La “condena” al cura Grassi: una vergüenza

0
86

Una vez más la justicia burguesa sale a defender a los de su clase y una vez más queda claro que es necesario tener conciencia de cuál es tu clase social para unirte a tus hermanos y ser fuerte para reclamar tus derechos.

Asistimos en las semanas pasadas a una puesta en escena de la derecha y sus lacayos comunicadores, que en este caso pretenden por todos los medios y poderes que detentan cambiar el lugar de víctima y victimario (una vez más, y van…) ¿realmente el escándalo mediático cree que el pueblo no sabe quién es el cura Grassi?

Durante largos meses desfilaron por los juzgados testigos y víctimas REALES de este degenerado.

La mayoría de ellos fueron acosados, intimidados y expuestos como si fueran ellos los delincuentes, cuando en realidad su delito fue gritar y denunciar su drama.

En realidad, su drama fue nacer pobres, con hogares destruidos por la falta de trabajo, de un lugar decente donde vivir, y muchas veces sin tener nada para comer. Es allí donde aparece el Hogar "Felices los niños" (¡buen nombre para el engaño!), regentado por Grassi, para supuestamente ayudarlos a crecer y tener un futuro digno.

¡Cuánto cinismo! ¿Qué "futuro mejor", cuando en realidad ser pobre te hace invisible? Ser pobre significa que no tenés tarjeta para consumir y, como dice la publicidad, si no usás tal o cual marca de ropa, teléfono o perfume ¡no existís! Qué osadía denunciar a un representante del clero que por supuesto nada ha dicho al respecto aun después de que los señores jueces han dicho ¡15 AÑOS!

Pero sin cárcel, claro, son INTOCABLES, porque el cura queda libre hasta que no haya condena firme; incluso en ese caso habrá que ver cuánto tiempo efectivo de cárcel cumplirá. No sólo esto es escandaloso sino todavía más que Grassi fuera condenado sólo por dos de las 17 acusaciones de violación y abuso sexual presentadas, pese a las pruebas abrumadoras en su contra en toda ellas. Y de seguro que no veremos ni oiremos ninguna cacerola de teflón sonando por esos muchachos niños que fueron violados y maltratados a gusto del cura.

Una vez más la justicia burguesa sale a defender a los de su clase y una vez más queda claro que es necesario tener conciencia de cuál es tu clase social para unirte a tus hermanos y ser fuerte para reclamar tus derechos.

Lo dicho: o te unís y luchás, o los poderosos dueños del país te pisarán la cabeza. Espero que al leer estas líneas sientas la misma bronca que sentimos nosotros.

Saludos compañeros