El paro docente derrota al miedo y a las amenazas del gobierno bonaerense

0
143

A pesar del decreto de conciliación obligatoria y de las amenazas de declarar ilegal las medidas de fuerza y sancionar a los sindicatos, continúa por otras 48 hs. este lunes y martes, el paro de los docentes de la provincia de Buenos Aires. La medida, tomada por el Frente Gremial Docente formado por SUTEBA y FEB, suma entonces 96 hs. consecutivas. Se reclama aumento salarial, mayor presupuesto para educación (para infraestructura, becas y material didáctico) y contra la reforma educativa.

Es necesario coordinar medidas con los trabajadores estatales

A pesar del decreto de conciliación obligatoria y de las amenazas de declarar ilegal las medidas de fuerza y sancionar a los sindicatos, continúa por otras 48 hs. este lunes y martes, el paro de los docentes de la provincia de Buenos Aires. La medida, tomada por el Frente Gremial Docente formado por SUTEBA y FEB, suma entonces 96 hs. consecutivas. Se reclama aumento salarial, mayor presupuesto para educación (para infraestructura, becas y material didáctico) y contra la reforma educativa.

Pero el éxito del paro, con altos índices de acatamiento, no se hubiese conseguido sin el coraje de los docentes en sus lugares de trabajo. Desafiando las amenazas del gobierno: con sanciones, descuentos y, sobre todo, frente a las visitas amenazantes de inspectores en las escuelas con el fin de confeccionar listas negras de adherentes a la medida de fuerza.

También se pretende enfrentar a docentes con padres, acusando a los primeros por las deficiencias educativas y la pérdida de días de clase. Se intenta ocultar que el deterioro en la educación proviene de las condiciones de pobreza y miseria de alumnos y docentes y de las consecuencias de los sucesivos recortes presupuestarios a la educación. Y también de la descentralización con la que el estado nacional, primero, y ahora el provincial, se van desentendiendo de la política educativa y su financiación, pasando esa responsabilidad a municipios y padres, con el consecuente aumento de la desigualdad y de la influencia de los sectores privados y religiosos.

Luego de meses de lucha docente, el gobierno sólo atina a prometer un aumento indeterminado para el próximo año. Los sindicatos reclaman una recomposición inmediata del salario básico, que actualmente es de $ 260.-, que de esa manera permita se incrementen los ingresos de los docentes jubilados. Es vergonzoso que el mismo estado sea quien abona montos en negro. Y que entre todas esas sumas adicionales, además del incentivo abonado por el estado nacional, no se llegue a los $ 735.- considerados como línea de pobreza. Si no hay respuesta, los docentes prometen continuar su lucha con el comienzo del ciclo 2005.

Es hora de que se atiendan los reclamos de los trabajadores. El record de la recaudación quita toda excusa al gobierno provincial para seguir demorando la recomposición salarial y demuestra a quienes se privilegia: obras públicas para los agroexportadores, fabulosos fondos para la política represiva de seguridad y el pago de la deuda externa.

Es necesario que los sindicatos docentes avancen en la coordinación de las medidas con los demás trabajadores provinciales, como se ha comenzado a hacer con ATE, judiciales y médicos. Para los próximos jueves y viernes se espera que el paro activo convocado por ATE paralice los ministerios, escuelas y hospitales de la provincia.

Todos los trabajadores de la provincia debemos apoyar la lucha docente por aumento salarial, mayor presupuesto, en defensa de la educación pública, gratuita y laica y contra la implementación de la ley federal educativa que significa la continuidad de la decadencia de la educación para nuestros hijos y la profundización de la desigualdad social.