SULFACID

0
94

En el anterior número de El Militante dimos cuenta del espíritu de lucha de los obreros de SULFACID, nucleados en el Sindicato único de Trabajadores Químicos y Petroquímicos de Fray Luis Beltrán, quienes debieron dar pelea por el reintegro de tres delegados despedidos por la empresa y el mantenimiento del convenio colectivo que instituye la jornada de 6 hs fundada en el carácter insalubre de esa actividad, sufriendo innumerables presiones e inclusive la represión policial

Preparando las paritarias

En el anterior número de El Militante dimos cuenta del espíritu de lucha de los obreros de SULFACID, nucleados en el Sindicato único de Trabajadores Químicos y Petroquímicos de Fray Luis Beltrán, quienes debieron dar pelea por el reintegro de tres delegados despedidos por la empresa y el mantenimiento del convenio colectivo que instituye la jornada de 6 hs fundada en el carácter insalubre de esa actividad, sufriendo innumerables presiones e inclusive la represión policial legalizada por la intervención judicial de un magistrado de la ciudad de San Lorenzo.
En ese juego de pinzas se sumaron luego los legisladores provinciales de los partidos políticos de la burguesía, incluyendo a algún autotitulado "diputado obrero" del ARI, quienes se camuflaron bajo el rótulo de "mediadores" y la organización sindical nacional que nuclea a los Trabajadores Químicos, ambos presionando para el levantamiento de la huelga y de todo plan de lucha con la estrategia de llevar el conflicto a sede nacional, gestionando la intervención del Ministerio de Trabajo que, contemporáneamente con el rechazo de una acción cautelar presentada por la entidad gremial de base ante la Juez civil y laboral de San Lorenzo buscando el reconocimiento de los derechos de trabajo y de huelga, ordenó al sindicato hacer cesar las medidas de fuerza.
Frente a este cuadro de presión una asamblea de trabajadores decidió suspender la medida de fuerza, concurriendo a la convocatoria del gobierno nacional y de resultas de la misma acordó retrotraer la situación de los trabajadores despedidos al momento anterior al conflicto aceptando la empresa que los mismos cobren sus haberes hasta el mes de diciembre de 2005 , se los considere obreros de la firma, pero se les impone la obligación de no concurrir a la planta a prestar servicios, difiriendo el resto del pliego reivindicativo a la futura discusión paritaria del convenio de trabajo.
El cuerpo de delegados de SUTRACYP , y la delegación regional del sindicato emitieron un comunicado, donde afirman que SULFACID: "se sustenta en la impunidad que le brinda su poder económico….no trepida en meterle la mano a los menguados bolsillos de sus trabajadores;, contamina con sustancias altamente peligrosas a sus obreros y a toda la población de Fray Luis Beltrán y presionar al propio municipio para que este lejos de aplicar su poder de policía y políticas de salud ambiental les condone impuestos y tasas……..Los trabajadores les hemos dicho BASTA a esa impunidad y es por ello que también les decimos a quienes desde todos los estamentos y poderes del Gobierno están obligados a hacer respetar y cumplir las leyes, que si no lo hacen, y se prestan a este juego sucio , también deberán en algún momento no tan lejano ya, responder al pueblo.."…..Los trabajadores de SULFACID tenemos muy claro ya quienes son nuestros enemigos y sus cómplices, ya sea por acción o por omisión…..siempre hemos estado y estaremos por la lucha por nuestros derechos, concientes de que podemos llegar a perder alguna batalla , pero ésta no, porque estamos seguros de que la victoria final será nuestra….."