Más noche para los lápices: el “PRO” hunde la educación pública

0
101
¡¡¡Macri dale gas!!!

En el distrito del país en el que menos se invierte en Educación, Macri pide perdón a la gente porque los semáforos no funcionan durante dos horas. No pide perdón por la educación que les brinda a los hijos de los trabajadores porque no está en sus planes apoyar a la escuela pública, todo lo contrario: desatenderla significa beneficiar a la educación privada

 ¡¡¡Macri dale gas!!!

En el distrito del país en el que menos se invierte en Educación, Macri pide perdón a la gente porque los semáforos no funcionan durante dos horas. No pide perdón por la educación que les brinda a los hijos de los trabajadores porque no está en sus planes apoyar a la escuela pública, todo lo contrario: desatenderla significa beneficiar a la educación privada, a la que otorgó 100 millones de pesos luego de recortar becas a las estatales, a la vez que confeccionaba listas negras con aquellos alumnos que llevaron adelante los reclamos por becas, viandas dignas y gas.

Fiel a su política de exclusión, parte de su estrategia es seguir hambreando a los docentes. Los irrisorios números que se trataron en las paritarias de marzo no dan lugar a las vacilaciones: ya se está planteando la continuidad de los paros. La propuesta del Gobierno PRO consiste en un aumento de $120 remunerativos, diez pesos más que la oferta anterior, no bonificables, es decir, en negro, durante tres meses, y $150 de junio a octubre. El aumento no respeta los escalafones de antigüedad docente ni de cargo.

Si bien los paros fueron contundentes, con un acatamiento superior al 95 por ciento que demuestra la rabia ante esta situación de precariedad, el conflicto entre docentes y gobierno no puede resolverse hasta tanto no se consiga el apoyo de toda la sociedad. Es necesario el apoyo de las familias para dar esta pelea.

VA A ESTAR BUENO BUENOS AIRES

Los maestros sacaron la protesta a la calle mediante volanteadas, clases públicas y abrazo a las escuelas. De este modo, se intenta informar a la población y buscar apoyo en un conflicto cuyo peso no se puede soltar sobre las espaldas de los docentes. La Educación Pública es un derecho de los ciudadanos, que sea de gratuita y de calidad es una conquista de toda la clase y somos los trabajadores quienes debemos sostenerla.

Exigimos mejores condiciones edilicias, becas suficientes para garantizar la obligatoria asistencia a clase de todos los menores, equipamiento, materiales y un salario digno que cubra los mínimos de la canasta básica familiar para los docentes, a cargo de nuestros hijos mientras nosotros trabajamos.

Basta de escuelas-depósito, no alimentemos la oposición fogueada desde arriba entre padres y docentes. Porque queremos que esté bueno Buenos Aires, unámonos en la lucha por la escuela que nuestros hijos merecen.

Por eso es necesario UNIFICAR LA LUCHA. NO SE PUEDE PELEAR DISTRITO A DISTRITO, DEBEMOS EXIGIR CON URGENCIA A CTERA UN PLAN DE LUCHA NACIONAL