Matrimonio igualitario, ahora que se apruebe el aborto legal

0
71

Con la aprobación de la Ley del Matrimonio Igualitario, la Argentina se establece como el primer país de Latinoamérica y el noveno del mundo en reconocer el derecho al matrimonio igualitario entre personas del mismo sexo. Consideramos esta conquista como un avance real en la democratización de la vida social, que además generó un importantísimo apoyo y legitimidad popular, producto seguramente del hartazgo de los argumento hipócritas y retrógrados esgrimidos por sus detractores. 

Con la aprobación de la Ley del Matrimonio Igualitario, la Argentina se establece como el primer país de Latinoamérica y el noveno del mundo en reconocer el derecho al matrimonio igualitario entre personas del mismo sexo.

El matrimonio civil no es más que un contrato que otorga a los cónyuges los derechos de obra social, pensión, adopción, herencia, etc. De otro carácter es la institución del matrimonio religioso. En este sentido consideramos que toda persona debe tener plena libertad de profesar la religión que prefiera o no reconocer ninguna.

Consideramos esta conquista como un avance real en la democratización de la vida social, que además generó un importantísimo apoyo y legitimidad popular, producto seguramente del hartazgo de los argumento hipócritas y retrógrados esgrimidos por sus detractores. 

Es inadmisible entonces la injerencia y el lobby militante de la Iglesia en los poderes del Estado sobre aspectos de la vida social, con apelaciones a cuestiones espirituales, morales, a la "naturaleza divina" de la familia,  que quieren imponer al conjunto de la población.

Esta victoria popular debe continuarse con  la aprobación del aborto legal.

28 de setiembre: Día de lucha por el Derecho al Aborto en America Latina y el Caribe

Según una Encuesta de Mora y Araujo publicada en La Nación el 22/7, las personas que consideran que hay que despenalizar parcial o totalmente la práctica del aborto asciende a casi el 70 %.

Aun hoy el aborto no punible, contemplado ya desde 1921 (Art. 86 del Código Penal), sigue siendo saboteado por la judicialización permanente de médicos, abogados, militantes católicos,  y la complicidad de jueces.

Si bien en el año 2007, en la gestión del Ministro Gines González García, se elaboró una Guía  para la atención de los abortos no punibles, esta nunca se puso en práctica.

El mes pasado se anunció la Actualización de dicha Guía a través de una Resolución Ministerial 1184/10, apareciendo en la página Web teniendo en cuenta los casos: cuando corre riesgo la vida de la madre, cuando no es viable el feto y cuando el embarazo es producto de una violación. Días después, el ministro Juan Manzur dio marcha atrás negando que hubiera firmado tal Resolución. De esta manera se sigue obstaculizando este derecho elemental para evitar la judicialización de estos abortos,  y de garantizar su atención en hospitales públicos.

La Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito presentó por primera vez  hace tres años en el Congreso Nacional el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, este año en el mes marzo fue presentado por segunda vez.

Hace meses que se prepara la movilización para el 28 de setiembre en el Día de lucha por el derecho al aborto en America Latina y El Caribe. Será la oportunidad para impulsar con fuerza el tratamiento en el Congreso el proyecto de la Campaña nacional por el Derecho al Aborto y la firma inmediata de la Resolución 1184.

Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal y seguro para no morir.