La crisis sanitaria al desnudo

0
173

Hace pocos meses, la epidemia de dengue dejó al descubierto que la reproducción del mosquito tiene que ver con la tala indiscriminada de los bosques, con las condiciones de vida de nuestras poblaciones más desprotegidas y con el abandono por parte de los gobiernos de políticas de prevención de las enfermedades los 365 días del año. Ahora se suma la Gripe A, con un alto grado de contagiosidad y, según dicen especialistas, con menor mortalidad que la gripe común pero con una población aterrada.

La mayoría de las enfermedades que más muertes e incapacidades provocan en nuestro país, están directamente relacionadas con la pobreza estructural.

Un niño menor de 1 año muere en el país cada 2 horas por causas evitables. 260.000 chicos de 0 a 5 años tienen algún grado de desnutrición. 2.100.000 argentinos no tienen asegurada su comida diaria.

Hace pocos meses, la epidemia de dengue dejó al descubierto que la reproducción del mosquito tiene que ver con la tala indiscriminada de los bosques, con las condiciones de vida de nuestras poblaciones más desprotegidas y con el abandono por parte de los gobiernos de políticas de prevención de las enfermedades los 365 días del año.

Ahora se suma la Gripe A, con un alto grado de contagiosidad y, según dicen especialistas, con menor mortalidad que la gripe común pero con una población aterrada. Se torna imprescindible que frente a la actual pandemia, se tomen todas las medidas necesarias para reducir los riesgos a la población así como también las destinadas a la protección de los trabajadores del sector.

Pero también se deben resolver las otras cuestiones sanitarias que producen en nuestro país cientos de muertes y enfermedades cada año.

Chagas, es la principal enfermedad endémica de la Argentina: 2 millones de infectados; 10 personas mueren por semana. Se combate con viviendas dignas y fumigación. Tuberculosis: 15.000 casos nuevos cada año. Es la responsable de muchas muertes evitables en adultos. Se necesitan aprox. 4 millones por año para la compra de los medicamentos. Presupuesto actual: 1,8 millones. La gripe común en la Argentina (año 2007) causó: 1.258.704 de casos denunciados; 22.000 Internaciones; 3.600 muertes.

La bronquiolitis, bronquitis y neumonía son las causas del 50% de las internaciones pediátricas en el invierno en menores de 2 años. Es una de las principales causas, según los especialistas, del aumento de la mortalidad infantil que pasó de 12,9 por mil en 2006 a 13,3 por mil en 2008.

Parte de las causas de estas muertes están dadas por falencias del sistema de salud: consulta tardía por falta de acceso, falta de camas de internación y chicos de bajo peso (falta de control del embarazo, pobreza, mala alimentación). Todas estas causas pueden ser modificadas y las muertes evitadas. Los hospitales están hoy desbordados, al igual que cada invierno, a lo que se agrega esta nueva pandemia.

La crisis no empieza hoy. En nuestro país vivimos en emergencia sanitaria, el dengue y la gripe A sólo lo están haciendo más visible.

Sólo falta que la emergencia sea reconocida y se invierta en recursos económicos y en políticas públicas universales e integrales. Faltan trabajadores de la salud en el sistema público; la mitad del existente está precarizado a través de becas, subsidios, contratos, reemplazos de guardias etc. Atender la crisis es terminar con la precarización. Atender la crisis es avanzar hacia un sistema de salud universal, gratuito y de calidad, al alcance de cada ciudadano. Atender la crisis es también recuperar nuestra capacidad de producción pública de medicamentos, no quedando como rehenes de los laboratorios multinacionales. Los trabajadores tenemos mucho que decir y aportar.

* Los datos han sido tomados de www.agenciacta.org.ar