¡Es hora de lanzar una Internacional Comunista Revolucionaria!

0
64

“¡Esto es un renacimiento, un renacimiento!”. Estas palabras, pronunciadas por el dirigente teórico de la CMI, Alan Woods, encapsularon el estado de ánimo en una reciente reunión de nuestro Comité Ejecutivo Internacional (CEI)  en Italia. Una capa importante de trabajadores y jóvenes está tendiendo la mano para tomar la bandera del comunismo con audacia; debemos salir decididamente a encontrarlos con la construcción de una Internacional Comunista Revolucionaria.  

Perspectivas mundiales: crisis y radicalización

Nuestro nuevo y audaz giro se deriva de la situación objetiva, esbozada por Alan en la sesión de apertura sobre las perspectivas mundiales. Los capitalistas tiemblan por la crisis en todos los niveles -político, económico, social y militar- mientras la inflación carcome los salarios y la calidad de vida de las masas.

En medio de esta agitación, Alan explicó que no debemos sobrestimar la racionalidad de los capitalistas. Citando a Lenin: “un hombre al borde de un precipicio no razona”. La clase dirigente se tambalea de metedura de pata en metedura de pata. En 2022, vimos al presidente estadounidense Joe Biden, esa criatura de la era de la Guerra Fría, arrastrar a Ucrania a una guerra imposible de ganar con Rusia. El año pasado, apoyó sin reservas la guerra genocida de Israel en Gaza. Y ahora, Estados Unidos lanza nuevos ataques aéreos en Oriente Medio y hace sonar los tambores de guerra contra Irán. Una guerra más amplia en Oriente Medio sería desastrosa, y sin embargo los imperialistas van a la deriva hacia ella.

Haciendo una comparación con el Titanic, Alan admitió que el capitán de aquel malogrado barco al menos no vio acercarse el iceberg, mientras que “Biden y sus asesores pueden ver el iceberg en el horizonte y gritan: ¡a todo vapor!”.

Mientras el mundo arde (figurada y literalmente) las masas se desesperan de sus dirigentes. Todas las encuestas en todos los países revelan un odio profundo a todos los pilares del establishment: desde la política, a las grandes empresas, pasando por la prensa. Mientras tanto, el movimiento obrero ha empezado a despertar de su letargo en Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos e incluso en países como Alemania, donde ha permanecido inactivo durante décadas.

Este importante cambio de conciencia se produce tras un período en el que las tendencias reformistas de izquierda (los movimientos de Corbyn y Sanders, SYRIZA, Podemos, etc.) han sido puestas a prueba hasta la destrucción. “En todos los casos, despertaron enormes expectativas y esperanzas”, dijo Alan, “sólo para ser frustradas”. 

El reformismo -incluso el “socialismo”- son, por tanto, vistos con recelo por las capas más radicales de los trabajadores y la juventud. Como atestigua el éxito de nuestra campaña “¿Eres comunista?” , para los luchadores de clase de hoy en día, nada salvo el comunismo es suficiente.

“En todos los países miles, decenas de miles, cientos de miles, probablemente millones de jóvenes han aceptado las ideas del comunismo… El comunismo real surge del instinto visceral, de la necesidad de luchar y cambiar las cosas. Estas nuevas capas se autodenominan comunistas, no han leído los libros, ¡pero eso es lo que son! No necesitan que les convenzan”.

Llegar a esta creciente vanguardia de trabajadores y jóvenes fue la consigna de esta reunión internacional de la dirección de la CMI. Ganando a estos comunistas instintivos para nuestras filas, concluyó Alan, “construiremos una poderosa internacional comunista. Una fuerza seria que no se limite a observar y comentar los acontecimientos, sino que sea capaz y esté dispuesta a participar en el desarrollo de la lucha de clases en todos los países.”

Imperialismo y Palestina

Las meteduras de pata de Biden coinciden con el relativo declive del imperialismo estadounidense en la escena mundial, creando espacio para que rivales como Rusia y especialmente China labren sus propias esferas de influencia. Todo esto se trató a fondo en una sesión separada sobre el imperialismo.

Jorge Martín, del Secretariado Internacional (SI), explicó que, desde su transición al capitalismo, China se ha convertido en la segunda potencia imperialista del mundo. Ahora desafía a Estados Unidos en sectores de alta tecnología como la supercomputación y los vehículos eléctricos; se asegura nuevos mercados, aliados y rutas comerciales para exportar su capital; y choca con Occidente en cuestiones estratégicas como la soberanía de Taiwán. Mientras tanto, Rusia ha utilizado su gran base industrial y su considerable poderío militar para ganarle la partida a Occidente, en Siria y ahora en Ucrania.

La división y repartición del mundo representa un factor clave en las perspectivas, preparando inestabilidad en el futuro. Es imperativo que los comunistas tengamos una perspectiva clara sobre la cuestión del imperialismo, partiendo de la situación objetiva y tomando como marco teórico el magistral análisis de Lenin. Esta importante reunión aprobó por abrumadora mayoría un documento, redactado en 2016, que explica nuestra posición sobre esta cuestión.

También discutimos la sangrienta guerra de Israel en Gaza, que se ha convertido en un punto focal para la lucha de clases mundial. Ha desenmascarado completamente a los imperialistas occidentales, que constantemente emiten sermones sobre “democracia y estado de derecho”, mientras ayudan, arman e instigan la matanza de miles de palestinos. La situación ha enfurecido a las masas de todo el mundo; y nuestros camaradas han sido objeto de ataques generalizados por parte del Estado burgués por nuestra solidaridad con Palestina y nuestros llamamientos a una solución revolucionaria.

La reunión votó unánimemente la ratificación de la declaración de la Corriente Marxista Internacional publicada poco después del ataque de Hamás del 7 de octubre, en el que se afirma claramente que los comunistas están del lado de los oprimidos, y rechazan la rancia hipocresía de nuestros imperialistas. Intifada hasta la victoria: ¡revolución hasta la victoria!

Grandes avances

Un punto culminante de la semana, que muestra el potencial para un crecimiento tormentoso de las fuerzas del comunismo en todas partes, llegó con las comisiones consecutivas de dos secciones de la IMT en países donde el comunismo parecía muy remoto: EEUU y Suiza. Sin embargo, los camaradas estadounidenses y suizos han dado pasos de gigante en el último periodo.

Tom Trottier, de la dirección de la sección estadounidense, esbozó las profundas contradicciones del capitalismo estadounidense, donde a pesar de que la clase dominante alardea de recuperación económica y estabilidad, las masas no ven ninguna prueba de ello en sus salarios o condiciones de vida.

Con Biden enfrentándose a algunas de las peores encuestas de popularidad de los últimos tiempos, y Donald Trump superando a toda la oposición en las primarias republicanas, otra “Escuela de Trump” parece inevitable después de las elecciones presidenciales de 2024. 

Esto no marcará el comienzo del “fascismo”, como afirman los liberales y los alarmistas reformistas, sino que va a polarizar y radicalizar a la sociedad estadounidense aún más. Un vacío en la izquierda deja el campo libre para que el comunismo se apodere de las mentes de los trabajadores y los jóvenes en estas condiciones.

El camarada Antonio Balmer dio una muestra del estado de ánimo real entre millones de estadounidenses al leer un mensaje a nuestro sitio web de EE.UU. de un joven trabajador, que ahora ha sido reclutado:

“Odio el capitalismo con cada fibra de mi cuerpo, que me parta un rayo si este vil sistema va a arrastrarme con él, y si lo hace, moriré luchando contra él… No necesito que me convenzan, sólo los medios y más educación”.

Este, dijo Antonio, “¡es el nuevo tipo de americano que ha producido la historia!”. Hemos recibido miles de mensajes similares de enfurecidos y abnegados jóvenes comunistas en ciernes.

Los camaradas han sacudido su organización de arriba abajo para conectar con esta capa, prescindiendo de cualquier pasividad o rutinismo. Basándose en estos métodos, los camaradas estadounidenses confían en alcanzar los 1.000 militantes este año.

Si la idea de que el comunismo arraigue en EE.UU. parecía descabellada, en la rica y “neutral” Suiza podía parecer francamente imposible. Y sin embargo, Dersu Heri, de la dirección de la sección suiza, describió nuestros asombrosos avances en este país, donde hemos crecido un 60% en sólo seis meses.

Dersu explicó que este crecimiento se basaba en una capa de camaradas ganada gracias a la campaña “¿Eres Comunista?” : “La psicología de esta gente es como la de soldados que esperan ser movilizados para la guerra de clases”. Estos nuevos combatientes rebosan de la necesidad urgente de construir, y se convierten inmediatamente en nuestros mejores reclutadores: enarbolan audazmente consignas comunistas en sus universidades, en las calles… ¡e incluso en el tranvía!

Nuestro perfil también se ha visto impulsado por la prensa burguesa, que lanzó una despiadada campaña de difamación contra las consignas de intifada y revolución de nuestros camaradas en Oriente Medio. En lugar de acobardarnos, pasamos a la ofensiva, lanzando manifestaciones y reuniones por todo el país, incluida una concentración en Berna a la que asistieron cientos de personas con poca antelación. 

Esta actitud audaz y este espíritu de lucha han sido la clave del éxito de los camaradas para atraer a los más audaces luchadores de clase. Nuestro objetivo en todas partes es precisamente fusionarnos con esta capa, hacer de ellos bolcheviques conscientes y organizados, y convertirlos en una fuerza histórica decisiva. Todo lo que tenemos que hacer es armarlos con las herramientas teóricas correctas, y proporcionarles el ámbito más amplio posible para que tomen la iniciativa y construyan.

Como parte de este giro, los camaradas lanzan el Partido Comunista Revolucionario: ¡una punta de lanza para dirigir a la nueva generación de comunistas suizos en la lucha contra el capitalismo!

Fin de nuestra prehistoria

La última etapa de esta histórica reunión del CEI comenzó con una inspiradora sesión sobre finanzas, cuya joya de la corona fue la inauguración de nuestra nueva sede internacional en Londres. Esta oficina se erige como un monumento literal al espíritu bolchevique de sacrificio de nuestros miembros, que nos liberará de la dependencia de los terratenientes capitalistas.

A continuación, Hamid Alizadeh, del Secretariado Internacional, presentó un informe organizativo que no se parecía a nada de lo que habíamos escuchado en una reunión como ésta. Lo que realmente reveló es que nuestra prehistoria está llegando a su fin. Nuestros antiguos métodos -basados en círculos de lectura en las universidades- han quedado obsoletos por la situación objetiva. En todo el mundo, estamos dando un audaz giro hacia el exterior: nuestro objetivo es conquistar cada calle, cada lugar de trabajo y cada aula para el comunismo.

Nuestra tasa de crecimiento (casi el 40% en el último año) está por encima de cualquier cosa que hayamos visto antes. Tras haber superado la barrera de los 5.000 miembros en octubre de 2023, en enero de 2024 superamos los 6.000 camaradas en todo el mundo. Los camaradas británicos fueron los primeros en cruzar el umbral de los 1.000, pero dados los niveles de crecimiento del año pasado en secciones como Italia (25%, hasta 515 camaradas), Canadá (70%, hasta 668 camaradas) y EE.UU. (85%, hasta 630 miembros), ¡no estarán solos por mucho tiempo!

Varios grupos más pequeños han experimentado un crecimiento explosivo y van camino de convertirse en secciones plenas. Por ejemplo, los camaradas de Irlanda han crecido más de un 380% desde enero de 2023, de siete a 34 miembros.

Mientras tanto, nuestros sitios web, podcasts y vídeos acumulan millones de visitas cada año. Nuestra editorial, Wellred Books, ha vivido el mejor año de su historia, y se prepara para otro año récord, con ejemplares de En defensa de Lenin, una nueva biografía de Rob Sewell y Alan Woods, volando de las estanterías como parte de una campaña de un año de duración #LeninLives para conmemorar el centenario de la muerte del gran revolucionario. No es exagerado decir que somos la principal fuente mundial de teoría, noticias y análisis comunistas.

¡Hacia la Internacional Comunista Revolucionaria!

Debemos comprender el carácter del período en el que hemos entrado. Los partidos reformistas de masas están dominados por la derecha; los estalinistas y las sectas están en crisis; los reformistas de izquierda en muchos países han sido aplastados por sus vacilaciones y traiciones; y existe una profunda veta de trabajadores y jóvenes radicales dispuestos a abrazar el comunismo. La situación pide a gritos un nuevo punto de referencia.

En reconocimiento de esto, varias secciones -incluyendo Suiza, como ya se ha mencionado, junto a Gran Bretaña, Suecia, Dinamarca, Canadá y Alemania- han tomado la decisión histórica de lanzar nuevos Partidos Comunistas Revolucionarios , y otras secciones se están preparando para hacer lo mismo.

La dialéctica nos enseña que, en un momento dado, el desarrollo histórico alcanza un punto de inflexión. Cuando lo hace, no podemos aferrarnos al pasado y a los viejos métodos de trabajo, sino que debemos abrazar con entusiasmo el futuro. En muchas partes del mundo, nos estamos convirtiendo en un punto focal, y tenemos que presentarnos como tal. “Estamos en medio de un salto dialéctico, un cambio cualitativo”, dijo Hamid en las conclusiones del informe de organización: “Queremos convertirnos en una fuerza real, que compita por las capas avanzadas de los trabajadores y la juventud”.

Por lo tanto, la Corriente Marxista Internacional debe refundarse de nuevo para hacer frente a un mundo cambiado. Prescindimos de nuestra vieja bandera y reforjaremos una nueva Internacional Comunista Revolucionaria (ICR): un faro bajo el cual pueda reunirse la generación de comunistas de hoy. 

En medio de un aplauso entusiasta, la reunión aprobó por unanimidad la propuesta sobre este paso audaz y necesario. Hemos resuelto convocar en verano una conferencia mundial extraordinaria, abierta a todos los comunistas dispuestos a unirse a nosotros en la lucha, en la que se constituirá oficialmente esta nueva Internacional.

Llamamos a todos los camaradas de la Internacional a hacer ya los preparativos: discutir, difundir y digerir el significado de este nuevo perfil. Ya no nadamos contra corriente: la marea de la historia nos empuja.

“¡Audacia, audacia y aún más audacia!”.

En su discurso de clausura, Alan observó un estado de ánimo totalmente nuevo en este órgano de dirección. Por un lado, explicó, se trata de un “reflejo objetivo de un cambio de toda la situación”. Nunca habíamos visto un odio tan generalizado al statu quo, ni una crisis tan fundamental del viejo orden.

“Esto es algo que hemos predicho en nuestras perspectivas durante décadas”, dijo Alan. “Pero ahora ya no es una perspectiva. Es un hecho. Un hecho palpable que todo el mundo puede ver y sentir”.

Por otro lado, existe una cuestión subjetiva sobre la etapa por la que atraviesa nuestra internacional. Alan explicó que todo partido político es un organismo vivo, que debe pasar por una etapa embrionaria. Para un partido revolucionario, se trata de una etapa de “círculos pequeños, que engendra una mentalidad de círculos pequeños, caracterizada por métodos informales”.

Pero esos métodos se convierten en un obstáculo para el desarrollo. “O se descartan, o se destruye la organización. Hace tiempo que hemos superado la etapa de los círculos pequeños. Todas las secciones están creciendo rápidamente, y se exigen nuevos métodos y una nueva psicología”.

Para ilustrar esta nueva actitud, Alan destacó el trabajo de un solo camarada en una pequeña ciudad galesa llamada Port Talbot, donde la vital industria siderúrgica ha sido prácticamente destruida, y ahora se planean grandes despidos en las últimas acerías que quedan.

Frente a los métodos “de siempre” del sindicato oficial, este joven camarada obrero, apoyado por las secciones de los alrededores, tomó la iniciativa de llamar a los trabajadores a la huelga y a ocupar la acería, y anunció una concentración pública. Los camaradas se han lanzado a una lucha a vida o muerte por toda la ciudad. Independientemente de los resultados, éste es un ejemplo de la psicología que se exige a todos los camaradas de la Internacional.

Métodos como éste pondrán a los camaradas británicos del (pronto) Partido Comunista Revolucionario en el mapa, y darán ejemplo del tipo de Internacional Comunista Revolucionaria que necesitamos construir.

En su conclusión, Alan pidió a los camaradas que adoptaran el inmortal lema de Danton: 

“¡Audacia, audacia y más audacia! Sobre esa base venceremos”.

¡Adelante con la Internacional Comunista Revolucionaria!

—-

Para inscribirte en la Escuela Mundial de Comunismo de junio, donde se fundará una nueva Internacional Comunista Revolucionaria, haz clic aquí. El evento está abierto a todos: obsérvalo desde casa o en una de las docenas de reuniones en todo el mundo.