Es urgente impulsar una Corriente Internacional de la Comunicación hacia el Socialismo

0
66

Cada vez esta más clara la necesidad de discutir y combatir continentalmente la concentración monopólica de herramientas mediáticas para descarrilar la voluntad democrática de nuestros pueblos. Cada vez esta más clara la urgencia de una Cumbre Latinoamericana en materia de Comunicación y las tareas de una Corriente Internacional de la Comunicación hacia el Socialismo.

  Liberar los caudales expresivos de las luchas sociales

Hoy en materia de Comunicación tenemos la necesidad imperiosa de profundizar mil debates, programas y acciones contra la propiedad privada de las herramientas para la producción comunicacional… contra las "concesiones" inconsultas otorgadas por los gobiernos; la dependencia tecnológica de los medios de realización y transmisión… y los horrores éticos y estéticos de la alienación en los formatos ideológicos que modelan la "recepción", "apreciación" y "consumo" del discurso hegemónico. Urge que pongamos bajo debate revolucionario qué hacemos con los medios y modos para comunicarnos con brújula hacia el Socialismo… debate y lucha urgentes en el escenario de una guerra asimétrica donde unos cuantos apuntan sus armas de guerra ideológica burguesa, y con bases militares como en Colombia, contra una población virtualmente inerme.

El debate no tolera ya la idea de que alguien, de un modo u otro, se beneficie individualmente con los recursos y riquezas que pertenecen a los pueblos, incluyendo el espacio aéreo y la red radioeléctrica, que son recursos tan vitales como el agua, como la tierra, como las minas… en su estado actual el debate colectivo más avanzado hacia el Socialismo se opone a la dilapidación, al dispendio, a la irresponsabilidad y a la agresión permanente que algunos usufructuarios del espacio radioeléctrico perpetran diariamente en contra de la población. En su estado actual el debate interroga a fondo la propiedad privada, (toda), interroga a fondo su uso y abuso, interroga los lastres y los vicios, interroga al Socialismo mismo, interroga al futuro y nos anima a organizarnos y acordar programas mundiales bajo control obrero y campesino con ayuda de los mejores "profesionales" solidarios obligados. Nadie queda afuera. Urge acelerar.

El capitalismo no es sólo un sistema de producción de mercancías, es además un sistema que produce cultura, valores éticos, morales y estéticos ideados para consolidar, defender y reproducir las condiciones materiales de existencia burguesa, la propiedad privada de los medios de producción y la explotación de la fuerza de trabajo de la clase obrera. Nuestro debate crucial es, además del debate por la terminación definitiva del régimen de propiedad privada de los "mass media"…un debate por la creatividad Socialista en materia de producción informativa y comunicacional.

Discutamos exhaustivamente en contra de la herencia ideológica burguesa, lo aburrido, lo repetitivo, el "mal gusto", la mediocridad, los vicios y las taras de todo lo que producen los medios privados y públicos… pero discutámoslo de manera distinta, esta vez sin la influencia de los valores burgueses, es decir sin sus parámetros, lo que ellos dicen que es "aburrido", "vulgar", "mediocre"… discutamos cada tema en público, en asambleas, congresos, sobremesas… discutamos la Comunicación que queremos en un debate mundial y abierto, sin miedos y sin censuras, sin vigilancias y sin interpretes. Discutamos la Comunicación como se discuten los bienes patrimoniales de los pueblos, es decir, sin propiedad privada y con un proyecto de producción justo y Socialista. Planificado. Esto no es una tarea para sectas ni para "burócratas". Ya nos fue muy mal con ellos.

La clase obrera es mucho más poderosa

Los mass media como herramienta de la burguesía sostienen una guerra simbólica que legitima golpes de estado y magnicidios para sacar dividendos multiplicados en armas represoras de todo tipo, incluso mediáticas. Es necesaria una dirección marxista contra los latifundios semióticos, con base en el movimiento obrero, para tomar el poder de los mass media y derrotar la ofensiva burguesa alienante y militarizada. Cada vez esta más claro el problema de seguridad nacional que comporta la alianza mass media y barbarie. Cada vez esta más clara la necesidad de discutir y combatir continentalmente la concentración monopólica de herramientas mediáticas para descarrilar la voluntad democrática de nuestros pueblos. Cada vez esta más clara la urgencia de una Cumbre Latinoamericana en materia de Comunicación y las tareas de una Corriente Internacional de la Comunicación hacia el Socialismo.

Tenemos enfrente la "Guerra de IV generación" y el pretexto burgués de la lucha contra el "terrorismo" para armarse hasta los dientes contra las revoluciones nacientes. No esperemos de brazos cruzados a ver qué inventan para silenciarnos.