Gran Bretaña:¡Lucha contra la masacre de empleos en Port Talbot! ¡Los trabajadores deben tomar cartas en el asunto!Gran Bretaña:

0
22

Los trabajadores de Port Talbot, en Gales, se enfrentan a despidos masivos y a la diezma de su ciudad. Sin embargo, los líderes sindicales están de brazos cruzados. Ha llegado el momento de actuar con valentía. Únete a los comunistas en la campaña para que los trabajadores tomen el control.

Los trabajadores de Port Talbot se enfrentan a la hora de la verdad. Miles de trabajadores perderán sus empleos el próximo mes si los patrones de Tata se salen con la suya con sus planes de cerrar los dos altos hornos principales de la acería, poniendo fin efectivamente a la producción de acero.

Esta acción es nada menos que una masacre de empleos. Miles de personas quedarán en la cuneta sin futuro.

Está claro que la hora de hablar se ha acabado. Si los trabajadores de Port Talbot no toman cartas en el asunto, será demasiado tarde. La ciudad, basada en el acero, quedará reducida a una ciudad fantasma.

Por cada puesto de trabajo en el sector del acero que se pierda, habrá un efecto dominó que afectará a otros cuatro o cinco trabajadores, auxiliares y similares. Los pequeños comercios se verán abocados a la quiebra.

Se convertirá, en palabras de Ellen Wilkinson con respecto a Jarrow en la década de 1930, en “la ciudad que fue asesinada”.

Actuar ahora

Sin duda, el primer paso debe ser una huelga inmediata, una reunión masiva de la ciudad, con la elección de un comité de acción, y una ocupación  de la acería para impedir el desmantelamiento de los altos hornos.

Las peticiones y los ruegos “con la gorra en la mano” no nos llevarán a ninguna parte.

Ya hemos visto lo que ocurrió en los valles del sur de Gales cuando cerraron las minas. Cerraron las acerías de Ebbw Vale, Consett y muchas otras, y convirtieron los pueblos en desiertos. En el proceso destrozaron incontables vidas y comunidades.

No podemos permitirnos quedarnos cruzados los brazos y ver cómo se repite la misma historia. Es hora de levantarnos y luchar.

¿Progreso?

A los capitalistas -ya sea en Gran Bretaña o en la India- sólo les interesan sus beneficios. Los trabajadores, que producen la riqueza, son considerados prescindibles. Estos propietarios multimillonarios pueden acabar de la noche a la mañana con el sustento de toda una ciudad sin tener en cuenta las consecuencias sociales.

Han destrozado la industria del carbón, la siderurgia, la construcción naval… todo en nombre del “progreso”, pero en realidad en nombre de sus beneficios. Dejando detrás un rastro de miseria. Ahora proponen convertir Port Talbot en un cementerio.

El siguiente mayor empleador después de Tata Steel es el supermercado Tesco – difícilmente una salida para los que se enfrentan a la cola del desempleo.

Siguiendo el ejemplo de los gánsteres de Tata, los propietarios chinos de British Steel Corporation planean ahora cerrar sus altos hornos de Scunthorpe.

Si se salen con la suya, será la primera vez desde la Revolución Industrial que Gran Bretaña no podrá producir acero desde cero. Así de bajo nos han llevado los capitalistas y sus secuaces. Estos vándalos económicos nos han destrozado.

Fin del camino

Los trabajadores de Port Talbot están al final del camino. Es necesario tomar medidas drásticas.

Pero muchos de los líderes sindicales están de nuevo “simplemente cumpliendo el expediente”, con poca intención de luchar. Forman parte de la brigada del “té y las galletas”.

Sus sugerencias de retrasos, despidos “voluntarios” y nuevas subvenciones estatales de 683 millones de libras han sido rechazadas por los propietarios.

Nosotros decimos: ¡Ningún recorte de empleo! Hay que proteger todos los puestos de trabajo, incluidos los de la próxima generación.

Los conservadores están ofreciendo a Tata 500 millones de libras de nuestro dinero para despedir a 3.000 trabajadores, cerrar los altos hornos y destruir Port Talbot, todo bajo el pretexto del lavado de cara ecológico.

Viven en otro planeta.

Dormidos al volante

No somos tontos. La decisión de Tata no tiene nada que ver con la reducción de las emisiones de carbono y la creación de “empleos verdes”, sino con sus pingües beneficios. De hecho, Tata está construyendo un nuevo alto horno en Kalinganagar (India) que expulsará contaminación.

Los jefes de Tata Steel afirman que están perdiendo 1 millón de libras al día, lo cual es una ficción. En 2022 ganaron 206 millones de libras. Pagaron 1.400 millones de libras a los accionistas entre 2019 y 2023.

Los líderes sindicales tienen que mover el culo y dejar de suplicar a la patronal. ¿Por qué el Congreso de Sindicatos de Gales no convoca una huelga general de un día en todo Gales?

Paul Nowak, secretario general del TUC británico, acusó al Gobierno de estar “dormido al volante”. Pero son los dirigentes sindicales los que están dormidos.

Es hora de que digan ¡basta!. Es hora que digamos ¡Basta!. Si los líderes sindicales siguen arrastrando los pies, los trabajadores deben tomar las riendas.

No más subvenciones para llenar los bolsillos de los patrones. ¡Ocupar la fábrica! ¡Extender la acción!

Tomar control

Exigimos que los laboristas se comprometan a nacionalizar inmediatamente la industria siderúrgica, sin indemnización. ¡Los patronos ya nos han exprimido bastante! Y esta vez debe ser una nacionalización bajo control y gestión obrera.

Los comunistas decimos que la industria siderúrgica es vital para una economía próspera. Pero los capitalistas han presidido un declive masivo. Es hora de que se les muestre la puerta.

Tenemos que reactivar la economía, no mediante dádivas a estos parásitos, sino apoderándonos de sus palancas clave -los bancos y las principales industrias- y planificándola en interés de la clase obrera. Necesitamos una economía basada en nuestras necesidades, no en los intereses del beneficio privado.

Ya es hora de que los trabajadores, que construimos este país, tomemos el control del mismo. Ya es hora de que lo planifiquemos, lo organicemos y lo desarrollemos según nuestras necesidades, para que todos podamos disfrutar de la riqueza que producimos.

Hoy se necesita una acción urgente para salvar Port Talbot, y todas las demás zonas del país amenazadas, o se verán abocadas a la ruina. Los agricultores franceses pusieron de rodillas a los jefes de la UE. ¿Por qué no podemos hacer lo mismo aquí?

La lucha de los trabajadores de Port Talbot es nuestra lucha. ¡Ayudémosles a ganar!

Los Comunistas del Sur de Gales están organizando una reunión pública en Port Talbot el domingo 11 de febrero, de 2 a 4 de la tarde. Únete a nosotros en el Centro Comunitario Canolfan Cymunedol Taibach (SA13 1NA) para organizarnos, discutir tácticas para la lucha y cómo llevarla al siguiente nivel. Ha llegado la hora de la acción.

Y si eres de Port Talbot o te va a afectar el cierre propuesto, ¡queremos conocer tu opinión!

Por favor, ponte en contacto con nosotros en communist.red/submit para hacernos saber lo que piensas de los jefes de Tata, y cuál crees que es el camino a seguir. Haremos todo lo posible por publicarlo en nuestro próximo número de El Comunista.