Balance del Tercer Encuentro de Proyecto Sur

0
103

Creemos que el espacio de Proyecto Sur contiene en su seno una potencialidad enorme. La ausencia de una referencia de masas a la izquierda del kirchnerismo potencia aún más esta posibilidad, y tiene grandes oportunidades de expresar y lograr los verdaderos cambios que el pueblo trabajador aspira y que por ahora no tiene un continente. En la ciudad de Rosario, el día sábado 30 de mayo y domingo 1º de junio, sesionó el Tercer Encuentro de Proyecto Sur. Asistieron al mismo alrededor de doscientas personas.

La potencialidad del Encuentro ya se manifestó desde temprano en los informes por regionales, en la medida que en la campaña de No al Tren Bala – Sí al Tren Para Todos, quedó demostrado el acierto de la consigna, ya que la misma ha comenzado a congregar a miles de personas; no solamente con las firmas electrónicas recogidas para oponerse a este proyecto, sino además en la cantidad de mesas puestas en la calle en muchas de las provincias del país y que resulta una herramienta formidable para conectarse con las masas, sobre este tema y los grandes problemas nacionales.

Luego de la primera jornada, donde además de los informes, se tocaron temas como la Ley de Radiodifusión, Tren para Todos y recursos naturales, finalizó con un acto en la Facultad de Ingenierías, donde el referente de Proyecto Sur, Pino Solanas, realizó una intervención. En la misma y ante una asistencia de mil doscientas personas, Pino Solanas, describió la destrucción del Tren, (ver nota debajo). El Tren simboliza la destrucción de un país, Argentina, que llego a contar con 70.000 km. de vías férreas. Luego hizo extensivo este análisis a los principales recursos económicos con que cuenta una Nación; sea el petróleo, gas, sus campos, su flota mercante, etc., y las consecuencias de desocupación y otros males que ocasionó la pérdida de la maquinaria industrial del país.

Por último, apeló a la posibilidad cierta de que se puede construir otro País, otra democracia, e invitó a los sectores castigados, que cargan durante décadas una mochila de sufrimientos y traiciones por parte de los jefes sindicales y pejotistas.

La segunda jornada se desarrolló sobre el debate de organización y articulación con otras organizaciones.

Creemos que el espacio de Proyecto Sur contiene en su seno una potencialidad enorme. La ausencia de una referencia de masas a la izquierda del kirchnerismo potencia aún más esta posibilidad, y tiene grandes oportunidades de expresar y lograr los verdaderos cambios que el pueblo trabajador aspira y que por ahora no tiene un continente.

Es comprensible que se desarrollen dispositivos para evitar el arribismo, oportunismo y las aparateadas. Pero creemos que se debe avanzar en mecanismos de mayor participación y definición por las bases. También creemos que en el desarrollo de los dos días de plenario, se tendría que haber jerarquizado el debate político. Como dijimos en el volante que repartimos en el Encuentro. Estamos atravesando momentos políticos en donde las aguas han empezado a polarizarse. El conflicto agrario ha puesto blanco sobre negro la disputa de un alto porcentaje de la renta nacional.

Los sectores que lideran este reclamo, lejos de expresar los intereses generales de los que producimos la riqueza, enuncian en sus banderas los intereses de grupos que representan a las clases ricas, y la extranjerización y expoliación del país, amparadas -inclusive- en las políticas del gobierno de Fernández/Kirchner.

Creemos que es necesario desarrollar una política de masas, ampliando las posibilidades que se dan con sectores de la CTA que claramente vienen delimitando con el kirchnerismo.

Desde la Corriente Socialista el Militante saludamos esta iniciativa y comprometemos nuestra participación, así como también el esfuerzo en construir un movimiento político, de izquierda, clasista y democrático, que exprese la bronca de millones de trabajadores y jóvenes en la perspectiva del socialismo.