Auge de la lucha de clases en Latinoamérica

0
113

Uruguay, Ecuador, Costa Rica …

Huelga general en Uruguay

El pasado 17 de junio hubo una huelga general de 24 horas en Uruguay convocada por la central obrera única PIT-CNT. Fue convocada contra la política económica y social del gobierno de Batlle y en defensa de la producción y el trabajo.
La huelga tuvo un acatamiento masivo, destacando la industria, los trabajadores estatales, los bancos, la enseñanza pública e, incluso, los medios de comunicación (diarios, radios y TV). Esta es la quinta huelga general que enfrenta el gobierno burgués de Batlle en los últimos 3 años.
El gobierno, la burguesía uruguaya y el FMI están descargando la aguda crisis capitalista que enfrenta el país sobre las espaldas de las familias trabajadoras. Uruguay lleva 4 años consecutivos de recesión económica. En el primer trimestre del 2003 el PBI cayó un 9,1%. El desempleo alcanza al 20% de los trabajadores uruguayos y, solamente en el último año, el poder adquisitivo del salario cayó un 19%, mientras que el índice de pobreza entre la población urbana ha trepado al 27%.
El Frente Amplio (que agrupa a la oposición de izquierda) debe pasar a la ofensiva con un programa socialista, que incluya entre sus reclamos el rechazo al pago de la deuda externa que asfixia la economía del país y la nacionalización de los principales rubros de la producción, sin indemnización y bajo el control de los trabajadores.

Ecuador: obreros petroleros y docentes

Cumplidos los 6 meses de asumida la presidencia del país, Lucio Gutiérrez está traicionando las esperanzas que millones de trabajadores y campesinos habían depositado en su gobierno para que sacara al país de la pobreza y del saqueo imperialista. Además de reanudar el pago de la deuda externa, está recortando gastos estatales y anunciando planes privatizadores en el petróleo, las empresas eléctricas y la telefonía.
A finales del mes de mayo se inició la huelga de 120.000 docentes en reclamo de mayor presupuesto educativo y por aumento salarial. A esta huelga se unieron los estudiantes y otros sectores, como los trabajadores de la salud que plantearon reclamos similares. Tras 27 días de huelga, el gobierno tuvo que aceptar gran parte de los reclamos docentes, entre otras razones, porque los trabajadores de la empresa estatal de petróleo (PETROECUADOR) entraron también en huelga y el gobierno no quería pelear con dos frentes abiertos.
La huelga de los 4.000 trabajadores petroleros tuvo su origen en la decisión del gobierno ecuatoriano de iniciar la privatización encubierta, mediante concesiones, de los pozos petrolíferos más rentables de la compañía estatal, incluyendo plantas de destilería, oleoductos, envasado, etc. El gobierno y los medios de comunicación burgueses iniciaron una feroz campaña contra los trabajadores acusándolos de "privilegiados". El gobierno utilizó la escasez de combustible para militarizar los pozos petrolíferos y acusar a los trabajadores de "sabotadores" y "terroristas". Lamentablemente, esta huelga quedó aislada porque los sindicatos obreros y organizaciones campesinas no unieron sus reclamos propios a los de los trabajadores petroleros por lo que finalmente la huelga debió ser levantada. Ahora los dirigentes de los trabajadores petroleros afrontan denuncias judiciales por la huelga.
De todas maneras, el gobierno de Gutiérrez está quedando seriamente comprometido ante sus bases. Uno de los partidos de izquierda que formaban parte del gobierno, el MPD, lo abandonó. En las organizaciones campesinas e indígenas de base se reclama el fin de la política antisocial del gobierno y la Central de Trabajadores de Ecuador le retiró públicamente su apoyo y exigió la dimisión de los ministros de Economía y Energía.

Costa Rica: Huelgas de los trabajadores eléctricos y docentes

15.000 trabajadores eléctricos perteneciente al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) mantuvieron una huelga de 21 días contra los planes de privatización de la compañía estatal y en reclamo de salarios atrasados. El 4 de junio hubo una marcha de 50.000 personas en San José en apoyo a las demandas de los trabajadores. Al final, los trabajadores arrancaron al gobierno el compromiso del pago de los salarios atrasados. También hubo huelgas que duraron varias semanas de los docentes contra los salarios impagos, por el futuro de las pensiones y para que se garanticen los ingresos de los comedores escolares y el transporte para los estudiantes. Estas luchas de los trabajadores costarricenses ya provocaron la dimisión de 3 ministros del gobierno. Una nueva etapa se abrió también en la lucha de clases en Costa Rica.