Las luchas docentes culminan en victorias parciales

0
81

Tras afrontar amenazas, presiones y represión, incluido el asesinato del compañero Carlos Fuentealba, y abandonados a su suerte por la CTERA, los docentes de numerosas provincias vivieron los últimos días momentos decisivos para la resolución de susconflictos. La falta de unificación nacional y de su extensión a los sectores estatales y privados en lucha de cada provincia impidieron que se transformaran en el eje de un movimiento general de los trabajadores contra la explotación. No obstante, muchasuchas de estas luchas concluyeron en victorias parciales, y la de Neuquén en una gran victoria teñida de tristeza por la muerte del compañero Fuentealba.

Tras diez semanas de luchas extraordinarias

Tras afrontar amenazas, presiones y represión, incluido el asesinato del compañero Carlos Fuentealba, y abandonados a su suerte por la CTERA, los docentes de numerosas provincias vivieron los últimos días momentos decisivos para la resolución de sus conflictos. La falta de unificación nacional y de su extensión a los sectores estatales y privados en lucha de cada provincia impidieron que se transformaran en el eje de un movimiento general de los trabajadores contra la explotación.
No obstante, muchas de estas luchas concluyeron en victorias parciales, y la de Neuquén en una gran victoria teñida de tristeza por la muerte del compañero Fuentealba.
En Neuquén, luego del fusilamiento de Fuentealba, el paro nacional del 9 y la magnífica huelga general provincial, el gobierno de Sobisch decretó algunos aumentos que fueron rechazados. Pero finalmente, a fines de abril, era tal la contundencia del paro docente y la simpatía general de la población hacia el mismo, que Sobisch se vio obligado a otorgar importantes concesiones: un piso inicial de $1.240 (el mayor del país), suba del 17,5% para docentes con antigüedad a partir de los 5 años, aumento del 8% para los jubilados y una pensión de por vida para la viuda de Fuentealba.
En Santa Cruz, los docentes enfrentaron un acoso feroz. Las escuelas fueron militarizadas y el gobierno amenazó con convocar a suplentes para reiniciar las clases. Se enviaron contingentes de gendarmes con el apoyo logístico de la Sociedad Rural y repartieron panfletos antihuelga desde vehículos oficiales. La legislatura impidió la apertura de paritarias, cerradas desde hace 16 años. Los docentes cobran un básico de $161,10 y el 80% restante en negro, mientras la canasta familiar provincial es de $3700. El sindicato docente, ADOSAC, ha realizado movilizaciones multitudinarias, cortes de ruta, ocupación de la legislatura, etc. Además se sumaron a las protestas trabajadores de la salud y municipales. Pese a la soberbia mostrada por el gobierno nacional, presionando para que no se cediera a los reclamos, ahora accedió a mediar entre el sindicato y el gobierno provincial para alcanzar un acuerdo, con lo que probablemente los docentes de Santa Cruz conseguirán una satisfacción parcial a sus reclamos.
En Tierra del Fuego, el SUTEF solicitaba condiciones de trabajo dignas y un salario basico de $2080 para llegar así a la canasta familiar provincial que es de $3000. Anteriormente recibían $1500. Después de iniciar un paro de 72 hs. y la ocupación del ministerio, el 25 de abril recibieron una oferta de aumento en negro, que fue rechazada. Se han sumado sectores estatales que reclaman paritarias, mayores salarios y por el incumplimiento de acuerdos ya firmados por parte del gobierno. El viernes 27 se les concedieron sus reclamos y la huelga fue levantada.
En Salta, luego de 49 días de lucha los docentes aceptaron la propuesta de $480 de básico y $1.040 garantizados de bolsillo, suspendiendo el paro hasta julio con quite de colaboración, aunque continúan pidiendo la renuncia de la ministra de educación. En Corrientes continúan las protestas, también en Formosa, en ambos casos con paros semanales de varios días.
Activistas del MIC estuvieron acompañando casi todas estas luchas, conseguiendo establecer vínculos con el activismo docente de Neuquén, Santa Cruz y Salta, lo que indudablemente fortalecerá la oposición clasista a la dirección de CTERA.