La Mutual Sentimiento alerta

0
94

Durante todos estos años de lucha contra el neoliberalismo nos construimos como organización social por los derechos humanos y el derecho de los pueblos; debimos enfrentar la mezquindad y la insensibilidad de los funcionarios de turno que pretendíandesalojarnos de nuestra sede en su afán de vender hasta la última joya de la abuela. La Asociacion Mutual Sentimiento, fue fundada en 1998 por un grupo de expresos políticos y sobrevivientes de la última dictadura militar. En 1999 el estado Nacional a través del ENABIEF, hoy ONABE otorgo en concesión gratuita a nuestra entidad un sector del edificio de Av. Federico Lacroze 4181 de la CABA, desde el cual brindamos ininterrumpidamente servicios y ayuda solidaria en Salud, Educación, Cultura Producción y Empleo: Hoy contamos con 5.000 asociados, atendemos 80 niñas y niños en la Juegoteca Barrial” Sentimiento”, contamos con una radio comunitaria FM 99.3MHZ donde muchos jóvenes dan sus primeros pasos en la comunicación social. En el Centro de Abastecimiento“El Galpón” 200 familias productoras de todo el país, ofrecen a los consumidores asociados sus producciones sin agro tóxicos y a precio justo.

Durante todos estos años de lucha contra el neoliberalismo nos construimos como organización social por los derechos humanos y el derecho de los pueblos; debimos enfrentar la mezquindad y la insensibilidad de los funcionarios de turno que pretendían desalojarnos de nuestra sede en su afán de vender hasta la última joya de la abuela.

Hoy debemos alertar a nuestro pueblo sobre las señales negativas que desde algunos despachos nacionales, se envían a las ONG y en particular a la nuestra que recibió un inmueble abandonado durante años por el Estado, en pésimas condiciones, que supimos recuperar con el esfuerzo solidario de nuestro pueblo.

Que la actual reactivación no sea pretexto para “reactivar” las viejas políticas de entrega a los poderosos económicamente, para excluir y negar los derechos de los que todos los días hacen andar las ruedas de las historia.

Que los negocios no manden más que la gente y que la democracia no vuelva a ser una caja vacía custodiada por vallas policiales. Por ello exigimos el respeto y el apoyo gubernamental al trabajo de las organizaciones del pueblo que sin fines de lucro han dado lo mejor de si en todos estos años y que sin duda crean valores de justicia y equidad social sustentados en una fe inquebrantable en el futuro de la humanidad.

CONSEJO DIRECTIVO –Buenos Aires 5 de marzo de 2008-