Conmoción por el precio del petróleo

0
95

Después de que los huracanes Katrina y Rita devastaran la costa estadounidense del Golfo de México, la rápida suba de los precios del petróleo ¿presagia una recesión económica mundial?

¿Se viene una recesión mundial?

Después de que los huracanes Katrina y Rita devastaran la costa estadounidense del Golfo de México, la rápida suba de los precios del petróleo ¿presagia una recesión económica mundial?

Antes de estos acontecimientos, en los últimos treinta años, se habían producido tres importantes subas del petróleo, todas relacionadas con disturbios geopolíticos en Oriente Medio: en 1973 con la guerra árabe-israelí, en 1979-80 cuando la revolución iraní y la guerra Irán-Iraq, y en 1990 tras la invasión de Kuwait por Iraq.

Y ahora tenemos la guerra de EEUU en Iraq. Los antecedentes de las anteriores crisis del petróleo se ajustan casi a la perfección. En el caso de EEUU, cada una de las tres anteriores crisis del petróleo fue seguida por una recesión.

Todas estas contracciones cíclicas tienen una cosa en común: la economía estadounidense ya era vulnerable cuando fue golpeada por la crisis del petróleo.

Suba del petróleo y recesión

¿Por qué una suba profunda de los precios del petróleo provoca una recesión económica? Porque el petróleo sigue siendo muy importante para el funcionamiento del capitalismo mundial. El petróleo y su producto refinado, la gasolina, siguen siendo la única forma de combustible que sirve para el transporte de mercancías (camiones, aviones…) y el movimiento de la mano de obra (automóviles, autobuses y aviones).

La suba de los precios del petróleo supone un incremento de costos para la economía y de los productos básicos, por lo que también implica una pérdida de poder adquisitivo para la clase trabajadora y sus familias. Una menor demanda de mercancías y servicios de los vendidos por los capitalistas significa menos ingresos por ventas. Los beneficios de los capitalistas se ven afectados de dos formas: costos más elevados y menos ventas.

Este efecto es particularmente duro para la economía capitalista más grande del mundo: EEUU. Se trata del principal consumidor de energía.

Una recesión económica es muy probable si los precios del petróleo siguen elevados. Y esto es lo más probable. La mayor parte de la suba de los precios del crudo se debe al aumento de la demanda global. Los principales contribuidores han sido China y EEUU.

Los precios del petróleo van a seguir altos no sólo por la fuerte demanda, sino también porque la producción mundial está alcanzando su capacidad. La OPEP ya está bombeando petróleo a un ritmo récord. El mayor productor de la OPEP es Arabia Saudita. Está produciendo casi 10 millones de barriles diarios. En los años ochenta, la producción saudita era de 10,5 millones de barriles.

¿Se acaban las reservas?

El gran debate entre los expertos del petróleo es si habrá suficiente petróleo para los próximos cinco o diez años. Algunos dicen que el mundo está consumiendo vorazmente los más de un billón de barriles de reservas que se sabe todavía existen. Otros dicen que las nuevas tecnologías harán posible a las petroleras encontrar nuevos yacimientos de petróleo y extraer más de los ya conocidos.

Además, están surgiendo dudas sobre si Arabia Saudita es capaz de mantener la producción actual. Seguramente las reservas saudíes todavía son grandes y se tardará años en agotarlas, pero el costo de extraer el petróleo cada vez es mayor. Eso mantendrá alto el precio del crudo.

El suministro de crudo puede que no haya llegado al máximo, pero los suministros de gasolina refinada sí. Incluso antes del huracán Katrina, la capacidad de producción de gasolina en EEUU estaba ya en el máximo.

Durante los próximos meses las dañadas refinerías del Golfo de México reabrirán y con ello puede que retrocedan un poco los precios de la gasolina, pero durante años la demanda de petróleo seguirá por encima de la capacidad de refinado. Y es poco probable que esta situación cambie en un futuro inmediato.

No se ha construido ninguna nueva refinería desde 1976, por eso EEUU tiene que importar el 10% de la gasolina que necesita. La capacidad de refinar gasolina (en millones de barriles al día, MbD) nunca ha sido tan pequeña en los últimos treinta años como lo es ahora.

Año Capacidad refinado (Mbd) Demanda petróleo (Mbd)
1978…………………………….. 78…………………………….. 63
2005…………………………….. 86…………………………….. 83

Un nuevo problema es la ausencia de capacidad de reserva de la clase correcta de crudo. Arabia Saudita dice tener todavía capacidad de reserva. Sin embargo, gran parte es petróleo muy agrio que no vale para refinarlo y transformarlo en gasolina. EEUU tiene sólo inventarios para hacer frente a 15 días de demanda de gasolina, la mitad que hace veinte años.

Una recesión más que probable

Los precios del crudo han estado subiendo durante los últimos cinco años. Sin embargo, cada vez que el precio real de la gasolina ha subido más del 20%, como ocurrió en 1974 y en 1979-80, ha provocado una profunda caída del consumo que ha llevado a una recesión económica. Ahora, incluso si EEUU consigue durante el resto del año bajar los precios de la gasolina a menos de 3 dólares el galón, el precio real de la gasolina habría subido más de un 20%.

En las tres últimas subas importantes de los precios del petróleo que llevaron a una recesión económica, el precio del petróleo en términos reales (después de descontar la inflación general) alcanzó al menos los 40 dólares /barril. El precio actual del petróleo es de 65-70 dólares/barril, que es el equivalente a precios reales de aproximadamente 45-50 dólares/barril. De este modo, si los precios de la gasolina y el petróleo siguen igual durante los próximos seis meses, EEUU y la economía mundial podrían enfrentarse a una recesión.

Año Exceso de capacidad(mill.de barriles) Precio real del petróleo(dólares en 2003)
1975………………………. 7.6………………………………………………………… 36.21
2005………………………. 0.5 …………………………………………………………48.5