Brutal represión a los obreros de MAFISSA

0
99

En la tarde del martes mientras se realizaba una concentración de alrededor de 200 personas, integrado en su inmensa mayoría por obreros de la textil platense MAFISSA, acompañados por partidos de izquierda y organizaciones sociales, en la puerta delMinisterio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, se produjo una represión cuando efectivos policiales dispararon a quemarropa contra los manifestantes. En la tarde del martes mientras se realizaba una concentración de alrededor de 200 personas, integrado en su inmensa mayoría por obreros de la textil platense MAFISSA, acompañados por partidos de izquierda y organizaciones sociales, en la puerta del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, se produjo una represión cuando efectivos policiales dispararon a quemarropa contra los manifestantes.

Uno de los trabajadores, Roberto Bustos, fue herido por impactos de goma en la aorta de una de sus piernas, lo que hizo que deba ser intervenido de urgencia a riesgo de perder su vida, en el Hospital Gutiérrez de La Plata. Los otros heridos de consideración son Carlos Ferraro y Jorge Udek, aunque en estos casos ambos están fuera de peligro.

Los obreros de la textil MAFISSA ubicada en la localidad platense de Lisandro Olmos, habían iniciado en horas del mediodía la marcha a pie desde las instalaciones de la fábrica en 44 y 184, para dirigirse hacia la cartera laboral bonaerense a exigir que se los reciba y escuche en su problemática, que ya lleva varios meses sin solución con 62 operarios en la calle y varios más amenazados de ser despedidos si continúan con los reclamos.

Todo se desarrollaba con normalidad, y mientras una delegación se encontraba negociando en el interior del Ministerio, sorpresivamente un forcejeo con la policia terminó con la reacción desmesurada de los efectivos, quienes efectuaron varios disparos hacia la manifestación, con los resultados descriptos.

La situación de los trabajadores de MAFISSA es alarmante: con sueldos de miseria, precarización laboral extrema, y diversos problemas de salud a causa de la contaminación, vienen de soportar un lock-out patronal de más de un mes durante mayo y junio último. Luego de una ardua lucha se logró poner en marcha nuevamente la empresa, pero las condiciones no mejoraron demasiado.

Manufacturas de Fibra Sintética S.A. (MAFISSA) es uno de los mayores productores de sintético de Sudamérica, y gana aproximadamente entre 75 y 80 mil dólares por turno de trabajo, al mismo tiempo que abona sueldos de 1000 pesos por mes. Fundada en 1959 por Jorge Curi, la empresa perteneció siempre a esa familia, pero fue utilizando diversos nombres en estos casi 50 años. Originalmente se llamó Petroquímica Sudamericana, pero en 1975 los dueños le cambiaron el nombre a "Hilandería Olmos", para no entrar en el convenio de los petroquímicos y así mantener a la baja el sueldo de sus empleados; hasta que en 1983 adoptan el actual nombre: MAFISSA.