Organízate y lucha!

0
203

Millones de trabajadores y estudiantes inmigrantes estamos demostrando nuestra fuerza y decisión en la lucha por un futuro digno. Los políticos se sorprenden de lo espontáneo de nuestras marchas, como si estar durante 10 años indocumentado no fuera suficiente tiempo para preparar la respuesta. Por años hemos aguantando ser seres humanos de segunda, presas de la mayor explotación, victimas del racismo, de la segregación, persecución policial, etc.

Volante repartido en las millonarias marchas de días pasados en las ciudades de EEUU

Millones de trabajadores y estudiantes inmigrantes estamos demostrando nuestra fuerza y decisión en la lucha por un futuro digno. Los políticos se sorprenden de lo espontáneo de nuestras marchas, como si estar durante 10 años indocumentado no fuera suficiente tiempo para preparar la respuesta. Por años hemos aguantando ser seres humanos de segunda, presas de la mayor explotación, victimas del racismo, de la segregación, persecución policial, etc.

Años llegando a casa con la cabeza gacha, buscando en las propinas un poco mas para enviar a nuestras familias en nuestros países, mirando hacia otro lado cuando los racistas nos miran como si fuéramos ratas. Décadas buscando un lugar sin molestar en la tan anhelada tierra de las oportunidades.

Finalmente, Sensenbrenner con su HR4437 nos levantó, esta vez sí que sí: La raza se hechó a la calle! Y lo hacemos con decisión y lo hacemos porque son nuestras familias, nuestros hogares, nuestra dignidad las que están en juego, y porque es nuestro derecho y deber luchar por lo que es justo. En todos los rincones -ciudades, pueblos, barrios, escuelas, fábricas-, es decir en todo el país, han surgido marchas, días sin latinos, vigilias, etc. ¡Sin cesar, nadie nos para!

Mientras, en el senado se discuten las leyes que afectarán a nuestras vidas en los próximos años. Pero ninguna ley hasta el momento satisface nuestras aspiraciones. De momento derrotamos la HR4437, y ahora quieren ofrecernos un acuerdo. Pero es demasiado poco, demasiado tarde. Porque esto no resuelve el problema de fondo: que nuestro pueblo se muere de hambre en nuestros países por la política económica neo-liberal y los tratados de libre comercio y van a seguir viniendo inmigrantes.

La razón de estas “concesiones” de los senadores es la gran capacidad de lucha que hemos demostrado, y es tan solo el principio! La llamada a la “huelga general latina” es una consigna seria y correcta, y han de entender de una vez por todas que los trabajadores tenemos el poder en nuestras manos, nosotros producimos sus riquezas: Sin nuestro permiso no funciona el país!

No sólo hemos aprendido la fuerza que tenemos unidos, sino también la necesidad de estar organizados, de coordinarnos con otras ciudades y estados. Otra gran lección es que somos los trabajadores los que tenemos que organizarnos a nosotros mismos. Miles de personas, que hace unos meses no participaban en política, hoy son líderes nacidos del movimiento, sacan propaganda, hablan en los vecindarios, se enfrentan con los patrones racistas. ¡Ese es el camino!

Según avanzamos vamos creando las herramientas que necesitamos para derribar estas leyes injustas y conquistar nuestros derechos. Después de meses demostrando nuestro potencial, finalmente viene la prueba definitiva: La Huelga General! Tenemos que organizarnos en nuestras empresas y escuelas, en los sindicatos y en los barrios. Crear comités democráticos donde se discutan las tareas y se decidan colectivamente los siguientes pasos. Necesitamos que la información y las decisiones fluyan no sólo entre las organizaciones ya establecidas sino también en los comités de trabajadores y estudiantes.

Con todo a nuestro favor, no debemos parar ni negociar: no aceptemos nada que no sea la legalización plena y la reforma total de las leyes de inmigración! Y que se detenga la destrucción de nuestros países por parte de las mismas compañías que destruyen las vidas de todos los trabajadores aquí en este país.

Los inmigrantes hemos demostrado que la política no sólo se hace desde los sillones de los políticos, sino también en las calles. De nosotros depende unir nuestras fuerzas con todos los trabajadores de este país y del mundo entero. Debemos construir una herramienta de lucha no solo para defender nuestros derechos, sino para liberarnos por una y última vez: derribando a este sistema económico que encadena a nuestra clase.

¡Documentos para todos! ¡Legalización plena ya!
¡Reforma inmigratoria que asista nuestras necesidades!
¡Por la lucha de los trabajadores y estudiantes inmigrantes!
¡Por la unidad con los demás trabajadores y pueblos oprimidos en este país y en todo el mundo!
¡Organicemos comités en cada fábrica, escuela, y barrio y coordinémoslos con otros a nivel local, estatal y nacional!

¡Únete a la Liga Internacional de los Trabajadores y lucha por el socialismo! Sólo con el socialismo podremos acabar con el sistema explotador capitalista que sólo nos trae la guerra, la miseria, el hambre, la injusticia, la discriminación y la indignidad!

Para más información sobre la Liga Internacional de los Trabajadores (“Workers International League” en inglés), y su periódico “El Militante: Sin Fronteras” por favor contáctenos al 651 373 7609 o escríbenos al mail: elmilitantesinfronteras@gmail.com o por correo a EMSF, PO Box 4244, St. Paul, MN 55104

Visita nuestras páginas web:

www.militante.org, (México)
www.socialistappeal.org, (EEUU)
www.marxist.com, (Corriente Marxista Internacional)
venezuela.elmilitante.org, (Venezuela)
peru.elmilitante.org, (Perú)
argentina.elmilitante.org, (Argentina)
www.elmilitante.org (España)
y www.engels.org (Fundación Federico Engels)