00 pm, bajo la consigna “nadie entra, todos salen”.

En la mañana del jueves 26, se realizó una movilización de fuerzas policiacas con el objetivo de resguardar a la televisora, el plan de la administración del D.F. consistió en evitar que el bloqueo, tal y como se había previsto, se llevara a cabo, es decir, cercando solamente a la empresa. La irracionalidad de la acción de la policía del D.F. consistió en cerrar un perímetro mayor al de la empresa, causando el cierre de más calles que las previstas y por ende, causando mayores contratiempos a los que transitan o bien tenían algo que realizar en oficinas de gobierno que se encuentran aledañas a la empresa.

La toma

Alrededor de las 7:30 pm comenzaron a aglomerarse todos aquellos que buscaban manifestarse contra la televisora. Inicialmente el Monumento comenzó a reunir a un conglomerado heterogéneo, no sólo jóvenes, sino amas de casa, trabajadores, compañeros de organizaciones campesinas, etc. Una hora después, la plaza estaba llena, en su mayoría por jóvenes, pero todos los asistentes con un ánimo combativo que fue fortaleciéndose en el trayecto hacia la televisora.

La marcha desde el Monumento a la Revolución a Televisa estuvo repleta de consignas. Muestras de apoyo por parte de los automovilistas y personas que se unieron al contingente fueron la constante. Al arribar a la televisora, integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) que habían acudido anteriormente a la Secretaría de Gobernación, estaban ya en Avenida Chapultepec esperando al contingente que había partido del Monumento a la Revolución.

Unos minutos después de que el contingente había arribado a Televisa, integrantes de la Asamblea Interuniversitaria de #YoSoy132, miembros del SME y del Frente en Defensa de la Tierra de Atenco expresaron un mensaje, haciendo una recapitulación de cómo a lo largo de la historia, Televisa y el PRI realizaron varias acciones para favorecerse mutuamente y sostener al PRI en el poder, para finalizar con un llamado a la lucha contra la imposición.

Una vez culminado el mensaje, comenzó a extenderse el cerco alrededor del bloqueo que la policía había establecido y que requirió que muchos compañeros y compañeras tuvieran que trasladarse a puntos más distantes de la entrada de Televisa para asegurar el bloqueo, sin embargo, el ambiento no decayó sino que se elevó la combatividad. Aquellos que se mantuvieron en el cerco dieron testimonio de gran camaradería entre los asistentes, además de acercamiento con los policías que resguardaban el lugar y que afirmaron estar de acuerdo con las protestas e incluso, en diversos puntos del cerco, recibían café, galletas, tortas, agua y demás productos de parte de las y los compañeros que se encontraban en los diferentes puntos del cerco.

La jornada se desarrolló entre consignas, actividades culturales, debates entre los asistentes y hasta partidos de fútbol organizados en las calles del cerco, un ambiente festivo y combativo. Un hecho por demás necesario de destacar es que, a pesar de que muchos no pudieron permanecer en el cerco, comenzaron a llevar diferentes productos e incluso donando dinero para comprar víveres para todos los que se encontraban en el cerco.

En diferentes puntos, casi llegado el plazo para levantarse el cerco, comenzaron a surgir consignas de permanecer más tiempo, existían aún ganas de continuar. Sin embargo y de manera prudente, se llevó a cabo el levantamiento del cerco de acuerdo a lo planteado, realizando un balance del cerco como exitoso.

Muestras claras de los efectos tangibles del bloqueo fueron que múltiples programas de Televisa tuvieron que grabarse con anterioridad, otros tuvieron que trasladarse a otras locaciones donde no contaron con muchos elementos técnicos para su correcta transmisión así como los intentos de ataques de los empleados del sistema, desde Joaquín López Dóriga y Roberto Gómez Bolaños, “Chespirito”, vía Twitter hasta la “intelectual” del espectáculo Maxine Woodside afirmando cosas tan hilarantes como que “un taxista le dijo que para entrar al #YoSoy132 le habían pagado $200.00”.

La cobertura del bloqueo por parte de los medios mexicanos fue nula, a excepción de periódicos como La Jornada y medios que se difunden por Internet como Reporte índigo, Animal Político, El Santuario y otros. Sin embargo, medios internacionales como la BBC de Londres, El País, el Washington Post, Telesur y otros realizaron una cobertura amplia sobre las acciones llevadas a cabo.

Los efectos de la toma

Televisa no dudó en realizar acciones de desprestigio contra el movimiento, sus múltiples esclavos comenzaron a difundir que el Movimiento ya había dejado de ser “bueno” y que, con alianzas con grupos “radicales” como el SME o el Frente de Atenco, comenzaban a perder su “esencia”. En las calles resultó lo opuesto. Claramente fue una victoria para el Movimiento, no solo por ser un hecho inédito en la historia de México, sino sobre todo y a pesar de las dificultades organizativas, porque el ánimo de los asistentes y el ambiente en general resultó ser de victoria.

Muchos de los asistentes, sin embargo, se quedaron con dudas sobre los siguientes pasos y, sobre todo, en torno a cómo fortalecer la organización para que las próximas acciones fueran de mayor peso y mucho más efectivas. Se realizaron múltiples entrevistas a compañeras y compañeros sobre sus impresiones del bloqueo. En general las respuestas se orientaron hacia considerar la toma como un éxito, sin embargo, existían múltiples dudas sobre si se puede realmente impedir la imposición de Peña Nieto con las convocatorias como la que se llevó a cabo para el bloqueo.

Izquierda Socialista ha planteado desde los primeros días posteriores al primero de julio la necesidad de generar un Frente Contra la Imposición. Se han realizado ya cuatro asambleas generales que comenzaron a generar focos organizativos tanto en las Delegaciones como en los Municipios aledaños al D.F. y otros estados de la república. Seguimos sosteniendo la necesidad de una organización lo más amplia posible que pueda coordinar acciones de mayor amplitud e impacto contra la derecha y, en específico, contra Peña Nieto. Esto requiere, como muchos compañeros en delegaciones como Coyoacán o Benito Juárez, o municipios como Naucalpan han comprendido, dejar de lado sectarismos y “purismos” innecesarios y nocivos en este momento donde lo que se requiere es fuerza y unidad, no protagonismos superficiales.

La iniciativa por un frente contra la Imposición tiene sus vínculos a partir de los siguientes enlaces:

Facebook: https://www.facebook.com/FrentevsLaImposicion
Twitter: @FrentevsImpos
Correo electrónico: frente.nci@gmail.com

Adicionalmente, expresamos la necesidad no solo de organizarnos sino de formarnos políticamente y reivindicamos al marxismo como la herramienta necesaria para dicha tarea, sin dogmatismos, sino en debate abierto pero siempre con la mira puesta en la Revolución Socialista

¡Solo unidos y con una orientación clara así como una táctica revolucionaria podremos impulsar la Huelga General para evitar la imposición de Peña Nieto!

La Izquierda Socialista