Fuera la Gendarmería y las fuerzas de represión de Las Heras

0
96

La lucha de Las Heras desnudó el fraude de la democracia burguesa, una cortina que esconde la dictadura más desnuda de los grandes capitalistas. Depositamos, por tanto, toda la responsabilidad por la muerte del policía Sayago en aquellos que violentaron con todos los medios a su alcance la voluntad soberana de los trabajadores de exigir mejores condiciones de vida y de trabajo: patronal, Gobierno, prensa, policía, jueces y burocracia sindical. Exigimos el retiro inmediato de los cientos de efectivosivos de la Gendarmería y otras fuerzas represivas de la zona donde se ha instaurado un verdadero estado de sitio, amenazando y humillando a los trabajadores y sus familias.

Solidaridad con la lucha heroica de los trabajadores petroleros

La heroica movilización de los petroleros de Las Heras ha desatado toda la furia de la clase dominante y sus agentes en el Gobierno, la judicatura, la prensa y las fuerzas de represión. A través de la acción directa de masas: huelga, corte de ruta, marchas y una pueblada que consiguió arrancar de la comisaría al dirigente Mario Navarro, detenido por orden judicial, los trabajadores petroleros demostraron el poder de su acción colectiva. Y pese a difícil situación represiva consiguieron imponer, total o parcialmente, una parte de sus demandas: el encuadramiento en el gremio petrolero de todos los trabajadores, el pago de los días caídos, el compromiso del gobierno de subir en el mes de abril el mínimo imponible a los trabajadores afectados injustamente por el impuesto a las ganancias, ningún despido, etc.
La lucha de Las Heras desnudó el fraude de la democracia burguesa, una cortina que esconde la dictadura más desnuda de los grandes capitalistas. Depositamos, por tanto, toda la responsabilidad por la muerte del policía Sayago en aquellos que violentaron con todos los medios a su alcance la voluntad soberana de los trabajadores de exigir mejores condiciones de vida y de trabajo: patronal, Gobierno, prensa, policía, jueces y burocracia sindical.
Exigimos el retiro inmediato de los cientos de efectivos de la Gendarmería y otras fuerzas represivas de la zona donde se ha instaurado un verdadero estado de sitio, amenazando y humillando a los trabajadores y sus familias.
Esta lucha va más allá de los trabajadores petroleros. Los capitalistas quieren un escarmiento ejemplar contra los petroleros de Santa Cruz que sirva de lección al conjunto de la clase obrera argentina para paralizar las luchas que se avecinan por un salario y un empleo digno. Sobre todo, les quita el sueño que los trabajadores hayan desafiado al aparato represivo burgués, cercando una comisaría y liberando a un trabajador detenido. No quieren que cunda el ejemplo y se preparan para tomarse su venganza.
Por eso es vital rodear de la máxima solidaridad de clase a los compañeros y aplaudimos la iniciativa del activismo obrero y de izquierda, donde participa el Movimiento Intersindical Clasista (MIC) y otros activistas de Derechos Humanos y de izquierda, por constituir una Comisión de Solidaridad con los petroleros de Las Heras.
Apoyamos la iniciativa de constituir un Fondo de Huelga para apoyar a los compañeros y la jornada nacional de movilización del Jueves 23 de febrero.
Por nuestra parte, la Corriente Socialista El Militante, además de colaborar y participar en todas estas iniciativas en la medida de nuestros esfuerzos, nos comprometemos a impulsar una campaña internacional de solidaridad junto a nuestros compañeros de la Corriente Marxista Internacional (www.marxist.com) para acercar la solidaridad de activistas del movimiento obrero internacional a los compañeros de Las Heras.