Se prepara otra traición a los kurdos del norte de Iraq

0
65

El parlamento turco autorizó al ejército iniciar una acción militar en el norte de Iraq, en los territorios kurdos, con la excusa de desmantelar las bases que tiene en esta región la guerrilla kurda (PKK) que opera en el sureste de Turquía, donde la población es mayoritariamente kurda y sufre una opresión nacional brutal. Desde entonces, el ejército turco ha estado incursionando regularmente en el norte de Iraq. El parlamento turco autorizó al ejército iniciar una acción militar en el norte de Iraq, en los territorios kurdos, con la excusa de desmantelar las bases que tiene en esta región la guerrilla kurda (PKK) que opera en el sureste de Turquía, donde la población es mayoritariamente kurda y sufre una opresión nacional brutal. Desde entonces, el ejército turco ha estado incursionando regularmente en el norte de Iraq.
En la invasión norteamericana de Iraq, los líderes kurdos iraquíes habían apoyado a EEUU y los habían ayudado con sus tropas, bajo la promesa de conseguir una especie de autonomía regional; de hecho, la zona kurda iraquí se ha convertido en una región autónoma.

Ambiciones imperialistas de Turquía

Con la decisión del parlamento turco, Turquía envía una señal clara de que no permitirá que los kurdos tengan ninguna forma de autonomía en Iraq, y menos aún un Estado independiente. Si los kurdos de Iraq consiguieran esto, animarían a la población kurda de Turquía a emprender la misma dirección.
Por otro lado, Turquía también tiene sus propias ambiciones imperialistas. Ha puesto sus ojos en los campos petrolíferos del norte de Iraq que están dentro de los territorios kurdos. Y además, pretende desviar la atención de los verdaderos problemas sociales que afectan a la sociedad turca, donde existe una enorme polarización social y se está reavivando la lucha de clases.
La realidad es que las tropas turcas ya están dentro de Iraq, con el consentimiento del gobierno iraquí. En septiembre, los gobiernos turco e iraquí sellaron un acuerdo que permite al ejército turco cruzar la frontera para perseguir a las guerrillas del PKK. Ahora de lo que se trata es de una invasión que posiblemente permitiría a Turquía crear una zona de seguridad dentro de Iraq a lo largo de su frontera, una ocupación de facto de una parte del país.
Si EEUU tiene que elegir entre los kurdos del norte de Iraq y sus aliados turcos, sabemos cuál será su decisión. Traicionará a los kurdos, como siempre hicieron en el pasado los imperialistas.
La nación kurda es una de las más grandes del mundo sin un Estado propio. Durante décadas, los kurdos fueron utilizados por una u otra potencia imperial, sin conseguir nada. Fueron gaseados, bombardeados y masacrados por las diferentes potencias. Esta situación continuará mientras el capitalismo domine la región.
Por lo tanto, el camino hacia la verdadera autodeterminación kurda está en el derrocamiento del capitalismo en Turquía, el derrocamiento del podrido régimen islámico iraní, en la expulsión del imperialismo norteamericano de la región y en el establecimiento de un verdadero estado obrero en Iraq.
Los trabajadores kurdos necesitan unirse con sus hermanos turcos, iraníes e iraquíes. Sobre la base de la lucha de clases en todos estos países, que inevitablemente se desarrollará en el próximo período, la perspectiva que se debe plantear en toda la región es la revolución socialista, que permita la formación de una Federación Socialista de Oriente Medio, donde no sólo los kurdos, sino todos los pueblos encuentren un hogar y su verdadera autodeterminación.