Nueva reforma laboral

0
134

Allá, a principios de año, cuando el gobierno de Kirchner anuló las reformas de la ley Banelco, los trabajadores pensamos que era un paso adelante en nuestra lucha. Pero en la práctica no fue otra cosa que un nuevo espejismo de este capitalismo salvaje que nos sumerge día a día en la miseria a las masas.

¿A beneficio de quién?

Allá, a principios de año, cuando el gobierno de Kirchner anuló las reformas de la ley Banelco, los trabajadores pensamos que era un paso adelante en nuestra lucha. Pero en la práctica no fue otra cosa que un nuevo espejismo de este capitalismo salvaje que nos sumerge día a día en la miseria a las masas. Las leyes 11729 (la de indemnización por despido), la 11646 (del sábado inglés), por nombrar algunas, siguen siendo pisoteadas. Las empresas continúan tomando personal por agencias de empleo temporal, en donde los llegan a tener hasta años trabajando en esta condición (sin efectivización, sin vacaciones, sin beneficios de personal efectivo, pudiendo rescindirles el contrato en cualquier momento sin indemnización); o bien, se los contrata por el período de 90 días de prueba y se les rescinde el contrato días antes de cumplirse el vínculo, sin preaviso y amparados por la ley . De esta manera las empresas mantienen constantemente personal temporario esclavo atemorizado y forzando enfrentamientos entre el personal que ya está efectivo (utilizado como fuerza de choque) y el personal temporal. Las patronales, por otra parte, lejos de defender a los trabajadores, imponen delegados que no son votados por los trabajadores y menos, los representan.. Solo la unión de los trabajadores, de los movimientos de desocupados, de todas las izquierdas y un verdadero sindicalismo activo y con capacidad de huelga puede lograr dar un vuelco a esta situación y conseguir una victoria en la lucha por la liberación.