Huelgas generales en Francia y Austria contra la reforma de las pensiones

0
114

La crisis económica está teniendo profundas consecuencias en la lucha de clases en Europa. La economía europea está estancada y los gobiernos capitalistas necesitan recortar los gastos estatales, y particularmente las pensiones futuras. El famoso Estado del Bienestar está siendo demolido de a poco y la respuesta del movimiento obrero no se está haciendo esperar.

Huelgas en Francia

En Francia, el gobierno de derecha de Raffarin quiere reformar las pensiones públicas. Esta reforma pretende elevar los años de aporte de 37,5 a 40 años para los trabajadores estatales, en la perspectiva de elevarlo a 41 años en el 2013 y a 42 en el 2020 para el conjunto de los trabajadores, además de aumentar el monto de los aportes a pagar. Esto implicará para los futuros jubilados que para ese año (2020) sus jubilaciones se verán reducidas hasta un 30%. Además de esto el gobierno ha aprobado una nueva modalidad de contrato precario a tiempo parcial con el salario mínimo y rebajas en los aportes patronales. También se rebajaron los gastos sanitarios y se aumentó el precio de los medicamentos. Todo esto ha llevado a una explosión de la lucha de clases en Francia, como no se recordaba desde la primavera de 1995.
Durante todo el mes de abril hubo marchas, paros y asambleas. A mediados del mes de mayo tuvimos varias jornadas consecutivas de huelga general en el sector público y en muchas empresas del sector privado, con marchas de millones de trabajadores. Lo extraordinario es que los sindicatos sólo convocaron oficialmente el primer día de huelga y fueron los trabajadores en asambleas quienes, saltando por encima de sus dirigentes, impusieron la continuidad de la lucha.

… y en Austria

También los sindicatos austriacos convocaron a mediados de mayo a movilizaciones generales contra la reforma de las pensiones que, como en el caso francés, busca aumentar los años de pago de aportes por parte de los trabajadores y los montos de los mismos, con vistas a recortar las pensiones futuras. Hacía 50 años que no se convocaba un día común de lucha en todos los sectores de la clase obrera. Hubo paros parciales de entre 2 y 12 horas y marchas en las principales ciudades. El lunes 12 de mayo hubo una manifestación con más de 200.000 personas en Viena, una de las más grandes en la historia de un país que apenas cuenta con 6 millones de habitantes.