Justicia de clase

0
217

Empresarios a salvo de deudas laborales

La ley es tela de araña,
en mi inorancia lo explico:
no la tema el hombre rico,
nunca la tema el que mande,
pues la ruempe el bicho grande
Y solo enrieda a los chicos.
Martín Fierro-José Hernández

La Corte Suprema de Justicia estableció que los socios y administradores no son responsables en forma personal por las obligaciones laborales de las empresas que encabezan.
Este es un hecho de suma gravedad. A partir de este criterio, los empleados de compañías desaparecidas o insolventes no podrán aspirar a que los dueños respondan con su patrimonio para cobrar sueldos o indemnizaciones.
La resolución fue dictada en el caso de un empleado despedido que había estado en negro en su empresa. En segunda instancia, dicho trabajador había conseguido que la condena fuera extendida a los accionistas de la misma.
Según especialistas en derecho laboral, este fallo es gravísimo. La Corte les garantiza indemnidad a los empresarios negreros que pueden vaciar sus empresas con total impunidad y eximirse de su responsabilidad. Debería ser motivo de juicio político.
La única salvedad que se estableció fue para el caso que la sociedad fuese constituida para violar la ley, algo que es muy difícil de probar.
La Corte estableció el principio de "la personalidad diferenciada de la sociedad y sus socios y administradores", como herramienta fundamental que el derecho le garantiza al comercio, por ser éste "uno de los motores relevantes de la economía".
Este es un magnífico ejemplo de para quien trabaja la justicia en nuestro país: para los ricos, para los poderosos, para los propietarios de los medios de producción.
Es hora de que los trabajadores tomemos conciencia de nuestra fuerza. Que los sindicatos se pongan al frente para movilizar a los trabajadores hasta conseguir echar abajo estas decisiones judiciales antiobreras y exigir la renuncia de estos personeros del gran capital disfrazados de jueces. En este ámbito también luchamos para que se vayan todos.