Sentencia contra Arakaki y Ruiz: una condena contra toda la clase trabajadora

0
207

El juez Javier Feliciano Ríos, titular del Tribunal Oral en lo Criminal Federal 3, dicto sentencia en el juicio contra César Arakaki y Daniel Ruiz, militantes del PSTU y del PO, respectivamente, y los condenó a penas de tres años y cuatro meses (Arakaki) y tres años de cumplimiento efectivo (Ruiz) por considerarlos coautores de lesiones en ocasión de agresión, intimidación pública y atentado contra la autoridad agravado por haber sido cometido a mano armada y por la reunión de más de tres personas, en el marco de las multitudinarias movilizaciones de diciembre de 2017 contra la reforma previsional de Macri que implicaba un mazazo para las jubiladas y jubilados. Fueron justamente las masas en las calles, a través de la acción directa, las que pusieron un freno al programa macrista que buscaba avanzar en una reforma previsional y laboral.

Este dictamen político es un avance sobre las libertades democráticas y juega como un escarmiento y disciplinamiento del movimiento de masas, en la actual situación de crisis social, económica y política. Este fallo es una amenaza para toda la clase trabajadora en su intento de dar respuesta a la ofensiva de los empresarios y la gran patronal argentina. Como salida desde los estamentos del Estado se combina la represión con la judicialización de la protesta.

Esta absurda sentencia, como señalan los compañeros Daniel y Cesar, se basa solo en los testimonios de los policías supuestamente agredidos, sin llamar a indagatoria a los cientos de testigos que se encontraban cerca del lugar. No cabe dudas que, desde la justicia, este dictamen tiene plena sintonía con las políticas de los gobiernos capitalistas que han arrastrado a la pobreza y la precarización a millones de trabajadoras y trabajadores. No es casual un fallo contra la protesta social en la antesala de un pacto con el Fondo Monetario Internacional.

Desde la Corriente Socialista Militante (CMI Argentina), nos solidarizamos con los compañeros César Arakaki y Daniel Ruiz y denunciamos al régimen que mantiene encarcelados a los compañeros. Debemos poner el empeño del conjunto de las agrupaciones que se reclaman de la izquierda como también aquellas organizaciones y sindicatos que defienden las libertades democráticas en sacar a los compañeros de la cárcel, y lograr la absolución, con la movilización popular. Pongamos en pie un frente único para luchar por todas y todos los presos políticos.

¡Por la defensa de las libertades democráticas!
¡Libertad a Arakaki y Ruiz!
¡Absolución de Sebastián Romero!
¡Inmediata libertad de Facundo Molares Schonfeld detenido en Chubut!
¡Libertad a Milagro Sala y a todas y todos los presos políticos!
¡No a la judicialización de la protesta!
¡Por una salida socialista de las y los trabajadores!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here