Esteban Volkov, Leonardo Padura y Alan Woods lanzan la campaña de la Casa Museo León Trotsky en Brasil

0
141

Miles de personas asistieron a un mitin en línea el 25 de noviembre para lanzar una campaña brasileña en apoyo de la Casa Museo León Trotsky en México. La reunión fue organizada y presentada por Roberto Robaina, concejal del PSOL (Partido Socialismo y Libertad) en Porto Alegre y líder de la tendencia del MES dentro del partido, Serge Goulart (de la Esquerda Marxista, sección brasileña de la CMI) e Israel Dutra, el responsable de relaciones internacionales del PSOL. En la reunión intervinieron Esteban Volkov, nieto de Trotsky, Gabriela Pérez Noriega, directora del Museo, Leonardo Padura, el renombrado escritor cubano que escribió «El hombre que amaba a los perros«, y Alan Woods, editor del sitio web «En defensa del marxismo» y figura destacada de la Corriente Marxista Internacional.


El primer orador de la reunión fue Gabriela Pérez Noriega, Directora Jurídica de la Casa Museo León Trotsky en México, que ha desempeñado un papel extraordinario en la gestión del Museo contra viento y marea en los últimos años y ha emprendido toda una serie de iniciativas para renovarlo. Debido al impacto de la pandemia de Covid-19, el Museo ha estado cerrado al público durante los últimos ocho meses, privándolo de unos ingresos muy necesarios. La Corriente Marxista Internacional ya ha organizado un llamamiento financiero internacional para apoyar al Museo que ha recaudado más de 10.000 euros. Este mitin fue el lanzamiento de una campaña similar en Brasil.

Su intervención fue seguida de un mensaje grabado en vídeo por Esteban Volkov, nieto de Trotsky. Esteban explicó la importancia histórica del Museo de Trotsky que se encuentra en la última residencia de Trotsky y su casa hasta su asesinato el 20 de agosto de 1940. «La importancia del Museo es defender y restablecer la verdad histórica» dijo, y esta verdad histórica tiene que ser transmitida a las nuevas generaciones. Agradeció a los camaradas por organizar la campaña.

A continuación, Alan Woods tomó la palabra y comenzó explicando cómo «Esteban Volkov es un vínculo vivo con la historia, el último testigo presencial vivo de los sangrientos acontecimientos del 20 de agosto de 1940, cuando un agente estalinista, de manera cobarde y vil, puso fin a la vida del gran revolucionario ruso que, junto con Lenin, dirigió la gran revolución de octubre». Alan explicó cómo los últimos años de la vida de Trotsky, que pasó en el exilio en México, los consideró «la obra más importante de mi vida». Fue una época en la que Trotsky libró una heroica lucha en defensa de las genuinas tradiciones del bolchevismo. Era un hombre solitario, solo en el mundo, que se enfrentaba a la más monstruosa máquina burocrática asesina del estalinismo. En estas condiciones, explicó Alan, «Trotsky defendió las tradiciones de Octubre» y produjo algunas de las más grandes obras de la teoría marxista» entre ellas La revolución traicionada, En defensa del marxismo y su última obra incompleta, la biografía de Stalin.

Alan Woods destacó el papel desempeñado por Gabriela Pérez Noriega en la dirección del Museo de Trotsky y su desarrollo en todos los niveles. Alan cerró su intervención diciendo que el libro de Padura es una novela extraordinaria «que combina una gran calidad literaria con el estricto respeto de la verdad histórica» y recomendó encarecidamente a todos que la leyeran.

Alan fue seguido por Leonardo Padura, el renombrado escritor cubano, que se unió a la reunión desde su casa en La Habana. Agradeció a Alan Woods sus «generosos comentarios sobre mi libro» [El hombre que amaba a los perros], así como los de Esteban Volkov. «Sólo soy un autor que leyó sobre la vida y la obra de Trotsky para escribir una novela», dijo. Explicó que en su primera visita a México en 1989 le pidió a un amigo que lo llevara a la Casa Museo León Trotsky. «Cuba había seguido en relación con Trotsky la misma política que la de la URSS, es decir, ignorarlo, y por lo tanto sabía muy poco de él. Allí sentí la historia». Más tarde, explicó Padura, se enteró de que el asesino de Trotsky había muerto en Cuba. Esta combinación de factores fue el origen de su libro. El libro, El hombre que amaba a los perros, fue lanzado en México en la Casa Museo León Trotsky en 2017, por Padura, Esteban Volkov y Alan Woods en una reunión muy exitosa. Leonardo Padura señaló lo alentador que es que todavía hay mucho interés en la vida y obra de León Trotsky. «Me siento un poco fuera de lugar entre tales expertos en Trotsky, ya que sólo soy un autor que intentó usar lo que le pasó a Trotsky para entender mi realidad. Es un libro escrito desde Cuba por un cubano, y eso es lo que hace a este libro muy peculiar».

El encuentro fue clausurado por Roberto Robaina y Serge Goulart, quienes agradecieron a todos los participantes y se comprometieron a llevar a cabo la campaña de apoyo a la Casa Museo León Trotsky en Brasil.

La reunión, que se llevó a cabo en español y portugués, fue seguida por espectadores de todas partes de Brasil, así como muchos de toda América Latina y España y más allá.