Plenario Guido Macchi en Rosario: ¡Sumate a construir las fuerzas de la Revolución en Argentina!

0
399

En Rosario los días 23 y 24 de febrero tuvo lugar el plenario nacional “Guido Macchi” de la Corriente Socialista Militante, sección argentina de la Corriente Marxista Internacional.

Este plenario llega en un momento político electrizante para América Latina y el mundo. La crisis capitalista mundial continúa marcando el ritmo de los tiempos políticos, desatando la agudización de la lucha de clases en un país tras otro. El fantasma no recorre solo Europa, ya recorre el mundo entero.

Hubo estallidos revolucionarios en Francia, Cataluña, Irán, Sudán, Argelia, Túnez, Hong Kong, Ecuador, Chile, Haití, Irak y Líbano, donde las masas salieron a las calles y las huelgas generales se sucedieron una tras otra. En Venezuela vimos la derrota de un nuevo intento de golpe de Estado por parte del imperialismo norteamericano. En los países africanos los viejos dictadores atornillados al poder salieron eyectados por la acción directa de las masas en la calle. En Gran Bretaña el brexit ha conmocionado la situación política.

Estos desarrollos son una manifestación del mismo proceso general, el sistema capitalista ha entrado en una crisis profunda a escala mundial. Las clases dominantes no pueden ofrecer otra cosa más que ajuste, ajuste y más ajuste. Lo que a su vez empuja a las masas a la rebelión. Este es el carácter de la época. La época de la crisis capitalista es la época de la revolución mundial.

Ningún economista de ninguna tendencia niega ya que se aproxima una nueva recesión económica a escala global, esto implicara ajuste y rebelión. Es ahí hacia dónde vamos y ese es el futuro para el que debemos prepararnos. En este período veremos más levantamientos insurreccionares y estallidos revolucionarios.

El mito de la ola conservadora en América Latina y el giro a la derecha de los trabajadores y la juventud se ha derrumbado como un espantapájaros mal hecho. La caída de los gobiernos denominado progresistas no se debió a ningún avance del fascismo, sino debido al agotamiento del programa político que plantea sostener las ganancias del conjunto de los capitalistas por un lado y satisfacer las demandas populares por otro.

Estos fueron los principales debates que atravesaron la primera parte del plenario dedicada a analizar la situación política internacional. 

La segunda parte fue dedicada a la situación política en Argentina. La crisis del capitalismo argentino no es más que la expresión local de la crisis mundial.

La economía argentina está en terapia intensiva, la situación social sigue siendo explosiva y esto no puede ser corregido con paliativos. La crisis de la deuda provocada por el FMI y el Macrismo junto a los Gobernadores, hoy en el Frente de Todos, implica ajuste independientemente de quien gobierne. Ya que negociar significa pagar y se traduce en ajuste. El pago de la deuda es incompatible con la resolución de los problemas de los trabajadores porque por las vías del capitalismo es incompatible resolver los problemas de los trabajadores.

La idea de que la economía argentina pueda reactivarse debido a una serie de políticas estatales es falsa de toda falsedad. La economía está dañada estructuralmente. Esto no solo viene de los últimos 4 años de gobierno macrista sino que es un proceso que se inicia en 2008, año de inicio de la crisis mundial, y se agudiza en 2011, determinando el triunfo del Macrismo en 2015. Factor que vino a acelerar la crisis a la que ahora se enfrenta el Gobierno de Fernández/Fernández.

Como mencionábamos en el debate internacional las perspectivas de las economías del mundo y particularmente de América Latina no son de recuperación económica sino por el contrario de estancamiento, retroceso o crecimiento raquítico e insuficiente. El FMI mantiene su previsión de un retroceso de 1,3% en el producto bruto interno durante el año en curso y anticipa una recuperación, de 1,4% para 2021 en Argentina.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en su informe de perspectivas prevé para nuestro país un deterioro de la economía del 1,7% para el 2020 y para 2021 prevé un avance del 0,7%.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la economía argentina caerá 1,3% en 2020.

Los números de una economía a la baja, envuelta en una crisis de deuda fenomenal, y sin perspectivas de recuperación a la vista muestran que Argentina es otro candidato para una profunda agudización de la lucha de clases. Es para eso que debemos prepararnos los revolucionarios.

Es cierto que aun el gobierno, y sobre todo el Cristinismo, mantienen una autoridad política sobre un sector decisivo de las masas lo que les da un margen de maniobra para ir imponiendo una economía de subsistencia. Pero tarde o temprano la realidad se impone ya que las ruedas de la historia son absolutamente más poderosas que cualquier aparato político.

En la tercera parte de nuestro plenario abordamos la construcción de la Corriente Marxista Internacional en Argentina. Realizamos un balance del año político que dejamos atrás y de manera colectiva trazamos las tareas para este 2020.

Discutimos la publicación de nuevos libros, ya que para nuestra corriente la teoría es fundamental. Como explico Lenin sin teoría revolucionaria, no hay movimiento revolucionario.

Continuaremos avanzando en la formación y consolidación de los Círculos Marxistas Universitarios en Rosario, Córdoba, Salta, La Plata y Buenos Aires donde próximamente presentaremos nuestra revista teórica “América Socialista”. A su vez continuaremos participando con nuestros volantes y materiales en las distintas movilizaciones populares en donde se dirime la lucha política de masas. Como parte de una construcción política en más de 50 países de los 5 continentes, apostamos en este 2020 a crecer en militantes y capacidad de intervención política. El objetivo central con el que salimos de este plenario es el de engordar nuestras filas para prepáranos para los hechos que se aproximan.

La última jornada la dedicamos a estudiar y discutir una cuestión central para la izquierda en América Latina: La cuestión de la Asamblea Constituyente. Ya que como cada vez que se aproxima una crisis revolucionaria la izquierda argentina pone esta consigna en el centro de su agitación.

Desde la Corriente Socialista Militante consideramos que las consignas deben servir para que el movimiento avance paso a paso hacia el objetivo del poder obrero y debe estar planteado sin ambigüedades. Debemos explicar claramente a los trabajadores que para resolver sus postraciones históricas es necesario que tomen el poder en sus manos.

La separación política entre los representantes del capital y las grandes masas no va a estar mediada por una asamblea en el marco de la democracia burguesa sino por recorrer su propia experiencia al calor de la lucha. Es la defensa firme y sin ambigüedades del programa revolucionario, junto con la política de Frente Único la que permitirá a la izquierda colaborar en ese proceso y ganar autoridad.

Por ultimo realizamos un exhaustivo informe sobre nuestras finanzas que, gracias al esfuerzo militante de nuestros camaradas, lectores y simpatizantes, nos dan los medios económicos necesarios para extender las ideas del marxismo revolucionario.

Por ultimo cerramos el plenario cantando “La Internacional” y homenajeando al compañero Guido Macchi, quien consustanciado con el programa revolucionario y comprometido con llevar adelante las ideas de la revolución, tuvo una talla como pocos.

El octubre rojo latinoamericano y la situación mundial nos arrojan muchas lecciones. El debate ya no es si va a haber estallidos sociales en el próximo período en nuestra región, sino más bien cómo nos preparamos para ellos.

El desprestigio de las instituciones de la democracia burguesa, la enorme capacidad de lucha de los trabajadores y la correlación de fuerzas favorable al campo de la revolución, son factores presentes en la situación política que a su vez contrastan con la ausencia del factor subjetivo. Es decir una dirección que pueda hacer avanzar a la clase trabajadora hacia la toma del poder y el derrocamiento revolucionario de la burguesía. Nuestra tarea como jóvenes, estudiantes y trabajadores es ayudar y contribuir a la resolución de esta cuestión y para ello militamos día a día. La historia nos muestra que pueden existir revoluciones sin partidos revolucionarios pero estas nunca pueden triunfar sino cuentan con una herramienta de dirección que conduzca la revolución hacia la toma del poder.

Hoy más que nunca seguimos convencidos de nuestras ideas que son las ideas de la Revolución Socialista.

Te invitamos a que te sumes a militar a la Corriente Socialista Militante y nos ayudes a impulsar estas ideas en cada lugar de trabajo, sindicato, escuela, barrio y universidad. ¡No hay tiempo que perder súmate a militar!

¡Camarada Guido Macchi hasta la victoria siempre!

¡Construyamos el partido revolucionario!

¡Viva la Revolución Socialista Mundial!