Librería marxista

La Revolución Permanente - León Trotsky

$400

La Revolución Permanente - León Trotsky Image

La teoría de la revolución permanente fue la respuesta más acabada a las posturas reformistas y de colaboración de clase del ala de derecha del movimiento obrero ruso, los mencheviques. La teoría de las dos etapas fue desarrollada por los mencheviques como su perspectiva de la Revolución Rusa. Esta teoría afirma básicamente que como las tareas de la revolución son las de la revolución nacional democrático-burguesa, no se puede cuestionar el papel dirigente de la burguesía nacional en la revolución. Por su parte, Lenin estaba de acuerdo con Trotsky en que los liberales rusos no podían llevar adelante la revolución democrático-burguesa y que esta tarea sólo la podía realizar el proletariado en una alianza con el campesino pobre. Siguiendo los pasos de Marx, quien calificó al «partido democrático» burgués como «más peligroso para los trabajadores que los antiguos liberales», Lenin explicó que la burguesía rusa, lejos de ser una aliada de los trabajadores, inevitablemente se situaría al lado de la contrarevolución.

La Revolución Permanente - León Trotsky

$400

La Revolución Permanente - León Trotsky Image

La teoría de la revolución permanente fue la respuesta más acabada a las posturas reformistas y de colaboración de clase del ala de derecha del movimiento obrero ruso, los mencheviques. La teoría de las dos etapas fue desarrollada por los mencheviques como su perspectiva de la Revolución Rusa. Esta teoría afirma básicamente que como las tareas de la revolución son las de la revolución nacional democrático-burguesa, no se puede cuestionar el papel dirigente de la burguesía nacional en la revolución. Por su parte, Lenin estaba de acuerdo con Trotsky en que los liberales rusos no podían llevar adelante la revolución democrático-burguesa y que esta tarea sólo la podía realizar el proletariado en una alianza con el campesino pobre. Siguiendo los pasos de Marx, quien calificó al «partido democrático» burgués como «más peligroso para los trabajadores que los antiguos liberales», Lenin explicó que la burguesía rusa, lejos de ser una aliada de los trabajadores, inevitablemente se situaría al lado de la contrarevolución.