México: Hoy es más necesario impulsar la huelga general el 31 de agosto

0
84

Mientras escribimos estas líneas la contrarrevolución nuevamente enseña sus garras en Oaxaca, la batalla entre la fiesta de la Guelaguetza Popular y la capitalista está significando decenas de detenidos, torturados e incluso compañeros que se disputan entre la vida y la muerte debido a las golpizas propinadas por los cuerpos represivos del Estado como el caso de Emeterio Merino Cruz. El gobierno de Ulises Ruiz representa lo más degenerado del capitalismo mexicano, la expresión viva del horror sin finn fin que significa este sistema. Mientras escribimos estas líneas la contrarrevolución nuevamente enseña sus garras en Oaxaca, la batalla entre la fiesta de la Guelaguetza Popular y la capitalista está significando decenas de detenidos, torturados e incluso compañeros que se disputan entre la vida y la muerte debido a las golpizas propinadas por los cuerpos represivos del Estado como el caso de Emeterio Merino Cruz. El gobierno de Ulises Ruiz representa lo más degenerado del capitalismo mexicano, la expresión viva del horror sin fin que significa este sistema.
La represión desatada después del enfrentamiento en el cerro del Fortín ha sido el pretexto para reprimir a los sectores más combativos del movimiento en Oaxaca: maestros de la sección XXII de la CNTE, mujeres de la COMO entre otros luchadores obreros y populares están amenazados de muerte o tienen ordenes de aprensión. La detención el 17 de julio de nuestro compañero Adán Mejía López tiene muchas similitudes con detenciones pasadas de la izquierda de la APPO como el caso de David Venegas (el Alebrije) ambos posicionados a la izquierda del movimiento, inventándoles cargos como narcomenudeo al no poder comprobarles delito alguno.
El estado intenta eliminar a los sectores más combativos intentando domesticar a la APPO, pero también dar una señal al movimiento obrero en su conjunto tratando de restar combatividad a quienes luchamos contra la Ley del ISSSTE y a todos aquellos sectores que quieran oponerse a la política de la burguesía.

Síntomas de debilidad

A simple vista el panorama puede parecer muy sombrío, pero no es así, Calderón parece un hombre que serrucha el tronco donde está sentado. El año pasado entramos en un proceso revolucionario en nuestro país, el 31 de julio de 2006 marcharon tres millones de trabajadores y campesinos por demandas políticas, el movimiento en Oaxaca desarrolló una situación de doble poder, el poder de la burguesía no se había derrotado plenamente y el poder de los trabajadores a través del soviet (APPO) no terminaba de tomar el poder. Era completamente factible vincular esta lucha con la del fraude electoral y formar Asambleas Populares a lo largo y ancho del país, no dejar a la comuna Oaxaqueña aislada y por el contrario, impulsar una huelga general, tomar edificios públicos, echar a todos los burgueses, sus políticos y sus instituciones al basurero de la historia, elegir representantes en cada asamblea de fabrica, colonia, escuela que se coordinen regional, estatal y nacionalmente y formar un nuevo Estado de los trabajadores basado en la democracia obrera.
Trotsky lo comentaba muy acertadamente, la crisis de la humanidad es la crisis de su dirección revolucionaria. El elemento que impidió que la lucha del 2006 terminara en un triunfo revolucionario fue la ausencia de una dirección revolucionaria al frente de los sindicatos y el PRD, eso abrió el camino para la imposición de Felipe Calderón, dejando a la APPO aislada, abriendo el paso para la entrada del ejército vestido de policía quien ocupó Oaxaca, no sin problemas y una férrea resistencia. Estas derrotas fueron parciales y las causas de fondo no se resolvieron, dando paso a que en el futuro se desarrollen nuevos levantamientos en Oaxaca o cualquier otra parte del país.
Una revolución es cuando las masas antes apáticas, dejan su rutina y empiezan a hacer política, a ser participes de sus propios destinos. Una revolución atraviesa por varias etapas, no es un proceso lineal, puede haber periodos de cansancio, de reflujo e incluso de reacción abierta dentro de la revolución. En la propia revolución rusa de 1917, en el mes de Julio, se desató una cacería contra los revolucionarios, Trotsky fue encarcelado y Lenin tuvo que pasar a la clandestinidad, tres meses después los bolcheviques tomaron el poder.
La diferencia es que en México no existe aun un partido de masas de los trabajadores con un programa marxista y una dirección bolchevique, es algo muy similar a lo que ocurrió en los años 30’s en España, este hecho limita y retrasa el proceso, la revolución en nuestro país no durará meses como en Rusia, sino años como en España.
Las tareas inmediatas radican en derrocar al gobierno de Felipe Calderón, sabemos que no podemos tener ni una lucha aislada más, la burguesía aplica su programa, modifica las pensiones de los afiliados al ISSSTE mientras habla de una crisis financiera en el IMSS, lo que nos indica que continuarán desmantelando los derechos laborales, en este año ha habido un incremento entre los rechazados del IPN y la UNAM, quienes nuevamente librarán una batalla tratando de ser un ejemplo para la clase obrera y un impulso para el movimiento. Ya se impulsa la reforma fiscal y solo es cuestión de tiempo para esperar el siguiente ataque.

Rumbo al paro del 31 de agosto

El movimiento contra la ley del ISSSTE ha mantenido una resistencia muy importante, incluso en el periodo vacacional se ha mantenido a través de acciones como el fortalecimiento del plantón en las oficinas centrales del ISSSTE con actividades como el Educador Popular, pero la contundencia y el impacto que desarrolló el movimiento obrero en marzo y sobre todo mayo ha decaído, al menos momentáneamente, tanto por las vacaciones como por el cansancio y desgaste.
El movimiento de masas no puede avanzar de manera indefinida si no consigue triunfos concretos. Hemos realizado 3 paros cívicos nacionales, además del paro del 27 de marzo y del paro universitario del 21 de mayo y el gobierno de Calderón no ha cedido. Nos preparamos para una lucha larga, pero es cierto que solo con una huelga general de toda la clase trabajadora, no solo de los trabajadores al servicio del Estado, será posible derrotarlos.
La vanguardia se mantiene firme en la lucha, pero debe atraer tras de si al resto de trabajadores y sectores oprimidos, vinculando la lucha contra la ley del ISSSTE tanto con las luchas generales contra el gobierno y por una transformación radical de la sociedad pues solo con un gobierno obrero que aplique un programa socialista será posible mejorar sustancialmente los niveles de vida de todos los trabajadores. Pero también hay que vincular esta lucha con otras demandas inmediatas y sentidas de los trabajadores como la democracia sindical, los aumentos salariales, mejores condiciones de trabajo, etc.
Existen posibilidades de triunfo en la medida que rompamos el freno que significan la burocracia sindical y trabajemos hacia la huelga general de toda la clase trabajadora. La reunión de la CNTE con dirigentes charros que han roto con Elba Esther, habla de la debilidad de la burocracia sindical. Así como las ratas abandonan un barco que se hunde, así lo harán muchos charros. Nuestro objetivo no solo es sacar a Elba Esther, sino democratizar el sindicato. Hay que aprovechar las fisuras entre los dirigentes sindicales, pero sobre todo apoyarnos en la organización de la base. Y la búsqueda de direcciones que defiendan realmente la causa de nuestra clase.
Hoy hay más motivos para parar labores, el 31 de agosto debe servir para reactivar la lucha, no solo contra la Ley nefasta del ISSSTE, sino por la liberación de los presos, por la defensa de la educación pública, y el resto de derechos de los jóvenes y trabajadores. Debe ser una jornada de la unidad de acción, minimamente similar al 2 de mayo, aunque tenemos la fuerza para superar incluso ese paro.

Únete a la Tendencia Marxista Militante

Hay una guerra de clases declarada, así como debemos luchar por las tareas concretas en cada etapa del movimiento, sabemos que todos estos males que nos aquejan ahora son producto de un sistema concreto llamado capitalismo y que la lucha es por transformar la sociedad de manera radical.
El futuro de los presos está en el fortalecimiento del movimiento, las condenas casi perpetuas a luchadores sociales como los compañeros de Atenco se vendrán abajo con la irrupción del proletariado. Si bien se podrán liberar a mas presos en los siguientes días, muchos otros no saldrán, solo el movimiento general de los trabajadores y la mas amplia unidad puede liberarlos. Sabemos que estos compañeros luchaban por la tierra, por el pan, por la educación, contra el sistema, por el socialismo, la lucha por las demandas inmediatas debe vincularse a la lucha por la liberación de los presos.
Lo mas importante de esto es tener una visión a largo plazo, necesitamos una dirección distinta al frente de los sindicatos y el PRD, necesitamos un partido que como el bolchevique sepa guiar la lucha hasta el final.
Durante la guerra civil española la Izquierda Comunista de Andrés Nin se pudo haber convertido en una fuerza decisiva en la revolución aun cuando en su inicio contaba con algunos cuantos cientos de miembros en sus filas, si hubieran actuado dentro de las organizaciones tradicionales de los trabajadores como la CNT y el PSOE. En un periodo como en el que hemos entrado, las masas sacan conclusiones de manera rápida, ponen a prueba a los distintos dirigentes y organizaciones. Una organización revolucionaria con un programa y política correctos puede desarrollarse rápidamente.
Los marxistas nos esforzamos día a día por ser los luchadores más consecuentes en los sindicatos, en la APPO, en el PRD y en el movimiento estudiantil, mientras que luchamos contra este sistema construimos las fuerzas del marxismo que es la única tendencia capaz de explicar y dar una salida al callejón sin salida que significa el actual sistema. El estado cree que con sus golpes nos debilitará, está equivocado, si nos tocan a uno nos tocan a todos. El encarcelamiento de nuestro compañero Adán Mejía nos da mas rabia contra su sistema y ánimos para luchar por su liberación y contra el sistema que encierra a lo mejor de la juventud y la clase obrera en la cárcel. No nos detendrán, tenemos la razón y las leyes de la historia de nuestro lado, estamos seguros que saldremos victoriosos.
Invitamos a todos nuestros lectores a apoyar la campaña por la liberación de nuestro camarada Adán Mejía, tanto económica como políticamente e invitamos a todos aquellos que están dispuestos a luchar contra el capitalismo bajo la bandera del marxismo a unirse a nuestra organización y terminar con este sistema de horror sin fin.