Trabajadores telefónicos en lucha

0
126

El conflicto que mantienen los trabajadores telefónicos en reclamo de un aumento salarial del 25 por ciento volvió a entrar hoy en un punto muerto debido a que se frustró la instancia de negociación por el «faltazo» de los directivos de Telefónicay Telecom a la reunión convocada por el ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, con la intención de acercar posiciones con los representantes gremiales y buscar una salida al conflicto. Finalmente, no hubo acuerdo entre las partes, informaron desn desde el gremio.

Por un aumento salarial del 25%

El conflicto que mantienen los trabajadores telefónicos en reclamo de un aumento salarial del 25 por ciento volvió a entrar hoy en un punto muerto debido a que se frustró la instancia de negociación por el "faltazo" de los directivos de Telefónica y Telecom a la reunión convocada por el ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, con la intención de acercar posiciones con los representantes gremiales y buscar una salida al conflicto. Finalmente, no hubo acuerdo entre las partes, informaron desde el gremio.

Los trabajadores, que pese a las medidas de fuerza mantienen guardias permanentes para hacer el mantenimiento del servicio, denunciaron la actitud de las empresas Telefónica y Telecom de querer "crear pánico en la sociedad" al decir que puede colapsar el sistema mientras impiden el ingreso de los técnicos para que puedan realizar sus tareas.

Claudio Marín, secretario adjunto de FOETRA Sindicato Buenos Aires y miembro de la conducción nacional de la CTA, explicó que la medida de fuerza fue decisión "de los cuerpos orgánicos de nuestro gremio en defensa de los intereses económicos y corporativos de los trabajadores telefónicos porque, si bien consideramos que las comunicaciones son un derecho de toda la sociedad porque achican las brechas sociales, permiten la democratización de las relaciones internas, y son parte integradora de un proyecto de país, no nos olvidamos de los derechos de los trabajadores". Y recordó no sólo la lucha que llevaron adelante para evitar los despidos o por un reajuste salarial del 30 por ciento, conseguido el año pasado, sino también cuando lograron que todos los pasantes sean parte de la planta permanente en ambas empresas.

El actual conflicto comenzó el viernes pasado con paros parciales en la Capital Federal para reclamar el aumento del 25 por ciento en su salario básico, después de finalizada una conciliación obligatoria dictada a raíz de una medida de fuerza anterior y como consecuencia de que las empresas no respetaran el acuerdo de discutir salarios en agosto. La situación se agravó cuando los sindicatos del interior se plegaron a la medida, convirtiéndola en un paro nacional con estado de asamblea permanente, lo que significa que los trabajadores permanecen en sus lugares de trabajo.

Los servicios que están afectados son todos los de atención personal. Ya sea 110, la guía telefónica, 112 atención al usuario, 114 servicio de reparaciones, así como también el servicio de operador internacional y el servicio domiciliario de reparaciones. Están cerradas las oficinas comerciales y no funciona nada que deba tener personal de atención. Lo que sí funciona es el servicio automático, que se controla desde los centros de supervisión nacional. "El único problema podría generarse si el servicio llegara a tener defectos, ya que no podría ser reparado, y eso es lo que las empresas tratan de presentar como un caos", explicó Sergio Sosto, secretario de prensa del sindicato telefónico.

"Las empresas vienen diciendo que no tenían dinero para los aumentos salariales. Por eso firmaron el acta con un año de plazo para resolverlo. Y es gracioso, porque en el mismo período que transcurría ese año de espera compraron MOVICOM, la principal empresa de telefonía celular del país. Esta compra les salió varios miles de aumentos como el que estamos reclamando" , sostuvo Sosto, quien además explicó: "Telecom reestructuró 4 mil millones de dólares de deuda y salió del default. Es decir, deuda con ella misma a través de la France Telecom, en su momento, Telecom Italia hoy. Tanto Telefónica como Telecom pagan millones de gerenciamiento, ¿y quién es la gerenciadora de Telefónica de Argentina? Telefónica de España, o sea, ellos mismos. Se autogerencian y giran 68 millones de dólares más al exterior en concepto de gastos de gerenciamiento".

Según el dirigente gremial, "lo único que está regulado es el pulso telefónico, todos los demás servicios están desregulados: telefonía celular, banda ancha, etc. Han eliminado las bonificaciones en las tarifas para una serie de sectores, es decir, el aumento de tarifas lo han dado y ahora quieren el pulso. Por eso están negando el aumento salarial, para convertirnos en rehenes de eso. Mejor dicho, convertirnos a nosotros, los trabajadores en responsables de esto y a los usuarios en rehenes".

Una historia de luchas

FOETRA Buenos Aires es un sindicato con una larga trayectoria de lucha y con una concepción sindical que en 1999 los llevó a abandonar la Federación nacional "por profundas diferencias éticas y políticas relacionadas con la función que deben cumplir los sindicatos y sus dirigentes, como así también con los criterios de administración del patrimonio de los trabajadores", explicó a ACTA Claudio Marín. Y, para mencionar sólo algunos hechos de la historia reciente, basta recordar la resistencia de los telefónicos al golpe militar del ’76 y a la política de la dictadura que dejó un saldo de miles de trabajadores telefónicos cesanteados y 46 desaparecidos.

Con la recuperación de la democracia generaron propuestas con dos prioridades que hoy siguen sosteniendo: la defensa de los trabajadores y de las comunicaciones como un derecho social, y su oposición tenaz a la privatización de la vieja ENTEL, comandada por María Julia Alsogaray quien ordenó intervenir los puestos de trabajo con las fuerzas de seguridad.

Solidaridad del CePETel

El Centro de Profesionales de Telecomunicaciones (CePETel-CTA) acercó su solidaridad a los trabajadores telefónicos a través de un comunicado de prensa. "Auguramos el pronto éxito en su lucha y bregamos por el pleno ejercicio de la libertad sindical", expresaron los integrantes de dicha organización gremial.

Asimismo informaron allí que, según estudios propios, la empresa Telefónica "está en condiciones de aumentar en un 35% todos los sueldos, con sólo volver a invertir el 17% de las ventas netas que se pagó en salarios, como lo hacía en 1996". Además, explicaron que dicha empresa podría aumentar en un 34% todos los salarios "con sólo dejar de pagar el gerenciamiento a su casa matriz (68 millones de pesos previstos durante este año) e incorporarlo a los sueldos".

Por otra parte, el CePETel informó que también Telecom está en condiciones de dar aumento. "Con sólo volver a invertir el 23% de las ventas netas que se pagó en salarios como lo hacía en 1996 la empresa podría aumentar nuestros salarios", indicaron.