La economía argentina crece ¿a costillas de quién?

0
126

La economía argentina creció un 8,4% en el 2003. Es realmente una cifra importante, pero debemos recordar que en los cuatro años anteriores, la caída del PBI fue del 20%, con lo que realmente todavía no se restauraron las fuerzas productivas destruidas en los últimos 5 años. La Construcción creció un 37,6%, la producción industrial un 16,3% y el agro obtuvo los mejores resultados de su historia. No obstante, la utilización de la capacidad productiva instalada en la industria solamente es del 70%.
Y aunque la inversión aumentó un 35% ésta se orientó a sectores muy específicos: agro, textil, acero. Aún así salieron del país 11.300 millones de dólares al extranjero lo que da cuenta del nivel de parasitismo y rentista de los grandes capitalistas.
La economía argentina tiene su talón de Aquiles donde aparentemente parece más fuerte: el sector agropecuario. El 54% de las exportaciones corresponden a este rubro. Pero una caída de los precios internacionales, malas cosechas, vaivenes de la economía internacional, etc. pueden provocar una crisis importante, no sólo en este sector y los rubros asociados (maquinaria agrícola, abonos, etc) sino en la recaudación del Estado que grava con un 20% las exportaciones de dichos productos.
Sin duda, los empresarios hicieron millones el año pasado, pero a costilla del empleo precario y la explotación de los trabajadores que tenemos en promedio los salarios más bajos ($551,60) y las jornadas de trabajo más largas (9 horas y media) de toda Latinoamérica.