Por un sindicato del subte antiburocrático, combativo y clasista

0
80

Los trabajadores del Subte han tomado una serie de medidas de fuerza que incluyeron el paro total del servicio como también el levantamiento de los molinetes. Estas medidas fueron discutidas y decididas en asamblea de trabajadores ante la provocación constante de la burocracia de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y la empresa Metrovías quienes buscan evitar el reconocimiento de la Asociación Gremial de los trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) que cuenta con el apoyo de todas las líneas.

Recientemente, los trabajadores del Subte han tomado una serie de medidas de fuerza que incluyeron el paro total del servicio como también el levantamiento de los molinetes. Estas medidas fueron discutidas y decididas en asamblea de trabajadores ante la provocación constante de la burocracia de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y la empresa Metrovías quienes buscan evitar el reconocimiento de la Asociación Gremial de los trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) que cuenta con el apoyo de todas las líneas.

Desde la Corriente Socialista El Militante expresamos nuestro total apoyo a las medidas tomadas por los trabajadores y trabajadoras del Subterráneo tendientes a  alcanzar la plena democracia sindical y formar un sindicato antiburocrático, combativo y clasista.

El total acatamiento a las medidas decididas por el conjunto de los compañeros del Subte demuestra claramente que los trabajadores responden al nuevo sindicato y no a la UTA.

Cosa que el ministerio de Trabajo del gobierno kirchnerista, se niega a reconocer mostrándonos la estrecha alianza entre la Casa Rosada y lo mas rancio de la burocracia sindical cegetista y con el grupo económico Roggio, dueño de Metrovías, quien montó un imperio haciendo suculentos negociados de la mano de la ultima dictadura militar y que el 1ro de enero de 1994, en medio de una licitación escandalosa, tomara el control de los subterráneos públicos.

Hasta el día de la fecha el grupo Roggio ha recibido millonarios favores de todos los gobiernos.

Los subsidios entregados a la empresa Metrovías en 2008 ascendieron a $ 482 millones de pesos y se espera que en 2009 reciba unos $ 586 millones a pesar del constante incumplimiento de contratos y el pésimo servicio.

El diablo metió la cola

Si algo han expresado unánimemente los compañeros del subte es su rechazo total a la UTA y sus métodos antidemocráticos, algo que ya ha asumido la empresa, la burocracia y el gobierno.

Es por eso que han cambiado la táctica para intentar quebrar la sólida unidad de los trabajadores, cuyo sindicato es un ejemplo para toda nuestra clase.

Es en este contexto que el diablo ha decidido meter la cola y hacer entrar en escena a "La Fraternidad" (Sindicato de maquinistas de trenes de la Republica Argentina) que también responde a la burocracia de la CGT.

Es claro que la empresa en complicidad con el gobierno y la CGT buscan afiliar a los maquinistas del Subte a "La Fraternidad" ofreciendo mejores condiciones salariales para crear una "aristocracia obrera" y separar a los maquinistas del resto de sus compañeros.

Buscan así debilitar la organización y boicotear las legítimas medidas de fuerza utilizando a los maquinistas como ariete.

En este sentido los trabajadores del Subte, correctamente, han manifestado en varios medios que tienen en claro el modelo sindical que ellos defienden.

Un modelo sindical basado en asambleas donde los trabajadores decidan por sí mismos y que  promueva la libertad de todas las opiniones y posiciones que expresen los intereses de los trabajadores en contraposición a la burocracia verticalista, autoritaria y patotera que funciona como policía del patrón impulsada por los dirigentes de la UTA y La Fraternidad.