Congreso Mundial de la CMI 2023: ¡los comunistas han llegado!

0
206

El Congreso de 2023 de la Corriente Marxista Internacional (CMI) marcó un importante punto de inflexión en la historia de nuestra organización, en medio de un cambio radical en la sociedad. Habiendo casi duplicado nuestras fuerzas desde la pandemia, el Congreso estuvo lleno de espíritu combativo juvenil y determinación. Se reunieron más de 400 camaradas de más de 40 países, recaudaron 630.000 euros para la causa revolucionaria y declararon triunfalmente: ¡los comunistas han llegado!

Miles más siguieron las sesiones en línea, con 200 camaradas siguiendo desde Pakistán, una gran reunión colectiva de camaradas suizos justo al otro lado de los Alpes, y muchos más en todo el mundo desde Toronto a Londres. 

El Congreso tuvo lugar del 7 al 12 de agosto en Italia, en el contexto de una crisis capitalista histórica. Cada vez más trabajadores y jóvenes se sienten atraídos por las ideas del comunismo como la única salida, y el Congreso estuvo unido en su voluntad férrea de llegar a estas capas y construir la organización revolucionaria que la clase trabajadora necesita para ganar la batalla del futuro y derribar finalmente este sistema podrido. 

Muchos de los delegados e invitados mostraron una inmensa resolución para llegar al evento. Camaradas, desde Pakistán hasta Perú, se enfrentaron a largos viajes y a racistas regulaciones de visado para poder asistir. Un camarada de Mauritania viajó durante tres días a través de varios países para visitar el Congreso. Un camarada paquistaní pasó 56 horas viajando a Italia para participar (después de que su visado fuera retrasado continuamente), y fue recibido con una ovación por los camaradas cuando llegó al quinto día del Congreso. ¡Este es el tipo de coraje que necesitamos! 

El mundo en crisis

El Congreso se abrió con un emotivo homenaje a Esteban Volkov, nieto del revolucionario ruso León Trotski, que falleció tristemente este año. Los camaradas guardaron un minuto de silencio para reflexionar sobre la firme defensa que Esteban hizo de las verdaderas tradiciones de Trotski, del bolchevismo y de la Revolución Rusa. 

Esteban Volkov fue una de las últimas conexiones entre nuestra generación y aquella otra forjada en un período de feroz lucha entre revolución y contrarrevolución, en la época que comenzó con la Revolución Rusa de 1917 y terminó con el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Como ellos, estamos en el umbral de un nuevo período mundial de agitación revolucionaria.

Abriendo el Congreso con una discusión sobre las perspectivas para la revolución mundial, el editor de marxist.com, Alan Woods, explicó la importancia de entender los procesos concretos de la lucha de clases en el mundo que nos rodea, comparando las perspectivas de la CMI con un mapa y una brújula. Sin una comprensión de hacia dónde se dirige la lucha de clases, estaríamos perdidos en la marea de los acontecimientos. 

Imagen: IDOM

Comenzando su charla, Alan destacó que “la profunda crisis del capitalismo es clara hasta para un ciego”. La deuda global ha alcanzado proporciones desorbitantes, alrededor de 300 billones de dólares – el 350 por ciento del PIB mundial. Esto no tiene precedentes. 

Después de un largo período de globalización, este proceso se ha convertido en su contrario, con la desintegración de la economía mundial en bloques. El proteccionismo y la rivalidad imperialista están en aumento, sentando las bases para conflictos militares y guerras comerciales. 

Este Congreso tiene lugar un año y medio después del inicio de la guerra en Ucrania. En medio de una contraofensiva estancada, el régimen de Kiev se ha sumido en la desesperación. Está consumiendo las reservas de proyectiles de artillería, vehículos y municiones acumuladas por sus patrocinadores imperialistas occidentales. 

En este conflicto indirecto entre potencias imperialistas, el lema de los comunistas en todas partes es el de Karl Liebknecht: “¡el enemigo principal está en casa!”. La tarea de los comunistas es, ante todo, luchar contra nuestra propia clase capitalista. 

La Corriente Marxista Internacional ha adoptado una postura principista e internacionalista en todas partes. De hecho, a las pocas horas del estallido del conflicto, publicamos una declaración exponiendo nuestro análisis y nuestra postura internacionalista. Los reformistas y los sectarios se ven obligados a sonrojarse por las palabras que escribieron ayer mismo. Pero más de un año después, no sentimos la necesidad de cambiar una palabra de nuestra declaración, que fue aprobada por unanimidad por el Congreso. 

La guerra está acelerando la fractura del mundo en bloques contendientes. El declive del imperialismo estadounidense ve desafiado el poder de Washington en partes del mundo que ha dominado durante décadas: en Oriente Medio, en África Occidental y en otros lugares. 

La guerra a su vez está impulsando el deslizamiento de la economía mundial hacia una depresión. Ahora, la economía china, que sostuvo la economía mundial después de la crisis de 2008, se está ralentizando y está plagada de deudas. Esto tendrá consecuencias desastrosas para toda la economía mundial. 

Como explicó Alan, no hay un solo gobierno en el mundo que pueda reclamar la estabilidad del pasado. Incluso en países tradicionalmente estables, como Estados Unidos y Gran Bretaña, estamos viendo malestar social, disturbios y oleadas de huelgas. En Alemania, todos los partidos que han estado en el poder en la última década están decayendo, y esto fue antes de que el gobierno anunciara recientemente un presupuesto de austeridad de 30 mil millones de euros. 

Esto ya no es una perspectiva para el futuro: la lucha de clases ya es un hecho en un país tras otro. La conciencia de las masas avanza rápidamente y puede cambiar completamente en 24 horas bajo estas condiciones. 

Esta discusión marcó el tono de todo el Congreso. Vivimos en un período de revoluciones y contrarrevoluciones, donde la conciencia de las masas está en flujo. Estas condiciones son ideales para una lucha concertada para construir una organización comunista internacional, y sólo la CMI posee los medios para hacerlo. 

Construyendo una organización bolchevique

Jorge Martín. Imagen: IDOM

Nuestras ideas, perspectivas y análisis son nuestro principal arma y la única justificación para nuestra existencia como organización marxista. Pero las ideas sin organización son como un cuchillo sin hoja. Los métodos necesarios para crear tal organización formaron el contenido de la segunda sesión sobre “Construir una organización bolchevique”, iniciada por Jorge Martín.

Jorge explicó que, en cierto sentido, la CMI es una organización antigua, lleva consigo todas las tradiciones y experiencias del marxismo genuino, remontándose a Marx, Engels y la Primera Internacional. 

Pero, en otro sentido, la CMI es muy joven: desde 2020 ha casi duplicado su tamaño. Muchos de los grupos que están sentando las bases para poderosas secciones futuras no existían en 2018. El crecimiento de la CMI ha sido abrumadoramente entre la juventud. 

Esta sesión fue precisamente sobre cómo formar y educar a esta capa de jóvenes en los métodos comunistas de centralismo democrático, para crear una organización bolchevique disciplinada, combativa y luchadora.

En la lucha por tal organización, inevitablemente entramos en contacto con una gran cantidad de ideas de sonido radical que impregnan los movimientos obreros y estudiantiles, sobre todo las ideas divisionistas y perniciosas de las llamadas “políticas de identidad”.

Imagen: IDOM

Desde las calumnias de que Jeremy Corbyn era una especie de “antisemita”, hasta las declaraciones “pro-LGBT” de Dina Boluarte, que se instaló como presidenta de Perú a través de un golpe de derecha y ahora intenta darse aires “progresistas”, la política de identidad es utilizada por los enemigos de la clase trabajadora para sembrar confusión y división.

Algunos en la izquierda, especialmente en el medio estudiantil pequeñoburgués, creen que es la tarea de los marxistas crear un “espacio seguro” para los oprimidos y los abatidos, a salvo de los problemas del capitalismo.

Pero esa no es la función de la CMI. No estamos construyendo un grupo de apoyo, ni un club social, ni un círculo de lectura intelectual. Estamos unidos en la lucha por el comunismo internacional, y lo que necesitamos son precisamente luchadores.

Como dijo Adam Booth de Gran Bretaña: “No somos vulnerables, somos bolcheviques. Podemos cambiar nuestro entorno… No necesitamos gente entrenada en terapia o resolución de conflictos, necesitamos gente entrenada en el bolchevismo y el marxismo”.

Lucha de clases en la República Romana

Una sesión particularmente atractiva abordó un tema que algunos podrían pensar que está fuera de lugar en un congreso de revolucionarios: el lanzamiento del libro de Alan Woods La lucha de clases en la República romana, publicado recientemente por Wellred Books.

Imagen: IDOM

Este nuevo y emocionante volumen representa la primera historia completa de la República romana desde una perspectiva marxista. Pero ¿por qué los marxistas deberían analizar acontecimientos que tienen más de dos milenios de antigüedad?

Desde su fundación por una banda belicosa de campesinos latinos, pasando por las guerras púnicas y el auge de la esclavitud, hasta la caída final de la República y el surgimiento del Imperio, la historia de la sociedad romana estuvo impulsada por una lucha de clases a menudo feroz que está llena de lecciones que no sólo siguen siendo relevantes, sino que siguen siendo una fuente de tremenda inspiración.

Entre estas grandes figuras, Alan señaló la importancia histórica de los hermanos Graco, miembros de la élite gobernante que sin embargo se convirtieron en dirigentes de las masas plebeyas abatidas.

Y, por supuesto, Espartaco, cuyo nombre brilla con fuerza a través de los siglos como el mayor representante revolucionario del mundo antiguo y uno de sus mejores generales, que organizó a los esclavos más desesperadamente oprimidos y los convirtió en una fuerza combativa que pudo asestar golpe tras golpe al poderío de Roma.

El período actual tiene muchos paralelismos cruciales con la antigua Roma, y al estudiar las lecciones del pasado, podemos prepararnos para las luchas venideras. 

El Movimiento Socialista en Catalunya

En la penúltima noche del Congreso, cientos de camaradas, delegados e invitados de todo el mundo abarrotaron el salón principal para una comisión con dos camaradas del Movimiento Socialista en Catalunya.

Los camaradas explicaron los orígenes de su organización, sus perspectivas y la lucha que están librando por el comunismo. El desarrollo del Movimiento Socialista es extremadamente interesante y es sintomático de una capa de jóvenes que rompen con el reformismo y el colaboracionismo de clases. En cambio, los camaradas han tomado una postura clara sobre la base de las ideas comunistas.

La comisión fue muy interesante para todos los camaradas que asistieron, y permitió un intercambio fructífero y fraternal de ideas.

¿Eres comunista? ¡Entonces, organízate!

Imagen: IDOM

La sesión final del Congreso estuvo dedicada a la construcción de la CMI en todo el mundo. El enfoque clave de la sesión fue la audaz nueva campaña de la CMI, centrada en el lema: “¿Eres comunista? ¡Entonces, organízate!”

Este lema pretende captar el estado de ánimo de los millones de trabajadores y jóvenes de muchos países del mundo, que ahora ven el comunismo como la única salida a la crisis actual.

Nuestros enemigos también se están dando cuenta de esto. Los camaradas citaron el reciente informe del Instituto Fraser, que sitúa el apoyo al comunismo entre los jóvenes en países como Gran Bretaña, Estados Unidos y Canadá entre el 20 y el 30 por ciento. Esto significa que hay literalmente millones de trabajadores jóvenes que podrían unirse a una organización comunista en estos países.

El éxito del audaz llamamiento de la CMI a la juventud comunista se muestra en el rápido crecimiento de la organización en muchos países. Socialist Appeal, la sección británica de la CMI, ha pasado de 800 miembros a principios de año a más de 900 ahora, y está en camino de alcanzar el importante hito de 1.000 miembros a finales de año, lo que pondrá firmemente al comunismo en el mapa en Gran Bretaña.

Varias secciones más tienen como objetivo alcanzar un tamaño similar en los próximos años, y otras 8 secciones han superado la marca de los 100 miembros desde el último Congreso presencial.

En Canadá, apenas una semana después del lanzamiento de la campaña, casi 150 personas pidieron unirse a la CMI. Los camaradas transmitieron experiencias similares e inspiradoras en países como Brasil, Suiza y Suecia.

Como dijo el editor de marxist.com Hamid: “El campo está abierto para crecer, y estamos abriendo una nueva etapa en nuestra historia”.

Logros impresionantes

El crecimiento de la CMI ha sentado las bases para importantes avances en todos los frentes a nivel internacional.

Imagen: IDOM

Las secciones de la CMI organizan importantes eventos públicos en todo el mundo, como el Festival Revolución en Gran Bretaña, la Escuela de Invierno de Montreal en Canadá, el Pfingstseminar en Austria, las Escuelas Marxistas de Invierno y Verano en Pakistán, la escuela francófona en Suiza y muchas más.

Wellred Books –la editorial de la CMI– ha avanzado mucho en los últimos años. Este año (hasta ahora), Wellred ha vendido 8.200 libros, un paso significativo desde los 5.800 vendidos en todo 2019. Además, la revista In Defence of Marxism-América Socialista –la revista teórica trimestral de la CMI– se distribuye ahora a 30 países internacionalmente.

En 2024, la CMI lanzará el “Año de Lenin”, para conmemorar el centenario de la muerte del gran revolucionario ruso. Esta campaña estará dedicada a defender la vida y las ideas de Lenin contra las calumnias, tanto burguesas como estalinistas, que intentan distorsionar o mistificar las acciones de uno de los más grandes marxistas que ha producido la lucha de clases.

El año se iniciará con la próxima biografía política de Lenin escrita por Rob Sewell, que será una herramienta invaluable para los revolucionarios para aprender sobre las ideas de Lenin y su lucha permanente por el socialismo.

Determinación y sacrificio

Uno de los aspectos más inspiradores del Congreso fue el sacrificio financiero de todos los camaradas, para ampliar y desarrollar el trabajo de la Internacional. En 2018, la CMI se propuso recaudar 500.000 euros en cinco años. Este año, después de cinco años de recaudación decidida, se anunció que hemos recaudado más de 2,1 millones de euros, más que cuadruplicando el objetivo inicial.

En una electrizante colecta, se recaudaron 630.000 euros, superando con creces el ambicioso objetivo de este año de 450.000 euros. Teniendo en cuenta la inflación desorbitada que actualmente azota la economía mundial y el rápido aumento del coste de la vida en muchos países, el alcance de la colecta de este año es aún más impresionante.

Imagen: IDOM

Llegaron grandes donaciones de camaradas de naciones capitalistas desarrolladas como Suiza, Canadá y Estados Unidos, pero las contribuciones de los camaradas que viven en los países que sufren el peso de la crisis capitalista fueron aún más conmovedoras y tienen un poderoso significado político. 

Las secciones y grupos de la CMI en países desde Venezuela hasta Sri Lanka hicieron increíbles sacrificios que reflejan la determinación de todos los camaradas de elevarse a las tareas históricas a que nos enfrentamos. 

¡El mejor Congreso Mundial de nuestra historia!

Concluyendo el Congreso, Hamid dio una estimulante evaluación de la tarea a la que se enfrenta la CMI: “En cada país se ve un proceso decisivo hacia la revolución… Estamos aquí por una causa específica: construir una organización revolucionaria”. 

Image: IDOM

Era evidente para todos los camaradas que este período será un punto de inflexión para la organización, que desarrollará el trabajo a mayores alturas. La CMI es más fuerte y crece más rápido que nunca. 

Citando a Lenin, Hamid recordó al Congreso que “el marxismo es todopoderoso, porque es verdad”. La CMI ha podido entrar en esta nueva etapa de crecimiento confiado como resultado directo de nuestra firme comprensión de las ideas del marxismo genuino. 

Una organización es el producto directo de las ideas sobre las que se funda. Al cierre del Congreso Mundial de este año, los camaradas estaban más decididos que nunca a desatar el potencial de la CMI en todo el mundo. 

Como dijo Hamid, todos los camaradas de la CMI “usarán la energía de este Congreso para impulsarnos a la siguiente etapa…

“Lo que se ha mostrado en este Congreso es el espíritu de solidaridad, determinación revolucionaria y sacrificio de los camaradas, eso es lo que nos da nuestra fuerza invencible y la capacidad para superar todos los obstáculos”.