Paro nacional de ATE

0
150

El paro nacional de ATE para el día de hoy es una medida totalmente acertada. El rechazo al techo salarial del 16,5% y al empleo en negro, y particularmente la solidaridad con los compañeros de Santa Cruz que están siendo reprimidos brutalmente porla policía, justifican sobradamente esta medida de fuerza.

¡Ni techo salarial ni empleo precario! Por un paro nacional contra la represión en Santa Cruz

El paro nacional de ATE para el día de hoy es una medida totalmente acertada. El rechazo al techo salarial del 16,5% y al empleo en negro, y particularmente la solidaridad con los compañeros de Santa Cruz que están siendo reprimidos brutalmente por la policía, justifican sobradamente esta medida de fuerza.
Es un escándalo la actitud del gobierno nacional y de muchas provincias. Nos imponen salarios y condiciones de trabajo indignas para favorecer su política de superávit público de $23.000 mi-llones anuales que se usa para honrar la deuda externa, otorgar subsidios millonarios a las empresas, y acumular $40.000 millones en reservas para asegurar un dólar alto y que sigan haciendo el negocio del siglo los exportadores agroindustriales, los mismos que desabastecen el país y suben los precios.
Y allá donde los trabajadores no se someten, como ocurrió en Neuquén y ahora en Santa Cruz, la respuesta es la represión policial más brutal.
Esta jornada de paro no puede ser un fin en sí misma. Es necesario coordinar y unificar las luchas de los distintos sectores de estatales y de las distintas provincias, incluyendo a docentes, judiciales y trabajadores de la salud. No olvidemos que fue el aislamiento de las luchas en Neuquén y Santa Cruz, lo que animó a la represión de los compañeros en esas provincias. Las dirigencias de ATE, CTERA y la CTA no pueden mirar para el otro lado.
Debemos aprender de la experiencia de otros años, cuando se convocaban paros nacionales cada dos meses para descompri-mir sin que cada nueva medida de fuerza supusiera un paso adelante en la lucha. Por eso debemos exigir la convocatoria de un nuevo paro de 48 hs. si no se atienden los reclamos y así aumentar cada vez la escala de la movilización.
Tampoco podemos dejar las decisiones exclusivamente en manos de la dirigencia. Es necesario formar comités de huelga, elegidos en cada oficina y centro de trabajo, para impulsar la lucha desde abajo.

-Aumento mínimo de un 20% en los salarios. Básico de $1.200
-No al empleo en negro. Efectivización de los contratados.
-Plan nacional de lucha unificado bajo el control de las bases.
-Que la CTA convoque un paro nacional en solidaridad con los trabajadores de Santa Cruz.