¡Por una Aerolíneas 100% estatal! ¡Que Marsans pague sus deudas!

0
104

Apoyamos que Aerolíneas Argentinas y Austral pasen a manos del Estado, pero no de la forma en que se llevará a cabo. No aceptamos que estas compañías sean "compradas" al grupo español Marsans, que profundizó el vaciamiento que inició Iberia. Exigimos su expropiación sin pagar un solo centavo y sin asumir la deuda, estimada en unos 900 millones de dólares, que debe ser pagada íntegramente por Marsans.

El Congreso aprobó la reestatización de Aerolíneas y Austral, tras un trámite parlamentario menos turbulento del previsto.

El gobierno de Cristina Kirchner debió aceptar algunos cambios sustanciales en su proyecto original, dada su debilidad política actual. La clase dominante tampoco podía andarse con frivolidades en este asunto. Aerolíneas y Austral manejan el 80% del transporte aéreo interno (cabotaje) y, aunque deficitarias, las necesitan funcionando a cualquier costo, aunque sea bajo el control estatal. Por eso los legisladores oficialistas "procampo" se alinearon esta vez con el gobierno votando la ley.

Por supuesto, apoyamos el pase de estas compañías a manos del Estado, pero no de la forma en que se llevará a cabo.

No aceptamos que las compañías sean "compradas" al grupo español Marsans, que profundizó el vaciamiento que inició Iberia. Exigimos la expropiación de las compañías sin pagar un solo centavo y sin asumir la deuda, estimada en unos 900 millones de dólares, que debe ser pagada íntegramente por Marsans.

Las compañías serán valuadas por el Tribunal de Tasaciones de la Nación, y dicha valuación deberá ser confirmada por el Congreso. En ese caso, los sindicatos y trabajadores de Aerolíneas y Austral deberían iniciar una campaña nacional exigiendo una compra por valor $0. Debemos añadir que desde el inicio de la intervención sobre Aerolíneas y Austral, el 8 de julio, el Estado aportó unos $350 millones para atender los gatos operativos de las empresas.

Es escandaloso el desparpajo y la arrogancia de los capitalistas españoles que, no contentos con haber dejado quebrada Aerolíneas Argentinas, aún exigen al gobierno que le paguen por ella: "Si el precio al que nos quieren comprar no nos conforma, no vendemos. Se puede vender a otro privado, o tratar de que funcione, o directamente cerrarla" (Clarín, 2 septiembre).

A estos empresarios sin escrúpulos debemos responderles con contundencia. Con nuestras fuentes de trabajo no se juega ni con los servicios públicos que están para atender las necesidades sociales, y no las ganancias de unos granujas.

Por eso tampoco aceptamos que la ley permita el ingreso de empresarios privados a las compañías, hasta el 49,99% del capital. Aerolíneas Argentinas y Austral deben ser 100% de capital público y estar bajo el control de sus trabajadores para asegurar un servicio público de excelencia y evitar un empeoramiento de las condiciones laborales, abaratando costos, bajo la excusa de que las compañías no son rentables.

Sí a la reestatización de Aerolíneas, pero 100% estatal y bajo el control de sus trabajadores.
-Ningún despido, ni pérdida de derechos laborales conquistados.
-Ni un centavo a Marsans. Que Marsans se haga cargo de los 890 millones de dólares de deudas.