Carta del compañero Adán Mejía López desde la cárcel de Oaxaca

0
102

El león cree que todos son de su condición: Los representantes que se encuentran a la cabeza del estado piensan que encarcelando y torturando a los individuos más combativos, comprometidos y entregados a la lucha por una sociedad mejor, éstos se amilanarán; pero lo que mueve a los compañeros no son intereses mezquinos ni deseos obscuros. La entereza que muestran en esta situación de detención refleja la confianza en las ideas y en el movimiento revolucionario. A continuación presentamos la carta del del camarada Adán desde el penal de Ixcotel, Oaxaca El león cree que todos son de su condición: Los representantes que se encuentran a la cabeza del estado piensan que encarcelando y torturando a los individuos más combativos, comprometidos y entregados a la lucha por una sociedad mejor, éstos se amilanarán; pero lo que mueve a los compañeros no son intereses mezquinos ni deseos obscuros. La entereza que muestran en esta situación de detención refleja la confianza en las ideas y en el movimiento revolucionario. A continuación presentamos la carta del camarada Adán desde el penal de Ixcotel, Oaxaca.

Compañeros, compañeras:

Les envío, antes que nada, un caluroso y combativo saludo.

En éste momento me encuentro preso en la penitenciaría de Santa María Ixcotel, acusado de un delito fabricado por el gobierno del estado y después de una detención ilegal.

El martes 17 de julio aproximadamente a las 8 de la noche fui "levantado" por la policía preventiva del estado junto con mi amigo Herzain Michell. Nos encontrábamos en el sitio de taxis "Animas Trujano" a dos cuadras del zócalo de éste ciudad.

Al momento de nuestra detención, jamás fuimos informados del delito que se nos acusaba.

Sin embargo, en el recorrido por varias dependencias policíacas que tuvimos esa noche y madrugada, quedó claro por qué estábamos ahí: Por ser simpatizantes y miembros de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca.

Fuimos sometidos a golpes, interrogatorios, insultos y amenazas de muerte. Toda pregunta e intimidación fue relacionada con nuestra participación y de nuestras organizaciones (en mi caso, la Tendencia Marxista Militante) en el movimiento popular oaxaqueño y los hechos del 16 de Julio.

Al final y en la madrugada del miércoles fuimos obligados a posar junto con dinero, armas y drogas en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública y de ahí llevados a la UMAN, donde se nos acusó de venta de drogas y posesión de armas.

Ésta forma de actuar, ilegal, es ya conocida por nosotros. Ha sido aplicada a otros compañeros del movimiento como David Venegas.

Nuestra detención se suma a las realizadas el día 23. Es necesario decir que el único crimen que hemos cometido yo y los ya cientos de presos que ha tenido el movimiento, ha sido nuestro irreductible deseo de luchar por una sociedad más justa.

Si bien que por ser presos políticos, nuestra situación es especialmente difícil. Sin embargo esto no reduce la firmeza de nuestras convicciones o altera nuestros principios de lucha. Espero que suceda lo mismo con los compañeros que siguen libres y escuchan esto. ¡Ánimo compañeros! La lucha contra el estado es larga y dura, pero jamás estéril. No retrocedamos!… Ni un paso atrás!!!

Desde aquí, saludo el valor y coraje de los compañeros que permanecen presos. Un abrazo fraternal a todos ellos y uno especial a Lupe y a Silvia. Así como a la familia del compañero Emeterio que se encuentra grave después de la brutal golpiza que casi lo asesina y que fue documentada por los medios de comunicación. Todo nuestro afecto y solidaridad está con ustedes.

Sea pues, compañeros, estamos encerrados tras estas rejas, pero nuestras ideas y ánimo revolucionario caminan con ustedes allá afuera. Seguimos juntos, en cada marcha, pinta, consigna, en cada puño cerrado.

¡Ante la represión, la Organización!

¡Contra la represión, la Movilización!

Adán Mejía López