Repudiemos a los matones de la burocracia sindical de APUBA

0
140

Los incidentes del martes pasado fueron elocuentes en mostrarnos la verdadera catadura del bloque que propone a Alterini. Esos sectores vienen para usufructuar los recursos de la UBA mediante la corrupción, las prebendas y la venalidad, tal como lo hicieron durante el ‘reinado’ de Shuberoff. La patota del burócrata de APUBA, Anró, fue expresamente para golpear y provocar a los estudiantes, y eso es un aviso de lo que puede venir si este sector llega al gobierno de la Universidad.

Luchemos por la democratización de la UBA

Los incidentes del martes pasado fueron elocuentes en mostrarnos la verdadera catadura del bloque que propone a Alterini. Esos sectores vienen para usufructuar los recursos de la UBA mediante la corrupción, las prebendas y la venalidad, tal como lo hicieron durante el "reinado" de Shuberoff. La patota del burócrata de APUBA, Anró, fue expresamente para golpear y provocar a los estudiantes, y eso es un aviso de lo que puede venir si este sector llega al gobierno de la Universidad.
Para oponernos necesitamos organizar manifestaciones de masas que demuestren que la mayoría de los estudiantes, los docentes y los no docentes estamos en contra de esas camarillas. La clave es la masividad, sólo así podremos ganar, no hay otra forma.
Hasta ahora el activismo de la FUBA cumplió un encomiable papel militante en la ocupación de las sedes de la Asamblea, pero tampoco conviene que la pelea quede circunscripta a un pequeño núcleo de activistas. De esa ma-nera será más fácil para nuestros enemigos aislar y demonizar la lucha diciendo que son un pequeño grupo que no tiene representatividad.
Si logramos organizar movilizaciones masivas les torceremos el brazo a las camarillas dominantes y les demostraremos que son mayoría quienes re-chazan la corrupción y quieren una Universidad al servicio de las necesidades populares y no para hacer negocios. En este sentido, si desde la FUBA se hubiera diseñado una campaña de movilizaciones, como la de hoy, desde hace varias semanas, complementando la toma de instalaciones con marchas en la calle y vinculándolo a exigir solución a las demandas estudiantiles particulares de cada facultad, quizás hoy estaríamos en una posición más fuerte.
El punto fundamental en la agitación debe ser la necesidad de reforma del Estatuto por antidemocrático y reaccionario. No es suficiente con centrar la campaña en Alterini porque si se baja él, vendrá otro igual; las camarillas corruptas pueden barajar el declinar la candidatura de Alterini en favor de alguien menos irritante pero que realizará la misma política reaccionaria.
Nuestro eje debe ser la denuncia de esta Asamblea, de este Estatuto y la lucha por una reforma profunda y abarcativa que dé poder a todos los sectores (docentes, estudiantes, no docentes) que hoy están relegados.