La Ley Habilitante debe ser utilizada para expropiar a los capitalistas y acabar con el Estado burgués

0
177

En todos los medios de comunicación capitalistas en todo el mundo la aprobación de la ley habilitarte el 1 de febrero ha redoblado la campaña mediática contra el presidente de la republica tachándolo como dictador, o que va camino del autoritarismo.El cinismo de los medios de comunicación burgueses no tiene límite.

Venezuela

En todos los medios de comunicación capitalistas en todo el mundo la aprobación de la ley habilitarte el 1 de febrero ha redoblado la campaña mediática contra el presidente de la republica tachándolo como dictador, o que va camino del autoritarismo. El cinismo de los medios de comunicación burgueses no tiene límite. La Asamblea Nacional delegó importantes poderes al Presidente Hugo Chávez por un periodo de 18 meses, para legislar en once materias. En esta oportunidad es totalmente diferente a las dos veces anteriores que se le han otorgado a Carlos Andrés Pérez, y a Jaime Lusinchi en el periodo de la IV república.

Esta ley otorgada a Chávez se produce en una nueva situación política. La cuestión fundamental es que ya no estamos en aquel periodo, donde la reacción controlaba absolutamente todo y utilizaba esas leyes contra la gran mayoría del pueblo. Nos encontramos en una etapa cualitativamente muy distinta. Las masas han salido de su letargo. Despertaron a la vida política, toman el destino en sus manos y se rompe aquella vieja idea "unos nacieron para gobernar y otros para ser gobernados". Ellos quieren cambiar esta sociedad de miseria, hambre, pobreza, anárquica y violenta. Por una sin opresión y explotación. En una palabra estamos en una revolución. La cual ciertamente a pasado por diferentes transes, pero sin duda las pasadas elecciones del 3 de diciembre marco un punto de inflexión. En las mismas los trabajadores y el pueblo han votado no solo por Chávez, sino para terminar con el capitalismo (la causa de todos nuestros males sociales) construyendo el socialismo.

Luego de las elecciones presidenciales donde los revolucionarios le dimos una derrota aplastante a la contrarrevolución, asistimos a una nueva fase revolucionaria. La gran mayoría de la población Venezolana siente esta victoria como gigantesca, cosa totalmente correcta, que la da más confianza en sus propias fuerzas animándola a seguir adelante. Y por el contrario la oposición con su base social esta desmoralizada. Esto indica el momento preciso para asestar el golpe definitivo a la oligarquía, y acabar de una vez por todas con su sistema de explotación.

Estamos presenciando un periodo en el cual se mantiene el ascenso de la participación de las masas en la política, y la burocracia cada vez más débil aunque no muerta. Esto lo vemos en la gran cantidad de actos y eventos públicos, de numerosas organizaciones revolucionarias de base, ya sean sindicatos, comunales, universitarias, etc., para discutir sobre la construcción del PSUV y el socialismo. Justamente el momento crucial de la revolución. Donde se intensificarán las contradicciones en los meses siguientes, entre esa capa de quintas columnas que esconden privilegios bajo el manto del estado, y las masas de obreros, campesinos y jóvenes que luchan por llevar el proceso hasta el final en la construcción del verdadero socialismo del siglo XXI. En otras palabras la agudización de la lucha entre reforma o revolución, que se dará a todos los niveles, como de hecho ya esta empezando.

El presidente Hugo Chávez lanzo los cinco ejes estratégicos en pro de luchar contra burocracia, y profundizar la revolución. 1) La ley habilitante, 2) la reforma constitucional, 3) Moral y Luces (educación socialista), 4) la nueva geometría del poder y 5) la explosión del poder comunal.

Ya se puso en marcha el primero de los motores, la cual consiste en darle al presidente poderes especiales para legislar sobre distintos ámbitos. Esto se da en medio de un giro a la izquierda por parte de Chávez, a diferencia de ocasiones anteriores a los cuartos republicanos quienes se caracterizan por su subordinación a los intereses del imperialismo, es decir, del capital financiero internacional, acosta de la miseria de muchos. Anunciando la nacionalización del sector eléctrico, la Electricidad de Caracas, con todas su filiales. Como también el sector de las telecomunicaciones. Además de la no renovación al canal privado RCTV, que simplemente funciona como la voz de la reacción y sus expresiones xenófobas, y fascistas. Que en todo momento ha llamado a todo tipo de acciones contrarrevolucionaria, reflejando claramente los intereses de la clase dominante. Porque ese canal privado y otros mas, son los canales de la Burguesía.

La clase dominante local y sus aliados internacionales ya están hablando sobre la dictadura del tirano Chávez ¡esta gente da vergüenza! Ellos simplemente están preocupados, pero muy preocupados porque ven en peligro todos sus privilegios y riquezas, que construyeron a base de sangre y fuego. En todos los países capitalistas del mundo ¿Cuántos dirigentes sindicales, campesinos, estudiantiles y populares no son perseguidos? ¿A cuantas organizaciones de izquierdas que por defender derechos mínimos para los que no tienen nada, o los que se defienden de las políticas de los privilegiados contra la mayoría acusan de terroristas, y las ilegalizan? ¡¡¡La fraseología de todos estos "señores y señoras" apesta!!! ¡¡¡Son ellos los que tienen la dictadura del capital monopolista en todo el mundo!!! La causa de tanta guerra y conflictos mundiales.

Todas estas medidas representan serios peligros para los capitalistas ¡basta con leer la prensa burguesa! Estas series de decisiones claramente van en la dirección correcta, es decir en beneficio de los trabajadores y los pobres venezolanos, por eso toda la alharaca de los medios de comunicación sobre el carácter autoritario de la ley habilitante y de todas la medidas que propone el Presidente Chávez.

Los marxistas siempre hemos defendido la idea de usar todas las herramientas a nuestro alcance, que nos brinda el podrido estado burgués capitalista, en aras de defender los intereses de la clase obrera y del resto de las capas oprimidas. Aunque la victoria decisiva esta fuera de dichas instituciones y organismos. La victoria final será con las masas obreras, campesinas y jóvenes en las fábricas, en el campo y en las calles.

Tiene Chávez un enorme instrumento en sus manos para hacer avanzar a los trabajadores, el pueblo y la revolución bolivariana. La ley habilitante debe ser utilizado para nacionalizar las grandes empresas (monopolios), la tierra (en su mayor parte aun en manos de los terratenientes, o como dicen nuestros campesinos "los tierracogientes") y banca. Ponerla a funcionar bajo el control de los trabajadores junto al resto del pueblo.

Actualmente se esta desarrollando una lucha importante del movimiento obrero venezolano. En la ciudad de Maracay, los trabajadores de la fábrica Sanitarios Maracay producto de la arrogancia y atropello del patrón, de negarles a los trabajadores sus derechos laborales (Mejores salarios, convenio colectivo, seguridad laboral, etc.,) incluso rompiendo un acuerdo ya firmado con el ministerio del trabajo (irrespetando hasta las propias leyes hechas por ellos mismos, los capitalistas), y cerrando la planta, lo obreros en asamblea revolucionaria decidieron no solo tomarla, sino ponerla a producir bajo control obrero. Están demostrando en la práctica que si pueden administrar la empresa ¿entonces no pueden administrar todo el conjunto de la economía? Han roto el secreto empresarial, donde se esconden todas las excusas para las medidas antiobreras. No solo es un saboteo contra quienes laboran ahí, también lo es para la revolución. Cerrar empresas les es más beneficioso, y dejar en la calle padres y madres de familia. Creando mas desempleo lo que origina la pobreza, y de ahí todas las demás epidemias del capitalismo (drogas, delincuencia, etc.). Para luego usarlo de manera demagógica como argumento contra la revolución. Estos poderes conferidos al presidente Hugo Chávez, deben servir entre otras cosas para nacionalizar bajo control obrero a Sanitarios Maracay, contra el ataque de los capitalistas.

Estos trabajadores han hecho concentraciones y marchas, para exigir al gobierno revolucionario que la expropie. Que pase a manos del estado bajo el control obrero. Serviría como una fuente de inspiración, y desencadenaría un movimiento que para los burócratas y contrarrevolucionarios seria muy difícil detener. Daría otro fuerte impulso a la revolución socialista. Por la construcción de un estado obrero socialista.

Por un lado la burguesía y la burocracia están cada vez más débiles. Por el otro los obreros siguen sin tener un verdadera dirección que logre unificarla y fortalecerla (la UNT que agrupa a lo mejor del movimiento obrero sigue divida), para arrastrar a los campesinos, jóvenes y comunidades. Ponerlos al frente de la revolución, para derrocar el orden social actual y completar dando el paso final. Destruyendo el aparato edificado por la oligarquía, y que el poder político y económico ya no sea un privilegio. Que este al servicio de toda la sociedad y no de una minoría.

Una victoria definitiva sobre el capitalismo en Venezuela, cambiaria radicalmente el panorama mundial. Girando fuertemente la correlaciones de fuerza a favor del socialismo.