Cristina veta la Ley de Glaciares

0
79
Una apuesta por las empresas mineras, el saqueo y la contaminación

Tras la decisión se encuentran los hermanos Gioja, entre ellos el gobernado de San Juan, quienes operan para el lobby de la multinacional Barrick Gold, interesada en extraer riquezas naturales patrimonio de todo el pueblo, estimadas en más de 3.000 millones de dólares.

Una apuesta por las empresas mineras, el saqueo y la contaminación 

En una nueva muestra acerca de lo poco – nada- "nacional y popular" del gobierno nacional, Cristina Fernández de K decidió vetar en su totalidad la Ley de Glaciares, votada por unanimidad en ambas cámaras. Así, da libre cauce al permiso de explotación de los glaciares de la cordillera argentina.
La ley, sancionada el pasado 22 de octubre, protegía a las masas de hielo, verdaderos reservorios de agua dulce, oro, cobre y otros tesoros. No fue suficiente la decisión de Cristina de condenar a millones al hambre para bañar en oro al Club de París, ahora también se condena a la población a la falta de recursos estratégicos, tan primarios como el agua dulce, y la preservación del medio ambiente.
La ley vetada creaba un Inventario Nacional de Glaciares, donde debían individualizarse todas las reservas hídricas existentes en el territorio nacional para su adecuada protección, control y monitoreo. También prohibía que en los glaciares y su entorno se realizaran actividades que pudieran afectar su condición natural, como la liberación de sustancias contaminantes, la construcción de obras de arquitectura y explotación minera o petrolífera. Tras la decisión se encuentran los hermanos Gioja, entre ellos el gobernado de San Juan (el mismo que estuvo implicado en el cobro de coimas para la aprobación de la reforma laboral de De La Rua, la llamada Ley Banelco), quienes operan para el lobby de la multinacional Barrick Gold, interesada en extraer riquezas naturales patrimonio de todo el pueblo, estimadas en más de 3.000 millones de dólares.
Debido a que la revisión del veto presidencial parece no prosperar en el Congreso, referentes populares como Pino Solanas y Adolfo Pérez Esquivel están haciendo un llamamiento a todas las fuerzas progresistas a pronunciarse en repudio de estas políticas neoliberales, e invitan a seguir el ejemplo de siete provincias mineras que consiguieron prohibir la minería a cielo abierto con sustancias tóxicas.