En defensa de la Soberanía Nacional de nuestros Pueblos y por la Nacionalización de los Hidrocarburos en Bolivia

No podemos admitir que nuevamente nos engañen, negociando a las espaldas del pueblo boliviano la continuidad de una situación insoportable. Estamos en un momento en que las condiciones para una nueva oleada de movilizaciones están en gestación. Un momento, por lo tanto, propicio para un balance de la situación, el que incluye la cuestión fundamental de la solidaridad internacional con la lucha de los trabajadores y pueblo de Bolivia, ayudando así a romper el cerco que el imperialismo y sus lacayos noos nos quieren imponer.

Encuentro Internacional en La Paz: 12, 13 y 14 de agosto. Organizan: COB, FSTMB, COR El Alto, COD La Paz y ACIT

Compañeros:

La Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia y la Central Obrera Regional de El Alto, ambos afiliados a la organización matriz de los trabajadores bolivianos, la Central Obrera Boliviana, han participado combativamente junto a las organizaciones movilizadas FEJUVE de El Alto, maestros urbanos, rurales, compañeros campesinos de las 20 provincias de La Paz, así como compañeros de las distintas federaciones de todo el país, universitarios, trabajadores de caminos, de salud, gremiales, demás trabajadores y pueblo boliviano en la gran movilización que, obligó a la renuncia de Carlos Mesa, de Hormando Vaca Diez y Mario Cosío a la Presidencia de la República.

Al mismo tiempo estamos conscientes que los problemas fundamentales demandados por el pueblo boliviano no fueron solucionados con la salida constitucional consistente en el nombramiento de Eduardo Rodríguez como Presidente transitorio.

Para la clase obrera organizada en la COB, sectores indígenas y populares, desde octubre de 2003, la cuestión de la Nacionalización del 100% del petróleo y del gas, es un objetivo de vida o muerte, porque esta riqueza, que pertenece al pueblo boliviano, debe ser utilizada en su beneficio, y no para la rapiña de las transnacionales. Por eso es una cuestión esencial, que determina la supervivencia misma de nuestro pueblo, la soberanía y la unidad de Bolivia, hoy amenazadas de desintegración por la política del imperialismo y sus cómplices, enmascarada en propuestas de autonomías, desvirtuando el verdadero sentir de la población de todo el país.

Nuestra lucha es la misma de los pueblos hermanos de América Latina y del mundo, los mismos que igualmente sufren las consecuencias de la política de guerra y superexplotación liderada por el gobierno de Bush de EEUU, el mismo que ataca inclusive al movimiento obrero en su propio país. Nuestra lucha es contra el imperialismo y su política de destrucción de las naciones.

Así, la lucha por la Nacionalización de los Hidrocarburos se entronca con la lucha contra las privatizaciones, en defensa de los servicios públicos, contra los tratados de libre comercio, en defensa de los derechos sociales y laborales, en defensa de la tierra para los campesinos sin tierra, que gana cuerpo en todo nuestro continente.

La clase obrera y el pueblo boliviano están dando una demostración cabal de la voluntad, que es la de todos los pueblos, de ser dueños de su destino. En el proceso de la lucha misma, la cuestión de la autoorganización de los trabajadores, campesinos, vecinos, estudiantes en una Asamblea Nacional Popular Originaria, con delegados electos, revocables y con mandatos concretos, que tomen en sus manos la imposición de la voluntad soberana del pueblo en contra de las oligarquías corruptas y entregadas al imperialismo, es un avance histórico por el que debemos trabajar todos.

No podemos admitir que nuevamente nos engañen, negociando a las espaldas del pueblo boliviano la continuidad de una situación insoportable. Estamos en un momento en que las condiciones para una nueva oleada de movilizaciones están en gestación. Un momento, por lo tanto, propicio para un balance de la situación, el que incluye la cuestión fundamental de la solidaridad internacional con la lucha de los trabajadores y pueblo de Bolivia, ayudando así a romper el cerco que el imperialismo y sus lacayos nos quieren imponer.

Por eso proponemos, a partir de la FSTMB, COR El Alto, COD La Paz, afiliados a la COB, y del Acuerdo Internacional de los Trabajadores, reunir, por la urgencia de la situación en nuestro país, a dirigentes y militantes del movimiento obrero y popular de todo el continente, reunir a los que luchan contra las privatizaciones, que luchan en defensa de la soberanía nacional en los distintos países, para que, juntos, organicemos iniciativas comunes que nos fortalezcan mutuamente.

Por todo ello, proponemos la organización del Encuentro en defensa de la Nacionalización de los Hidrocarburos en Bolivia; de lucha contra las privatizaciones y por la defensa de la soberanía nacional de nuestros pueblos.

Este encuentro se realizará en ciudad de La Paz, en los días 12, 13 y 14 de agosto de este año de 2005, y para el cual pedimos el apoyo y la participación de las organizaciones sindicales y populares que se identifican con esta convocatoria.

La Paz, 23 de junio de 2005

Central Obrera Boliviana (COB)

Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia

Central Obrera Regional de El Alto

Central Obrera Departamental de La Paz

Acuerdo Internacional de los Trabajadores y Pueblos

La Comisión Organizadora del Encuentro Internacional tendrá su Secretaría en la sede de la FSTMB: Plaza Venezuela 1470, La Paz, Bolivia.

Teléfonos: (591–2) 23596 56
Fax: (591–2) 231 77 64

Correo Electrónico: csrevbolivia@hotmail.com, fstmb@hotmail.com