Los trabajadores de la Filarmónica Nacional de Venezuela hacen historia

0
92

Desde finales de abril, los trabajadores de la Fundación Orquesta Filarmónica Nacional (FOFN) están haciendo historia en el campo de la lucha sindical en Venezuela. Con la legalización de su sindicato, SUMTRAFOFN, y su participación como parte de laclase en la marcha del 1º de Mayo pasado, estos trabajadores son un reflejo de la actual coyuntura de la lucha de clases en el marco de la revolución venezolana. Pero mientras se dan estos pasos, los directores de esta fundación agudizan su campaña de atae ataques a los directivos de SUMTRAFOFN y de intimidación a los demás trabajadores y en contra del sindicato.

Legalizan primer sindicato de trabajadores de orquesta sinfónica mientras la dirección agudiza campaña antisindical

Desde finales de abril, los trabajadores de la Fundación Orquesta Filarmónica Nacional (FOFN) están haciendo historia en el campo de la lucha sindical en Venezuela. Con la legalización de su sindicato, SUMTRAFOFN, y su participación como parte de la clase en la marcha del 1º de Mayo pasado, estos trabajadores son un reflejo de la actual coyuntura de la lucha de clases en el marco de la revolución venezolana. Pero mientras se dan estos pasos, los directores de esta fundación agudizan su campaña de ataques a los directivos de SUMTRAFOFN y de intimidación a los demás trabajadores y en contra del sindicato.

El sindicato: Una discusión con antecedentes

Hace ya más de un año, varios trabajadores de la Orquesta Filarmónica Nacional (OFN) se habían planteado la necesidad de organizarse sindicalmente para luchar por mejoras salariales y actuar en contra de los abusos de la dirección. En esos momentos, en la directiva de la fundación se encontraba una Junta Interventora, a cuya cabeza estaba el Lic. Freddy Sánchez, egresado del Pedagógico como Profesor mención Biología, junto a la Lic. Fanny Novoa. Mostrando un completo desprecio hacia los trabajadores, especialmente contra los músicos, los cuatro años que duró esta Junta Interventora estuvieron marcados por grandes retardos en el pago de los salarios, un estancamiento de los mismos, falta de mejoras generales e incumplimiento de pagos al personal, especialmente a los jubilados, entre otros.

La remoción de esta Junta Interventora y la designación de una colega de la orquesta, la Prof. Alba Quintanilla, calmó los ánimos ante la expectativa que creaba estar bajo la dirección de una compañera trabajadora. Si bien el trabajo en la orquesta especialmente tomó rápidamente una dinámica positiva y laboralmente se dieron grandes avances con el reconocimiento del trabajo de varios trabajadores subpagados y sobreexplotados, la labor de zapa que adelantaron los sectores contrarrevolucionarios de derecha que hacen vida en la orquesta y la falta de confianza que tuvo esta directiva en los trabajadores, para impulsar su organización y participación, finalmente allanaron el camino para que la campaña de difamación tuviera éxito. A finales de enero era removida la Prof. Quintanilla de su cargo, en medio de rumores difamatorios y un ataque frontal a los trabajadores cuya situación laboral había sido regularizada.

Sin embargo, el proyecto sindical ya estaba en marcha gracias a una vanguardia que había decidido no dejarse demorar más de lo necesario ante el sabotaje de un reducido grupo de “meritócratas” (esa derecha reaccionaria que donde está intenta frenar el proceso revolucionario con argumentos formales para mantener el status quo y sus privilegios) que habían logrado paralizar a una parte de los trabajadores, a quienes sistemáticamente atemorizan para evitar que se afilien al sindicato. Afortunadamente, la inconsistencia de sus argumentos y la elevación del nivel de conciencia de los trabajadores ha empezado a debilitarlos y nuevas afiliaciones están llegando para fortalecer esta organización.

La campaña antisindical y el acoso a directivos de SUMTRAFOFN

La llegada del actual presidente encargado, Prof. Jaime Martínez, quien entre otros cargos también desempeña el de Director General Sectorial de Artes Auditivas del CONAC, generó numerosas expectativas, a pesar de las molestias que causaba en un sector importante de trabajadores la remoción de la Prof. Quintanilla. Su cercanía a las altas autoridades del CONAC y del Ministerio de la Cultura parecía ofrecer una ventaja para la obtención de varias mejoras presupuestarias y de recuperar espacios para la OFN.

Sin embargo, a pesar de las promesas iniciales de mejoras salariales y aumento de beneficios tanto reivindicativos como de participación, los trabajadores de esta orquesta lo único que han visto aumentar ha sido la cantidad y cambios arbitrarios de horarios de trabajo, y un apoyo a ese sector “meritócrata” y reaccionario que quiere aplastar el avance que han tenido los trabajadores de la fundación. Más aún, lo que se ha visto es una constante campaña de acoso a varios directivos del sindicato y de intentos de desconocer a SUMTRAFOFN.

En las primeras semanas de la llegada del presidente encargado, dos de los directivos del sindicato (los secretarios de organización y de reclamos) recibieron amonestaciones escritas por causas poco justificables y que reflejaban el inicio de una campaña antisindical y de intimidación a los directivos de SUMTRAFOFN. Todo esto contrasta con el trato recibido por los elementos reaccionarios que hacen vida en dicha institución, donde reposeros y saboteadores (de eventos como el Homenaje a Alí Primera recientemente realizado), han sido defendidos incluso ante denuncias de miembros de la Junta Directiva.

Toda esta situación ha ido codo a codo con los intentos de frenar cualquier iniciativa de diálogo por parte de estos camaradas y utilizar los espacios de la orquesta para mantener informados al resto de los trabajadores de las actividades y propuestas que tienen. Ninguna de las cartas y solicitudes que han introducido ha sido contestada formalmente, en un claro intento por desconocer al sindicato e intimidar a los trabajadores. Adicionalmente, dado que uno de los directivos del sindicato entró a la orquesta por cumplimiento de la LOT, tras tener mucho tiempo ejerciendo funciones pero pagado como pasante, y no por “audiciones”, la amenaza actual del director es que estos casos en los que la directiva anterior les ha reconocido sus situación laboral, van a ser revisados y tomadas las “medidas correctivas necesarias”. Una postura bien formal y burocrática, como la que signa la campaña dentro de PDVSA para despedir a los trabajadores héroes de la contingencia de 2002-2003.

Uno de los últimos intentos de introducir contrarreformas en la fundación fue un comunicado de principios de mes donde el administrador anunciaba la eliminación del beneficio del pago de ticket canasta durante los permisos remunerados, en particular los permisos médicos. Frente a este intento de quitar beneficios a los trabajadores, los camaradas de SUMTRAFOFN actuaron rápidamente, elaborando un oficio donde con argumentos legales dejaron claro cómo esta medida era completamente ilegal. Dicha comunicación no sólo fue enviada al Prof. Martínez en su papel de presidente encargado de la FOFN, sino a toda la Junta Directiva.

Luego de una reunión de Directiva de la Fundación, se anunció el retroceso en esta medida, pero donde ha dejado clara su intención de pretender desconocer el papel desempeñado por los camaradas del sindicato y con un discurso marcado por un tono claramente antisindical con intimidación y amenazas a los trabajadores. Incluso se ha llegado a afirmar públicamente que la Directiva de la fundación sólo reconoce como intermediario de los reclamos laborales al recientemente elegido Delegado de la Orquesta. Más allá de la ilegalidad y característica contrarrevolucionaria de la posición por antidemocrática y antiobrera, y si bien el cargo mencionado se trata de uno con características sindicales, no goza de fuero sindical ni de ninguna protección de la ley, por lo que su accionar se ve seriamente limitado ya que puede ser aprovechado fácilmente por un director con características como las que estamos criticando.

Burócratas y reformistas: Principales palancas de la contrarrevolución

Esto que viven los camaradas de la FOFN no es sino una manifestación más de los enfrentamientos que se vienen desarrollando no solo en FOFN entre trabajadores y directivos gubernamentales con boinas pintadas de rojo pero con un corazón bien de oposición, sino en muchos organismos públicos. Oposición que apoyándose en principio en la burocracia del Estado y en los reformistas (y en muchos casos también en grupitos de corte ultraizquierdista que, como ha sucedido recientemente en la UBV, terminan girando a la derecha y sirviéndo a la contrarrevolución), hacen un trabajado de termitas, corroyendo las estructuras que directamente no pueden controlar, para destruirlas, paralizarlas y desmoralizar a las bases del movimiento bolivariano.

Esta situación en concreto tiene que ser enfrentada con métodos de clase: de consulta, participación y movilización permanente, donde el poder de decisión sea de los trabajadores en Asamblea y esto desarrollado en un espíritu de unidad dentro de cada espacio de trabajo en particular y dentro del desarrollo de una política unitaria de todos los trabajadores y de sus organizaciones identificadas con la necesidad de fortalecer el proceso revolucionario mediante la toma de medidas a todos los niveles que permitan que el poder sea ejercido en todo momento y lugar por los principales actores de la revolución, como somos los trabajadores y el pueblo en general, y donde los funcionarios públicos del nivel que sean, ejerzan sus cargos como voceros u ejecutores de las decisiones tomadas en las bases organizadas de la revolución.

Como explicaba Marx en su obra La Guerra Civil en Francia, el Estado del viejo orden no puede ser utilizado por la revolución para cumplir sus objetivos sino que debe ser destruido para ser reemplazado por otro, por un Estado obrero, basado en asambleas de delegados elegibles y revocables en todo momento a nivel local, municipal, regional y nacional. Esta estructura de Estado actual, llamado popularmente el Estado de la IV República, es un Estado burgués y miles de hilos lo unen a la clase dominante y al imperialismo. Funcionarios medios que ganan más de dos veces el salario de un obrero calificado, más de cuatro veces el salario de un obrero medio y por lo menos seis veces el salario mínimo son incapaces de comprender la situación por la que atravesamos los trabajadores, tanto manuales como intelectuales del campo y la ciudad. Sus niveles de vida, ubicados en el 1% más altos de la población laboral activa, los desarraiga completamente del resto de la clase.

Los primeros pasos hacia una transformación revolucionaria de las estructuras de la FOFN choca frontalmente contra las pretensiones de quienes, como buenos burócratas y reformistas, pretenden hacer “revolución” respetando viejos “códigos”. Con argumentos formales y con una incomprensión total de lo que es una revolución, son una palanca de apoyo y fuerza para la labor de zapa de la contrarrevolución.

¡Por el respeto a las libertades sindicales y los derechos de los trabajadores!

¡Elegibilidad y revocabilidad de todos los funcionarios y cargos directivos!

¡Ningún funcionario o cargo directivo puede tener un salario mayor al de un obrero calificado!

¡Fuera los reformistas y burócratas, principales palancas de la contrarrevolución!

Envía tus saludos de solidaridad a los camaradas de este sindicato, escribiendo a sumtrafofn@yahoo.es