¿Democracia, por qué nos reprimen?

0
96

El ser humano, tiene en el perro un aliado incondicional que, según como se eduque, puede llegar a realizar hazañas que superan ampliamente la imaginación de sus mismos dueños. Todo es, claro está, si obedecen bien las ordenes que se les ha dado en su oportunidad. El ser humano, tiene en el perro un aliado incondicional que, según como se eduque, puede llegar a realizar hazañas que superan ampliamente la imaginación de sus mismos dueños. Todo es, claro está, si obedecen bien las ordenes que se les ha dado en su oportunidad.

Durante este último conflicto, la sociedad asistió ignorante, a una batalla real entre los instrumentos de poder y el sector trabajador, una batalla que tiene casi seis meses de idas y vueltas. Quizás usted que lee este artículo, ni siquiera se haya enterado que en Callao 360, más precisamente en el Hotel Bauen, se llevó a cabo una reunión de prensa en donde se explicaron las razones que llevaron a esta situación.

A instancias mediáticas, el silencio se adueñó de las mentes de toda la sociedad, en beneficio de unos pocos. Y a la luz de la “ley” se ha perseguido, golpeado, avasallado, y encarcelado a trabajadores que, en su derecho, reclamaron lo que les corresponde. No citaremos artículos de nuestra Constitución Nacional, ni haremos un recordatorio de cada ley que se ha violado; ellos, los que las violaron, las conocen mejor que nosotros.

El 24 de marzo se recordó con mucha prensa a los 30.000 desaparecidos en la última dictadura, y se ha llorado, y se ha hecho propio el dolor de los familiares. Sin embargo, como sociedad no hemos aprendido nada de aquel hecho tan importante para nuestra identidad argentina; pero sí, los grandes empresarios sacaron su tajada.

Mientras las personas viaja bien, a nadie le importa lo que sucede con las vidas de los que hacen su camino, es solo una cuestión de traslado. Por su cabeza de seguro pasa el partido del domingo o la telenovela de las tardes, pero ¿Usted se preguntó que le pasa al tipo que los lleva? ¿Sabía usted que a la hora que daban a Marcelo Tinelli, los empleados del subte eran perseguidos como ratas por la calle Corrientes?

A los diez trabajadores que llevaron de Primera Junta a la Comisaría, cerca de las 14 hs., se los maltrató e inclusive se los golpeó con saña, sólo por el hecho de ser del subte. El viejo paradigma de la palabra Democracia esta cambiando, y casi sin saberlo somos testigos de ello, hay una hegemonía de un poder que no se ve, pero si se siente.
“Tuvimos miedo de reclamar un derecho”, por que el bombardeo mediático que nos muestra a Tinelli, no nos muestra que es lo que sucede frente a nuestros ojos, ahí, en el lugar donde usted viaja todos los días. A los pocos periodistas de vocación, que quieren cumplir con su tarea también se les maltrata, sólo porque hace su trabajo.

¿Cuánto más vamos a cerrar los ojos como sociedad?¿Acaso somos irresponsables, por que ganamos un “sueldo digno” y peleamos porque otros compañeros lo ganen? Todo este tiempo, se ha puesto en tela de juicio el salario del trabajador de subte, sin embargo nadie se preocupa de aquellos hombres que trabajan en condiciones infrahumanas, más de 14 hs. diarias con una paga que no supera los $200.

¿Y que tienen que ver los perros con todo esto de la represión a los compañeros del subte? Bueno, pensamos que usted puede descifrar esta metáfora… piense que cumplen las ordenes de sus dueños, y que atacan justificados en una orden, nunca se cuestionan que puede ser su propio hermano el que está adelante, sólo pegan y nada más.

Varón de Lis * Comisión de prensa y difusión – CUERPO DE DELEGADOS DEL SUBTERRANEO