Encuentro Continental por la Nacionalización de los Hidrocarburos, contra las Privatizaciones y en defensa de la Soberanía

0
150

Atendiendo al llamamiento lanzado por la Central Obrera Boliviana (COB), la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) y otras organizaciones, 272 delegados de 14 países latinoamericanos, de EEUU y Europa se reunieron a mediados de agosto en el "Encuentro Continental por la Nacionalización de los Hidrocarburos en Bolívia, contra las Privatizaciones y en defensa de la Soberanía nacional de nuestros pueblos".

BOLIVIA

Atendiendo al llamamiento lanzado por la Central Obrera Boliviana (COB), la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) y otras organizaciones, 272 delegados de 14 países latinoamericanos, de EEUU y Europa se reunieron a mediados de agosto en el "Encuentro Continental por la Nacionalización de los Hidrocarburos en Bolívia, contra las Privatizaciones y en defensa de la Soberanía nacional de nuestros pueblos".
Los acuerdos más significativos fueron los siguientes:
* Impulsar una campaña continental por la nacionalización sin indemnización de los hidrocarburos para ponerlos al servicio de los trabajadores, campesinos y naciones originarias de cada país y del continente. Promover la coordinación de las organizaciones e los trabajadores a nivel continental para este fin.
* Renacionalización de las empresas privatizadas y la expropiación del latifundios que dé paso a una verdadera reforma agraria a favor de los campesinos pobres.
* Rechazar el pago de la deuda externa, y contra la intervención imperialista en Irak y Haití.
* Organizar una gran Jornada Internacional de Movilización Unitaria el 17 de octubre de este año para afirmar la recuperación de todos nuestros recursos energéticos, contra las privatizaciones y por la re-nacionalización de las empresas y servicios públicos privatizados, y rechazar las amenazas, incluso de tipo militar, del imperialismo.
Quizás uno de los anuncios más significativos fue la decisión de la COB de dar la lucha política a través de la constitución del Instrumento Político de los Trabajadores (IPT), "como Instrumento que se propone la lucha por el poder de los trabajadores, la instauración del Estado Obrero, Campesino, de las naciones originarias y pueblo empobrecido, que construya una nueva sociedad socialista y comunitaria".
Qué duda cabe que el éxito de esta última iniciativa, si se dota de un programa y de una táctica correctos, sería un anorme avance para garantizar el triunfo de la revolución socialista en Bolivia.