México: ¿quiénes deben ser los candidatos de la izquierda?

0
132

El próximo 1 de julio estará en juego no solo la presidencia de la  republica sino que se contenderá para las 300 diputaciones federales y 200 plurinominales, los 128 escaños de Senadores, en 6 Estados se  elegirá Gobernador (Guanajuato, Jalisco, Morelos, Chiapas, Yucatán y  Tabasco), además de la renovación de doce congresos locales y 549  presidencias municipales; en el DF se elegirá al próximo jefe de  gobierno y las 16 jefaturas delegacionales. Ante todo esto Morena ha  decidido participar en este proceso a nivel federal con candidatos a  Diputados y Senadores lo que ha desatado un fuerte debate entre la  izquierda sobre ¿quiénes tienen que ser los candidatos y como  seleccionarlos?

El 22 de febrero la coalición “Movimiento Progresista” integrada por los partidos de izquierda (PRD, PT y Movimiento Ciudadano) y por el movimiento que encabeza AMLO (Morena) presenta la lista definitiva de los candidatos que contenderán por un puesto de elección popular a nivel federal (diputados y senadores). De los 300 distritos federales, 45 de ellos (donde se ganará con toda seguridad) han sido reservados solo para el PRD que los elige mediante su Consejo y Congreso Nacional; en 72 distritos (que tienen probabilidad de ganarse) competirán los candidatos del PRD, PT, MC y Morena mediante el método de encuesta, y los otros distritos restantes (los que son muy difícil de ganar) serán elegidos mediante acuerdo con PT y Movimiento Ciudadano.

En este proceso por primera vez los partidos de izquierda utilizaron el método de encuestas para elegir a los candidatos entre los aspirantes. Las encuestas estuvieron a cargo de Ipsos y Parametría y consistieron en realizar 5 sencillas preguntas en donde cada encuesta tenía un costo aproximado de 250 mil pesos. Este es un método totalmente antidemocrático porque las bases no eligen directamente a los candidatos, además de que la encuesta mide parámetros como la popularidad y la fama de tal o cual candidato y en ningún momento mide si es un candidato afín a los ideales de izquierda ni su nivel de compromiso con el movimiento. Es un método que no tiene nada que ver con las tradiciones del movimiento obrero que es a través del voto directo de las bases.

Sin embargo ante el total control del aparato del PRD por parte de las corrientes de derecha, no había otro camino para los candidatos del Morena que participar.  Las encuestas se realizaron sin que hubiera la más minima equidad entre los contendientes, dado que se favorecía en todo momento a los candidatos que contaran con más recursos para promocionarse. Sin embargo, a pesar de todo esto, el movimiento ha logrado arrebatarle a la derecha del partido varias candidaturas a tal grado que corrientes como ADN han pretendido desconocer el método de selección de candidatos, dado que han perdido varios distritos donde creían tener seguras las candidaturas.

Los candidatos del Morena

Aunque en agosto pasado López Obrador hizo la petición al PRD de permitir que el Morena participara en el proceso de selección de candidatos para Diputados Federales y Senadores, la selección de los candidatos del Morena no ha estado a cargo de AMLO y mucho menos de las bases del Morena, sino que ha estado a cargo de Ricardo Monreal y Camacho Solís. Esta situación ha provocado un gran descontento entre las bases del Morena, dado que se han colocado una infinidad de oportunistas como candidatos del movimiento. 

Entre los candidatos del Morena que contendrán destacan el priista Manuel Bartlett Díaz, exsecretario de Gobernación en el sexenio de Miguel de la Madrid y exgobernador de Puebla. Una figura que participó activamente en el fraude del 88 para cerrarle el paso a la izquierda. En Chiapas destacan la priista María Elena Orantes que contendrá por la Gobernatura como abanderada de las izquierdas a propuesta de Morena.

Está claro que Morena debe de ser un movimiento incluyente y no debemos cerrarles las puertas a los que se quieran sumar en la lucha por transformar al país, sin embargo debe haber mecanismos democráticos para que las bases decidan; los elementos que quieran acceder a un puesto de elección popular deberán comprobar antes su compromiso con el movimiento y esto no se realiza de un día para otro. Los candidatos del Morena deben ser personas con trayectoria probada dentro del movimiento de izquierda, AMLO debe basarse en candidatos salidos de las filas del Morena y no en candidatos salidos del priismo 

Al mismo tiempo no sólo existen los candidatos priistas sino que también se contemplan a deportistas, empresarios, conductores de televisión, actores y cantantes. Entre los que destacan se encuentran la cantante grupera Alicia Villareal para candidata a diputada federal por Nuevo León y el actor Jorge Arvizu, “El Tata”, para candidato a diputado federal por el distrito 22 de Naucalpan, Además de Byron Barranco (el autor de la canción de Morena). No dudamos de que estos candidatos sean personas honestas y con buenas intenciones para su diputación, pero como dice el dicho: “El camino al infierno esta lleno de buenas intenciones”.

Nosotros debemos confiar solo en los candidatos salidos de nuestras propias filas y que estén dispuestos a defender un programa de izquierda. No debemos caer en el juego de los mal llamados candidatos “ciudadanos” ya que la única alternativa que es capaz de poder realizar un cambio social en nuestro país es un gobierno basado en un programa de izquierda.

Además, esto en sí mismo no seria suficiente, debemos establecer medidas para evitar la burocratización de nuestros candidatos, los candidatos que quieran acceder a un puesto de representación popular deberán comprometerse a no recibir un salario más alto que un obrero calificado. Por todo esto reivindicamos:

¡Ningún priista ni panista arrepentido dentro de nuestro movimiento!

¡Los candidatos de izquierda deben tener trayectoria probada con el movimiento!

¡Los candidatos del movimiento deben defender un programa de izquierda!

¡Representante obrero con sueldo obrero!